Las Islas Cook

Las Islas Cook conforman un archipiélago en la Polinesia que mantiene un estatus de libre asociación con Nueva Zelanda. El aislamiento, la falta de infraestructuras adecuadas, los limitados recursos naturales, la despoblación y los desastres naturales son los principales desafíos a los que se enfrenta esta nación. Así, la ayuda y las remesas que llegan desde Nueva Zelanda son de vital importancia.

Las Islas Cook son un paraíso fiscal y se les ha acusado se secretismo financiero. El cambio climático es una grave amenaza para las diversas comunidades del archipiélago.

Las Islas Cook son un país de renta media-baja, pero cuentan con ingresos mucho más elevados que otras naciones polinesias gracias a su sólido sector privado, una agricultura comercial bien desarrollada y el desarrollo del sector turístico. También cuentan con una de las tasas más elevadas de empleo en sectores formales del Pacifico y, en comparación con otros Estados insulares de la región, con un elevado número de trabajadores en el sector industrial y una cifra menos en el sector de los servicios público y comunitario. La agricultura representa una parte significativa de las exportaciones, junto a la pesca y la copra.

Oxfam en las Islas Cook

Desde Oxfam estamos reforzando nuestra colaboración con organizaciones de la sociedad civil regionales y la Cruz Roja local para poder prestar ayuda a las islas en el caso de que se produjese un desastre natural.