Sobrevivir a la sequía y el desplazamiento en Etiopía

Muchas personas como Habodo viven en pequeños asentamientos tras haberse visto obligadas a abandonar sus hogares en busca de agua y comida después de que su ganado muriese.
Muchas personas como Habodo viven en pequeños asentamientos tras haberse visto obligadas a abandonar sus hogares en busca de agua y comida después de que su ganado muriese.

Una devastadora sequía está provocando la peor crisis alimentaria que haya sacudido Etiopía en los últimos 30 años, con millones de personas en riesgo de padecer hambre y enfermedades. El Gobierno etíope estima que 10,2 millones de personas necesitarán ayuda humanitaria a lo largo de 2016.

Desde Oxfam estamos proporcionando asistencia a más de 160.000 personas en tres de las áreas afectadas suministrando agua mediante camiones cisterna, reparando pozos y fuentes, y distribuyendo alimento para el ganado. El suministro de agua apta para el consumo durante una crisis alimentaria es crucial para que las personas puedan beber, cocinar y cuidar su higiene.

Muchas personas como Habodo (en la imagen superior) viven en pequeños asentamientos tras haberse visto obligadas a abandonar sus hogares en busca de agua y comida después de que su ganado muriese.

La historia de Habodo

Habodo vive con cinco de sus siete hijos en una pequeña cabaña de madera cubierta con pieles de animales en un campamento para personas desplazadas internamente (IDP, por sus siglas en inglés) en el área de Siti, en Etiopía. 

"Nos hemos quedado aquí porque en ningún otro lugar hay agua. No podíamos llevarnos nuestra casa con nosotros, así que esto es todo lo que hemos podido traer con nosotros. El sol resulta muy molesto. Ni siquiera tenemos mantas”, nos explica.

Su cabaña está a 20 minutos a pie de la comunidad que les acoge y del tanque de agua de Oxfam. "Aquí tenemos acceso a agua sin tener que caminar durante horas para recogerla. Antes de que llegara el camión cisterna, teníamos que recorrer una gran distancia. Empezábamos a caminar a las seis de la mañana y regresábamos a casa hacia las doce del mediodía". 

Aunque el agua ayuda a Habodo y su familia a sobrevivir, la sequía sigue teniendo graves efectos en sus vidas. "Tenemos demasiado hambre, así que hemos empezado a comer cosas raras como raíces de árboles. Pero no saben bien y no nos quitan el hambre. Nos sentimos impotentes, como paralizados". 

A woman and child in Harisso IDP site, Siti Zone, Ethiopia.Howa sentada junto a su hija frente a su cabaña en el campo de desplazados internos de Harisso, en el área de Siti (Etiopía).

El 80% de la población del área de Siti, en Etiopía, depende de la cría de ganado. Más de 500.000 cabezas de ganado han muerto en la región a causa de la sequía, privando a miles de personas de ingresos. 

Howa ha perdido más de 500 animales y ahora vive en un campo de desplazados internos junto a cuatro de sus diez hijos. Su marido se ha marchado a Yibuti en busca de trabajo. Sin dinero, Howa no puede comprar nada en los mercados y tiene muchas dificultades para salir adelante. Nos cuenta: “Aquí no hay trabajo. No hay nada que hacer. Así que recojo agua y leña y recibo maíz del Programa Mundial de Alimentos”. 

Oxfam volunteers help to unload animal grain from a truck in the Siti Zone, EthiopiaVoluntarios de Oxfam ayudan a descargar pienso para animales de un camión en el área de Siti (Etiopía).

Además de suministrar agua mediante camiones cisterna, desde Oxfam ayudamos a las personas a proteger sus medios de vida mediante la distribución de pienso y ayudándoles a vender su ganado por un precio digno, así como repartiendo carne entre las familias más vulnerables. 

Ayúdanos a ayudar a más personas proporcionándoles agua apta para el consumo, alimentos y pienso para el ganado. 

 

*Se han cambiado los nombres de los niños y niñas para proteger su identidad, tal y como establece la Política de Protección de la Infancia de Oxfam.

Imágenes: Abbie Trayler-Smith/Oxfam