Afganistán

Miembros de una familia que regresó a Kabul en 2003 después de vivir en Irán durante la época talibán. En Irán eran agricultores, ahora en Kabul, algunos miembros de la familia recolectan basura para ganar de 1 a 2 dólares al día. Crédito: Joël van Houdt / Oxfam Novib

A pesar de las significativas mejoras realizadas desde 2001, Afganistán continúa siendo uno de los países más pobres del mundo, donde casi el 40 % de la población vive por debajo del umbral de pobreza.

Como parte de su proceso de cambio estratégico, en 2020 Oxfam decidió cesar su actividad en una serie de países, entre ellos, Afganistán. En los últimos meses, Oxfam ha finalizado muchos de sus programas y los que aún siguen en curso están siendo transferidos a otras organizaciones.

Nuestro trabajo en Afganistán

Oxfam comenzó a brindar apoyo a proyectos en Afganistán en 1961 y desde 1991 ha proporcionado asistencia humanitaria y para el desarrollo de forma directa en el país (incluso durante el régimen talibán). Hemos trabajado en Kabul y en otras siete provincias del país: Balkh, Daikundi, Herat, Kandahar, Kunduz, Nangarhar y Takhar.

A través de nuestras organizaciones socias locales, hemos proporcionado asistencia a familias y comunidades afectadas por desastres naturales y provocados por el ser humano. Hemos trabajado con comunidades en situación de pobreza para ayudarlas a salir de ella por sí mismas y mejorar sus condiciones de vida. Hemos promovido los derechos de las mujeres y la juventud para que se conviertan en agentes de cambio y luchen por sus derechos.

Hemos trabajado de forma crítica y constructiva con instituciones gubernamentales para desarrollar sus capacidades e influir en las políticas que contribuyen a abordar la pobreza y las desigualdades estructurales. Para impulsar un cambio duradero, junto nuestras organizaciones socias, hemos llevado la voz de grupos en situación de exclusión a las más altas esferas, tanto en Afganistán como en foros internacionales.

Hemos trabajado con nuestras organizaciones socias en cuatro áreas temáticas:

  • Justicia económica: hemos trabajado especialmente con grupos en situación de exclusión, como familias campesinas y hogares encabezados por mujeres, para mejorar su situación mediante el desarrollo de medios de vida sostenibles, incrementando su acceso a los mercados y desarrollando su resiliencia ante los efectos del cambio climático. Hemos promovido un acceso justo y equitativo a los recursos naturales como forma de abordar algunas de las causas subyacentes al conflicto.
  • Justicia de género: hemos promovido los derechos de las mujeres y la juventud para que puedan alzar su voz, participar en procesos de toma de decisiones y trabajar de forma constructiva con el Gobierno para mejorar y promover políticas que impulsen una seguridad, construcción de la paz y justicia de carácter inclusivo.
  • Gobernanza: hemos promovido y fortalecido un diálogo constructivo de la sociedad civil con instituciones gubernamentales a nivel de distrito, provincial y nacional para mejorar y promover la provisión de servicios esenciales en línea con las necesidades de las personas y con el objetivo general de abordar algunas de las principales causas del conflicto.
  • Acción humanitaria: Afganistán es un país muy vulnerable a los desastres naturales y los provocados por el ser humano, desde las sequías y las inundaciones a los conflictos. Hemos trabajado con la población afectada, así como con personas que han regresado al país, para reconstruir sus vidas y mostrar mayor resiliencia ante estas crisis. Oxfam ha proporcionado asistencia a través de programas centrados en la provisión de agua, saneamiento e higiene (WASH), la reducción del riesgo de desastres, la protección y la seguridad alimentaria, además de asistencia en efectivo y apoyo a los medios de vida.