Desigualdad en Zambia: Cambios gracias al cultivo de la banana

Faith with her banana harvest in Chiawa, Zambia
Faith, ideóloga del proyecto, junto a su cultivo de bananas en Chiawa (Zambia) donde vive con su marido y sus seis hijos.

Zambia es una de las diez economías mundiales que más rápidamente está creciendo. Pero, a pesar de estar clasificado como un país de renta media-baja, la mayor parte de su población no se beneficia de dicho crecimiento. La tasa de pobreza se ha incrementado mientras las multinacionales se han beneficiado de tipos impositivos muy bajos.

La pobreza es extrema en las zonas rurales, donde hay pocas oportunidades laborales y los centros de salud, las escuelas y las carreteras se encuentran en precarias condiciones. Sin embargo, en un pueblo, Chiawa, un grupo de mujeres agricultoras que trabajan con Oxfam han encontrado seguridad y esperanza en el cultivo de bananas.

 

Un cultivo de alto valor

Faith, que anteriormente había trabajado en la industria del algodón, fue quien ideó el proyecto que ha recibido el apoyo de HODIS, una organización socia de Oxfam. "Las bananas tienen un buen valor de mercado. Hemos notado una gran diferencia. Ahora tenemos más dinero del que teníamos antes. (...) El efecto se ha notado en toda la comunidad. Podemos contratar a más personas. Creo que el proyecto transformará la vida de todas y cada una de las mujeres de la explotación. Muchas han comenzado a construirse casas mejores y a enviar a sus hijos e hijas al colegio", señala Faith, que en 2014 ganó un premio por su trabajo en el sector agrícola.

A banana farmer cuts some leaves off her crop, ZambiaFaith corta hojas de los bananos en su granja.

Los periodos de sequía y una errática estación de lluvias han convertido al río Zambezi, infestado de cocodrilos, en la única fuente de agua fiable. Esto ha obligado a muchos agricultores a arriesgar sus vidas a diario para poder regar sus tierras. Irene Muzukira, que también participa en el proyecto, explica qué significa depender del río: "Si vemos cocodrilos, tenemos que correr para salvar la vida. Hay que recoger el agua tan rápido como sea posible. Es como si la estuviéramos robando". La banana es un cultivo de alto valor, pero precisa de mucha agua. Oxfam proporcionó ayuda al grupo de mujeres agricultoras, primero escuchando sus necesidades y, después, invirtiendo en un sistema de riego seguro, en bombas de agua y en vallas electrificadas mediante energía solar para mantener a los animales salvajes alejados de los cultivos. Estas medidas favorecieron el cultivo y garantizaron la seguridad de las agricultoras y los agricultores.

A mother prepares her children for school before cycling to work, ZambiaIrene prepara a sus hijos para ir al colegio antes de ir en bicicleta hasta la explotación de bananas donde trabaja.

Oxfam proporciona formación y ayuda económica a las cerca de 80 mujeres que conforman el grupo de cultivo de bananas. Asimismo, ayuda a los agricultores a participar en mercados más grandes, fuera de la comunidad. Actualmente, el grupo suministra bananas (premiadas por su alta calidad) a supermercados de Lusaka, la capital, a 170 kilómetros de distancia.

Para Irene, los efectos de la desigualdad son evidentes. "Quienes han podido ir a la escuela tienen acceso a muchas cosas, como el empleo. El acceso a la educación da acceso al trabajo. Sin educación, la gente seguirá siendo pobre. ¿Desigualdad? Las personas con mucho dinero tienen muchas cosas que sus hijos pueden disfrutar. Los pobres, la mayoría, no tenemos nada".

Actúa ahora

Países como Zambia se ven privados de recursos económicos vitales que se podrían invertir en colegios, hospitales y carreteras porque las grandes multinacionales ocultan sus cuantiosos beneficios tras una inescrutable red mundial de paraísos fiscales.

Tan solo los ingresos fiscales de los que se ve privada África serían suficientes para proporcionar asistencia sanitaria y salvar las vidas de 4 millones de niños y niñas, así como para dar empleo a suficientes profesores para educar a todas las niñas y niños africanos.

Para acabar con la pobreza, debemos poner fin a los paraísos fiscales. Únete y ayúdanos a acabar con la era de los paraísos fiscales.