Principios y valores de Oxfam

Oxfam staff member and beneficiaries in Mozambique. Photo: Abbie Trayler-Smith/Oxfam

Principios y valores de Oxfam

Nuestros principios y valores, basados en nuestro enfoque de derechos, están reflejados en todas las directrices, políticas y acuerdos de trabajo formales e informales que rigen nuestro trabajo como confederación y con nuestras organizaciones socias y personas beneficiarias.

Trabajar a través de organizaciones socias

Para Oxfam, las relaciones de partenariado constituyen la piedra angular de nuestra percepción del mundo y de cómo impulsar un cambio. Aspiramos a tener un impacto positivo, significativo y sostenido en la lucha contra la pobreza global y la injusticia, y creemos que solo podremos lograrlo a través de un esfuerzo colectivo que aúne a diversos actores. En general, trabajamos con organizaciones comunitarias y no gubernamentales, así como con organismos gubernamentales nacionales e internacionales para llevar a cabo programas dirigidos a satisfacer las necesidades y aspiraciones de las personas beneficiarias. 

Confiamos en que, a través de nuestros principios de asociación, nuestros estándares operativos para programas y nuestra política de evaluación de programas, queden patentes –y podamos rendir cuentas en conformidad– los diversos tipos de relaciones con distintas organizaciones socias a los que aspiramos, así como el cambio positivo que esperamos lograr. Todo nuestro trabajo, tanto de desarrollo a largo plazo como de respuesta humanitaria, prevención de desastres, campañas e incidencia política, está basado en estos principios.

Principios humanitarios

En todo nuestro trabajo aspiramos a defender los principios humanitarios de humanidad (responder a las necesidades), independencia e imparcialidad. Defendemos y respetamos estos principios cuando proporcionamos ayuda a la población civil. Oxfam es signataria y rinde cuentas conforme al Código de Conducta de la Cruz Roja Internacional y el Movimiento de la Medialuna Roja y las normas Esfera para respuestas humanitarias.

Rendición de cuentas y aprendizaje

Contamos con sistemas de control interno y personal cualificado para garantizar que utilizamos nuestros fondos de forma eficaz. Aspiramos a ser una organización de aprendizaje, con evaluaciones en tiempo real, revisiones de nuestros programas, informes de rendición de cuentas públicos y políticas de reclamación y denuncia. A través de estos mecanismos, pretendemos rendir cuentas ante aquellas personas con las que colaboramos, nuestras organizaciones socias, las personas beneficiarias de nuestros proyectos y programas y el público en general. Agradecemos toda oportunidad para debatir nuestro trabajo y cómo podemos mejorarlo. Oxfam es una de las casi 70 ONG internacionales que participan en un esfuerzo a nivel global por evaluar su desempeño en función de las opiniones de las organizaciones locales con las que trabajan y a las que proporcionan financiación. 

Lee nuestros informes anuales y nuestra política de evaluación de programas. 

Uso responsable de datos

Como organización con un enfoque basado en los derechos, desde Oxfam nos comprometemos a utilizar los datos de forma responsable para defender los derechos de las personas, grupos y organizaciones con las que trabajamos. No se trata únicamente de una cuestión de seguridad técnica y encriptación, sino también de salvaguardar los derechos de las personas con las que trabajamos, asegurar que se respeta su dignidad y privacidad, se les facilita la toma de decisiones informadas y que, mediante el uso de sus datos, no se les pone en riesgo. Hemos desarrollado nuestra política para la gestión responsable de datos de programas para facilitar el uso de dichos datos que son de gran valor a la hora de garantizar la calidad de nuestro trabajo de Oxfam, la rendición de cuentas y poder alzar la voz para defender los derechos de las personas con las que trabajamos.

Código de Conducta para el personal

Oxfam quiere garantizar que todos los miembros de su personal conocen y respetan nuestros principios y valores. Para ello, contamos con un código de conducta que está integrado en los contratos laborales. Este código establece las conductas que esperamos de los miembros de nuestro personal, tanto en su trabajo como en su vida privada, cuando esta pueda afectar la reputación de Oxfam. La infracción de este código puede suponer medidas disciplinarias.

Plataformas

Oxfam no facilitará el uso de sus plataformas a personas o grupos que participen en actividades contrarias a los principios y valores de la organización. Es posible que decidamos compartir una plataforma con aquellas personas que expresan ideas contrarias a las nuestras cuando creamos que es necesario cuestionar dichas ideas y que compartir una plataforma sea una forma adecuada y eficaz para hacerlo. Estas decisiones se toman en función de cada caso.

Actividades y campañas políticas

Destinamos parte de nuestros recursos a comprender las causas subyacentes a la pobreza. Lo hacemos con el objetivo de persuadir a Gobiernos, organizaciones intergubernamentales, organismos del sector privado y la ciudadanía para que cambien políticas y prácticas que son perjudiciales para los intereses de las personas con las que trabajamos y para animar a actuar a aquellas personas que, en consecuencia, podrán mejorar sus vidas. Desempeñamos esta labor de forma objetiva y conforme a análisis y evidencias. Algunas de estas problemáticas son controvertidas. No obstante, nuestro objetivo es siempre colaborar con quienes nos critican de forma abierta y racional, esgrimiendo argumentos y razones. Somos una organización apolítica y no partidista. 

Más información sobre nuestras directrices para la labor de campaña e incidencia política en el Sur.