Indonesia

indonesia

Indonesia es el cuarto país más poblado del mundo (por detrás de China, la india y los Estados Unidos) y el más poblado del sudeste asiático. Según datos de la Oficina de Estadística de Indonesia, su población asciende a 254 millones, el 60% de la cual se concentra en Java y Sumatra. La pobreza, la desigualdad y la vulnerabilidad de sus habitantes son los principales desafíos que menoscaban el desarrollo del país.

Indonesia en contexto

De los 254 millones de habitantes de Indonesia, 27,73 millones viven por debajo del umbral de pobreza con menos de un dólar al día. Durante los últimos 10 años, la reducción de la pobreza ha constituido la principal prioridad de las políticas de desarrollo. Sin embargo, el país es cada vez más desigual.

Su geografía única (más 17.000 islas y 80.000 kilómetros de costa) y su ubicación dentro del Cinturón de Fuego del Pacífico (con 129 volcanes activos), hacen que Indonesia sea muy vulnerable ante el aumento del nivel del mar, los desastres naturales, los terremotos y las erupciones volcánicas. Las inundaciones deterioran muy gravemente los medios de vida de la población y los terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas son una amenaza constante.

Oxfam en Indonesia

Desde 1957, Oxfam brinda apoyo a organizaciones locales y nacionales en diversas zonas del país para hacer de nuestra visión común una realidad: garantizar que se respetan los derechos de las mujeres a medios de vida sostenibles, a que su voz sea escuchada y a tener acceso a servicios sociales básicos, especialmente en situaciones de crisis o desastres. Actualmente, estamos llevando diversas iniciativas para impulsar el desarrollo sostenible y de preparación ante posibles desastres a cabo en ocho provincias. La principal institución gubernamental colaboradora es el Ministerio de Asuntos Sociales. Brindamos apoyo al Gobierno de Indonesia, la sociedad civil y a las comunidades locales en tres ámbitos principalmente:

  • Justicia de género: desde Oxfam creemos que las mujeres y las niñas deben participar en igualdad de condiciones en todos los aspectos económicos, sociales, políticos y culturales de sus vidas , asumir roles de liderazgo, acceder a recursos y servicios y participar en la toma de decisiones que afectan a sus vidas. La justicia de género protege los derechos de las mujeres y las niñas y les permite asumir un mayor control sobre sus cuerpos y vidas, proporcionándoles, así, una mejor calidad de vida.
  • Justicia económica: Oxfam trabaja para impulsar el liderazgo y el empoderamiento de las mujeres en el ámbito económico y para desarrollar la capacidad de nuestras organizaciones socias y redes. Establecemos alianzas para incrementar su influencia en los debates en el ámbito nacional, regional y global sobre alimentación, cambio climático, derechos sobre la tierra y desarrollo sostenible e inclusivo. Además, nuestro objetivo es convertirnos en un nodo de conocimiento para cuestiones relacionadas con la transformación de las áreas rurales (derechos sobre la tierra, seguridad alimentaria y adaptación al cambio climático).
  • Derechos en situaciones de crisis: el trabajo de Oxfam en el ámbito de la preparación ante posibles desastres, la respuesta a emergencias y el desarrollo de la resiliencia contribuye a salvar vidas y aliviar el sufrimiento de las personas, ahora y en el futuro.