Preparados para el desastre: los jóvenes de la costa en Nicaragua lideran la prevención de riesgos

Los pobladores de Waspam, comunidad de la Región Autónoma del Atlántico Norte de Nicaragua, han sufrido diversos desastres a lo largo de la historia del país. Por su ubicación cercana a la costa del Mar Caribe y también a uno de los ríos más grandes del país -el Río Coco-, esta zona es propensa a huracanes e inundaciones.

Merly Fenly Domingo perdió a su prima y a sus dos sobrinos durante un huracán. No sabían cuál era la ruta de evacuación en emergencia. Esta historia se repite una y otra vez, dejando muchas víctimas que no saben qué hacer una vez llega el desastre.

Para responder a estas necesidades en marzo de 2016 inició el proyecto “Reduciendo el Riesgo Urbano y Rural en Pueblos indígenas en el Municipio de Waspam-Nicaragua", el cual ha contribuido a que los jóvenes asuman roles de liderazgo dentro de los Comité Comunitarios y Comité de Barrios de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres, así como en las Brigadas Locales de Respuesta (BRILOR).

A sus 25 años, Merly forma parte del Comité de Barrio para la Prevención de Desastres (COBAPRED), en donde es responsable de la comisión de niñez y adolescencia y está a cargo de evacuar a niños y niñas ante una catástrofe.

“Antes nosotros no sabíamos como estar preparados. Muchos murieron a causa de eso. Ahora agradecemos este proyecto porque nos ha abierto mucho la mente y ahora sabemos muchas cosas” comenta Merly.

Ella ha sido capacitada para atender, escuchar, conversar, organizar y entretener de manera especializada a niños y niñas ante una situación de desastre en su comunidad, todo esto para evitar efectos en su salud física, mental y emocional.
“Yo estoy muy contenta de replicar y enseñarles a otras personas sobre lo que he aprendido” afirma.

Acceso a agua segura, prioridad número 1

Uno de los mayores problemas que enfrentan los pobladores de Waspam cada verano es el acceso al agua, debido a la deforestación y a los efectos del cambio climático. Ante esto, la Brigada Local del barrio Pancasán ha realizado consultas sobre la problemática del agua en la comunidad y elaboraron un mapeo de pozos que pueden usarse para consumo humano en caso de una emergencia.

Bianor Felipe Letch es un joven que lidera la Brigada Local de Respuesta (BRILOR) en el barrio Pancasán. Su brigada está conformada por un grupo de diez personas responsables de mantener a la comunidad preparada, organizada y coordinada ante cualquier desastre.
 “Tenemos que fomentar hábitos de higiene en nuestra comunidad. Hay que ir enseñándoles a los niños no solo en el hogar sino también en las escuelas. Los niños tienen que aprender a lavarse bien las manos antes de ingerir cualquier alimento”, comenta Bianor, que en situaciones de emergencia ha visto la necesidad de cuidar los hábitos para evitar brotes de cólera o de otras enfermedades que aparecen después de un huracán o inundación.

“A mí lo que me motivó a integrarme a las brigadas es que puedo apoyar a mi comunidad, ya que he visto las consecuencias de los desastres naturales, eso me mantiene comprometido en este trabajo”, reafirma Bianor.

“Esto ha sido posible gracias al acompañamiento que he recibido. Vemos la importancia del agua, nos hemos dado cuenta que muchas personas no usan agua clorada. Ahora más personas están clorando el agua para evitar las enfermedades en los niños”.

Para Oxfam en Nicaragua asegurar el acceso a agua apta para el consumo humano es una prioridad. Sin agua segura proliferan enfermedades en niños, niñas y personas mayores en comunidades afectadas por huracanes en la Costa Caribe.

Los jóvenes son un ejemplo para la comunidad

Merly y Bianor son una pareja joven que desde su trabajo en la Brigada quieren enseñar a su hijo de 7 años y a toda la comunidad, que es posible estar preparados ante un eventual desastre, y que las mujeres tienen un rol fundamental que jugar para la reducción de riesgos.
“Para nosotros es importante ser un ejemplo no solo en nuestro hogar, sino en todo en nuestro barrio” finaliza Merly.

El 70% de las acciones de respuesta ante desastres en esta zona de Nicaragua son implementadas por las Brigadas Locales de Respuesta, de las que hacen parte Merly y Bianor.