Burundi

burundi

Burundi es uno de los países más pobres del planeta. Con 8,1 millones de habitantes en 2008, más de la mitad de la población tiene menos de 17 años y la esperanza de vida no llega a los 51 años. Más de un decenio de guerras han dejado al país en una situación más que delicada, en la que la paz es relativa y donde la inseguridad persiste hoy en día.

Burundi depende en gran medida de la ayuda internacional, que supone más de un tercio del Producto Interior Bruto (PIB) del país.

Oxfam en Burundi

Oxfam está presente en Burundi desde la década de los años noventa. Al principio, nuestra labor se centraba principalmente en las intervenciones humanitarias, pero, progresivamente, ha ido evolucionando hacia la reconstrucción y el desarrollo.

Respuesta de emergencia

La tensión vivida durante el periodo previo a las elecciones de abril de 2015 derivó en semanas de violentas protestas en la capital y en otros distritos rurales de Burundi. Desde el inicio de la crisis, casi 144.000 burundeses han huido a países vecinos, la mayoría a Tanzania, donde continúan llegando entre 200 y 300 refugiados al día, según la ACNUR. La inestabilidad política está minando de forma significativa una economía ya de por sí débil y, en consecuencia, la vulnerabilidad de las personas aumenta.

Oxfam está respondiendo a esta crisis desde finales de mayo de 2015. Su trabajo se centra en el campo de refugiados de Kabonga, en Burundi, y en los campos de Nyarugusu y Kagunga en Tanzania, donde proporcionamos alimentos, agua apta para el consumo y saneamiento a las personas refugiadas. También estamos llevando a cabo programas de promoción de la higiene y puesto en marcha mecanismos para prevenir la violencia sexual y de género.

Tanto ACNUR como otros actores están preparados para la llegada de más refugiados. Sin embargo, hasta el momento sólo se ha recaudado el 13% de los 207 millones de dólares necesarios para el plan regional de respuesta destinado a ayudar a 200.000 refugiados burundeses.

Medios de vida sostenibles 

Uno de los objetivos de Oxfam es impulsar la producción agrícola para reducir la inseguridad alimentaria. Para ello, promovemos el desarrollo de cadenas de valor, especialmente entre las mujeres y los jóvenes. Nos centramos en la promoción de los derechos de las mujeres en todos los ámbitos de la producción mediante un liderazgo transformador, para que puedan acceder a tierras y hacer oír su voz en los procesos de toma de decisiones relativos a las políticas de desarrollo rural y agrícola.

Servicios sociales básicos

Desde Oxfam trabajamos con las comunidades rurales para mejorar su acceso a la educación, el saneamiento y el suministro de agua.

Paz y seguridad

Nuestra labor se centra en dar respuesta a la crisis humanitaria, en labores de prevención y preparación ante posibles desastres naturales y provocados por la acción humana, y la construcción de la paz para promover la cohesión social y la convivencia pacífica.

El derecho de las personas a ser escuchadas

Trabajamos para fortalecer el sentido crítico de la ciudadanía hacia la defensa de los derechos humanos, la paz, la justicia social y la rendición de cuentas de las instituciones públicas, facilitando una mejor comprensión de sus derechos y responsabilidades, así como fomentando su participación.

Actualizado el 17 de julio de 2015