El actor Djimon Hounsou habla sobre la grave crisis en la cuenca del Lago Chad

Djimon Hounsou camina por una calle de Jakana, Nigeria, que conduce a uno de los campos para personas desplazadas.
Djimon Hounsou camina por una calle de Jakana, Nigeria, que conduce a uno de los campos para personas desplazadas.

En diciembre de 2016, el actor nominado a un Óscar y embajador de Oxfam Djimon Hounsou viajó al nordeste de Nigeria donde el actual conflicto con Boko Haram y las operaciones militares que se están llevando a cabo para combatirlo han provocado una grave y olvidada crisis humanitaria.

Djimon se reunió con familias afectadas por el conflicto y fue testigo del impacto que la violencia y la inseguridad están teniendo en sus vidas. Visitó el campo de personas desplazadas Farm Centre, en Maiduguri, donde residen 13.000 personas que han tenido que abandonar sus hogares. Allí, Oxfam les proporciona agua mediante pozos bombeados con energía solar. Algunas personas afirman sentir demasiado miedo para regresar a sus aldeas y granjas donde podrían ganarse un sustento y alimentar a sus familias.


Su visita también sirvió para recordar que Boko Haram no es el única fuerza combatiente en este conflicto. Djimon se reunió con Yagana, una mujer cuyo marido fue arrestado por el ejército hace dos años y del que no ha vuelto a saber desde entonces. Ahora ella y sus hijos carecen de suficientes alimentos para comer. Al igual que Yagana, miles de mujeres han perdido a sus maridos a causa de Boko Haram y del ejército. 

Djimon Hounsou nació en Benín, el país vecino, y es uno de los principales activistas en la lucha contra la pobreza y la injusticia: “Una vez leí una cita magnífica que decía que deberíamos avergonzarnos si, al morir, no hubiéramos hecho una contribución importante a la sociedad. Soy hijo de este continente y es mi obligación preocuparme por mi pueblo.”

Tras visitar el nordeste de Nigeria Djimon afirmó: “Dar a conocer al resto del mundo la historia de las personas atrapadas en este conflicto y denunciar los problemas que sufren se ha convertido en uno de mis principales objetivos. He escuchado muchas historias y he conocido a gente que hace un enorme esfuerzo por ayudar a sus vecinos. Es hermoso ver cómo ha abierto sus puertas a personas que han huido de sus hogares. Es mi obligación ayudar a garantizar que las personas afectadas por esta crisis tengan cubiertas sus necesidades básicas de, por ejemplo, agua, alimentos y saneamiento”.

Cuenca del Lago Chad: una crisis olvidada

La violencia que sufre el nordeste de Nigeria se ha extendido a los vecinos Níger, Chad y Camerún. Esto ha obligado a 2,6 millones de personas a abandonar sus hogares y provocado que casi 11 millones necesiten ayuda de emergencia. Al no poder cultivar o comprar alimentos u obtener ayuda humanitaria, millones de personas están pasando hambre. Se estima que miles de personas hayan fallecido a consecuencia, muchas de ellas, niños y niñas. En estos momentos en el nordeste de Nigeria es probable que al menos 400.000 personas sean víctimas de la hambruna. 

Oxfam está proporcionando ayuda vital a las personas que han huido de sus hogares y a las comunidades donde se refugian actualmente en Nigeria, Níger y Chad. Proporcionamos a la gente los alimentos que tanto necesitan, así como agua potable y servicios de saneamiento para evitar la propagación de enfermedades. 

Haz un donativo

Fotos: Photo Tom Saater/Oxfam