La nueva directora de Oxfam de Prevención y Salvaguardia afirma que la organización ha decidido priorizar la inversión en recomendaciones oficiales para llevar a cabo mejoras más profundas

“Oxfam se encuentra en una buena posición para ampliar las mejoras que está acometiendo en sus sistemas de prevención y salvaguardia, así como en su cultura de trabajo”, afirma Victoria McDonough, la nueva directora internacional adjunta de Prevención y Salvaguardia de la organización. Oxfam publica hoy su quinto informe trimestral sobre el Plan de acción de 10 medidas lanzado en febrero de 2018 en respuesta al escándalo de conductas sexuales ilícitas en Haití.

 

Según McDonough: “En los últimos 18 meses, Oxfam ha realizado mejoras significativas. Hemos sentado las bases para crear un entorno que garantice una mayor seguridad para nuestro personal y partes interesadas, y que permita su empoderamiento. Lo hemos hecho basándonos en las útiles pautas que la Comisión Independiente nos proporcionó en junio”.

 

Oxfam ha aceptado todas las recomendaciones tanto de la Comisión Independiente como de la Charity Commission del Reino Unido (quien también publicó los resultados de su investigación en junio). Oxfam está reformando su Plan de acción de 10 medidas en respuesta a estos informes. Mientras tanto, la Charity Commission ha aprobado el plan de acción de Oxfam GB.

 

  • En junio, Oxfam superó el proceso de certificación de la Humanitarian Quality Assurance Initiative (HQAI) tras someterse a una auditoría independiente que incluyó entrevistas con 225 personas en el marco de sus programas humanitarios en Etiopía, Bangladesh y Uganda;
  • Oxfam ha comenzado a poner a prueba nuevas maneras de animar a testigos y supervivientes de abusos a denunciar, garantizando la máxima confianza y seguridad e incluyendo el uso de teléfonos celulares y tabletas. Oxfam está llevando a cabo una innovadora investigación en tres países para descubrir qué propicia o entorpece que las personas supervivientes de abuso denuncien;
  • Oxfam ha compartido con otras organizaciones su valorada herramienta de comunicación Sani Tweaks, que ayudará al personal humanitario a promover la seguridad de las mujeres y las niñas a través de la construcción de letrinas más seguras que Oxfam ha diseñado en colaboración con mujeres locales;
  • Oxfam está trabajando con otras organizaciones para lograr mejoras en materia de prevención y salvaguardia en todo el sector, incluyendo InterAction (EE.UU.), el Australian Council for International Development (ACFID), el Canadian Council of International Cooperation (CCIC), la Cruz Roja de los Países Bajos, redes de ONG en Alemania (VENRO), España (CONGDE), Dinamarca (Global Fokus), México, Reino Unido, y en la mayoría de sus programas de país como los de Ghana, Burkina Faso, Mauritania, Zimbabue, Zambia, Malawi, Ruanda, Mozambique, República Democrática del Congo, Uganda y a lo largo de América Latina y Asia.

 

McDonough apunta que la ardua labor que Oxfam ha llevado a cabo desde febrero de 2018 mediante su Plan de acción de 10 medidas facilitará la respuesta ante los principales hallazgos de la Comisión. Por ejemplo, inmediatamente después de la publicación del informe de la Comisión Independiente, Oxfam anunció la creación del nuevo Fondo Global de Integridad de 550 000 € destinado a reforzar la prevención y la salvaguardia en organizaciones de la sociedad civil y, desde entonces, se ha cubierto el nuevo puesto de responsable de Cultura Internacional.

 

La Comisión Independiente afirmó que Oxfam tendría que armonizar su trabajo en materia de prevención y salvaguardia ya que sus distintos afiliados trabajaban de manera inconsistente. “Podemos demostrar que nos hemos esforzado mucho por alcanzar estándares comunes”, ha declarado McDonough.

 

“Oxfam dispone ahora de una Red global de Prevención y Salvaguardia que cuenta con políticas estandarizadas para la denuncia de casos, la salvaguardia de menores, la contratación segura y la gestión del desempeño. Estamos concretando otras dos políticas comunes sobre apoyo a supervivientes y gestión de casos”. Además, todos los programas humanitarios de Oxfam se están reevaluando de una manera uniforme con el fin de identificar y mitigar áreas de riesgo, especialmente en lo referente a violencia de género.

 

La Comisión Independiente también afirmó que Oxfam debería tomar medidas para garantizar que los principios feministas se apliquen a todo el trabajo de la organización. “Una vez más, esta ha sido una crítica útil y es algo que estamos priorizando. El nuevo Plan Estratégico de Oxfam se basará en el liderazgo feminista y hemos dedicado una financiación de decenas de millones de euros a programas de desarrollo a largo plazo centrados en la seguridad, la protección, la justicia y el empoderamiento económico de las mujeres; la mayoría de estos programas se llevan a cabo en colaboración con organizaciones locales de defensa de los derechos de las mujeres de todo el mundo”, declaró McDonough.

 

“La Comisión Independiente ha reiterado que Oxfam tiene el potencial de convertirse en líder del sector en relación con estas cuestiones. Tenemos la determinación de cumplir esta promesa y, para ello, debemos trabajar arduamente para poner en práctica todas sus recomendaciones. Aprovecho para recordar que este será un largo proceso y que, si bien es posible que estemos finalizando la primera fase de cambio, esto es solo el principio. Aún nos queda mucho por hacer”, añadió.

 

 

Contacto para medios

Matt Grainger, +(44)07730680837, matt.grainger@oxfam.org