Bangladesh

bangladeshpp

Visita nuestra website regional Oxfam en Asia (en inglés)
En Bangladesh, la pobreza es extrema y generalizada: casi la mitad de su población vive con menos de un dólar al día.

Situada en la fértil confluencia de los ríos Ganges, Brahmaputra y Meghna, Bangladesh es uno de los países más densamente poblados del mundo, con aproximadamente 160 millones de habitantes que viven en una superficie de unos 147.570 kilómetros cuadrados. Su situación geográfica y climática la hace objeto de desastres naturales de proporciones catastróficas. En particular, los 600 km de costa de Bangladesh constituyen una de las regiones del mundo más proclives a desastres.

Nuestro objetivo es crear una sociedad vibrante e igualitaria en todo Bangladesh, en la que mujeres y hombres se vean empoderados y ejerzan conjuntamente liderazgo y buena gobernanza con el fin de construir comunidades resilientes.

Oxfam en Bangladesh

El compromiso de Oxfam con Bangladesh comenzó en 1970, cuando proporcionamos ayuda a las víctimas de un ciclón, y asistencia al pueblo bangladesí durante la Guerra de Liberación de 1971. Oxfam fue una de las tres únicas organizaciones que recibieron, en 2012, el reconocimiento honorífico de Amiga de la Guerra de Liberación de Bangladesh. Trabajamos en colaboración con organizaciones de la sociedad civil, ONGs, agencias de comunicación, universidades locales y extranjeras, empresas del sector privado y distintos niveles del gobierno.

Somos conscientes de que trabajando con organizaciones de la sociedad civil internacionales y locales podemos generar un cambio social transformador que tenga un impacto significativo en la pobreza y la desigualdad. Ejercer influencia es una parte fundamental de cómo Oxfam y sus organizaciones socias trabajan para lograr el cambio a todos los niveles. Nuestros programas de desarrollo se basan en soluciones innovadoras y modelos destinados a lograr un impacto duradero.

Desarrollamos capacidades y movilizamos a las personas para que hagan oír su voz. Tomando como base nuestras investigaciones, hacemos campaña en pro del cambio en las políticas estratégicas y en la práctica.

Género y liderazgo de las mujeres

Incorporamos la perspectiva de género en todo nuestro trabajo, influimos para reducir la violencia y la discriminación por razón de género, empoderamos a las mujeres y a las niñas garantizando un liderazgo transformador e igual participación en la sociedad, defendemos los derechos sexuales y reproductivos, y todo ello, con el fin de que las mujeres y las niñas de Bangladesh gocen de libertad para tomar sus propias decisiones.

Todo esto lo hacemos trabajando en red con diferentes organizaciones a nivel local y nacional. También colaboramos con los sectores público y privado para crear estos espacios de transformación.

Justicia económica y resiliencia

Trabajamos para garantizar que las mujeres y hombres más vulnerables de Bangladesh puedan salir de la pobreza. Desarrollamos sus capacidades y les ofrecemos oportunidades para que puedan contar con fuentes de ingresos seguras y duraderas. También desarrollamos las capacidades de comunidades tanto urbanas como rurales, para que cuenten con las herramientas y conocimientos adecuados sobre cómo crear empresas que resistan crisis económicas y las presiones provocadas por los desastres relacionados con el cambio climático.

Respuesta y desarrollo de la capacidad humanitaria

Trabajamos, junto con nuestros socios, para reducir el sufrimiento y la pérdida de vidas de las personas que viven en las zonas de Bangladesh más proclives a desastres. Desarrollamos su capacidad para reconstruir sus vidas tras una catástrofe y para prepararse mejor para las siguientes, y lo hacemos de manera inclusiva, preparando y poniendo en marcha respuestas más rápidas y eficaces que incorporen la perspectiva de género.

En cada respuesta, buscamos que las comunidades se vean lo menos afectadas posible por el impacto y puedan recuperar sus medios de vida rápidamente y a largo plazo. Creemos que, para lograrlo, debemos trabajar conjuntamente con el Gobierno y los agentes humanitarios de todo el país para mejorar las políticas de actuación y las prácticas.