Brote de ébola en África Occidental

Isatu Kamara, 40, leads oxfam volunteers and the community in a song to thank Oxfam for their intervention during the Ebola outbreak. Sierra Leone, April 2015. Photo:Tommy Trenchard/Oxfam
Isatu Kamara, 40, leads oxfam volunteers and the community in a song to thank Oxfam for their intervention during the Ebola outbreak. Sierra Leone, April 2015. Photo:Tommy Trenchard/Oxfam

El 23 de marzo de 2014 se confirmó un caso de ébola en la prefectura de Gueckedou, Guinea. Con él se desató una epidemia que asoló África Occidental y se cobró 11.300 vidas, principalmente en Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Guinea. Más de 28.000 personas contrajeron la enfermedad. Liberia, con 4.800 víctimas mortales, fue el país más afectado.

Actualmente, la epidemia está remitiendo, pero aún no ha terminado. En marzo de 2015, Liberia se declaró "libre del virus del Ébola", pero, en la actualidad, cada semana aún se informa de nuevos casos en Sierra Leona y Guinea. Trabajamos con organizaciones socias y comunidades para identificar estos casos y prevenir nuevos brotes. No podemos dejar de luchar contra el virus del Ébola hasta que no haya ninguna persona infectada en África occidental.

Nuestra respuesta al virus mortal del ébola

Desde el comienzo de nuestra respuesta en mayo de 2014, desde Oxfam hemos suministrado ayuda a más de 1,4 millones de personas en los países afectados por el ébola. En Sierra Leona y Liberia, hemos proporcionado a docenas de centros sanitarios infraestructuras para el suministro de agua, como tanques de almacenamiento y tuberías, y equipamiento médico como, por ejemplo, máscaras, guantes, botas, cloro y jabón. Hemos construido en las comunidades cientos de estaciones para el lavado de manos y proporcionado a los equipos encargados del seguimiento de los contactos entre personas infectadas y el enterramiento de las víctimas mortales kits con máscaras, gafas y trajes de protección, botas, guantes, cloro y sacos para transportar los cuerpos.

La palabra "ébola" genera miedo, estigma, desconfianza y rumores, tanto las comunidades afectadas como en el resto del mundo. Para cambiar esto, desde Oxfam hemos capacitado a cientos de voluntarios y voluntarias que fueron puerta a puerta para cambiar aquellas conductas que ponen en riesgo a la población y animar a las personas a hacerse análisis.

Actualmente se reconoce la participación de la comunidad como un elemento clave de la respuesta al ébola. Para fomentarla, también hemos trabajado con las comunidades locales para ayudarlas a recuperarse, dando apoyo a grupos de mujeres para volver a poner en marcha sus negocios y proporcionando dinero en efectivo a las personas en situación de mayor vulnerabilidad y herramientas, semillas y formación a las familias agriculturas. 

La crisis se ha acabado, pero el ébola podría volver a atacar

En Senegal, Gambia, Guinea Bissau y Mali, desde Oxfam colaboramos estrechamente con los Gobiernos para impulsar medidas de preparación y prevención. Este trabajo incluye la emisión de programas de radio, la elaboración de carteles informativos, la puesta en marcha de campañas "puerta a puerta", la instalación de estaciones para el lavado de manos y letrinas, y la distribución de kits de higiene.

Los países de África occidental afectados por el ébola tienen algunas de las peores infraestructuras para el suministro de agua, el saneamiento y la promoción de la higiene del mundo. El plan de recuperación debe fortalecer los servicios de salud pública para, entre otras cosas, mejorar de forma general el suministro de agua, el saneamiento y el fomento de la higiene –en especial, en escuelas y barriadas de chabolas–, a fin de facilitar el acceso a agua apta para el consumo y fomentar un saneamiento sostenible en las comunidades.