Liberia

Mary Collie, vendedora de carbón, Monrovia. Crédito: Toby Adamson / Oxfam America

6.424484, -9.085693

Liberia es un país de África occidental que hace frontera con Sierra Leona, Guinea y Costa de Marfil. Tiene una población estimada de 4,6 millones de personas. El país aún se está recuperando de décadas de guerra civil y crisis, así como de la epidemia de ébola de 2014, que se cobró la vida de más de 4800 personas y tuvo importantes consecuencias socioeconómicas.

Liberia ocupa el puesto 181 de los 189 países incluidos en el Índice de Desarrollo Humano (IDH) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y tiene el tercer PIB per cápita más bajo del mundo. Más de la mitad de la población de Liberia vive con menos de dos dólares al día.

Actualmente, cerca del 51% de la población vive sumida en la pobreza, y el 16% en la pobreza extrema. Liberia es uno de los pocos países donde la pobreza aumentó entre 2014 y 2016. La falta de agua apta para el consumo, de sistemas de saneamiento adecuados y de buenas prácticas de higiene sigue afectando a muchas comunidades, especialmente en las zonas rurales, y supone una amenaza constante de enfermedades que se transmiten por el agua y que son prevenibles. 

Liberia ocupa el puesto 181 de países en el Índice de Desigualdad de Género. Las mujeres están enormemente infrarrepresentadas en las estructuras políticas de toma de decisiones. La violencia contra mujeres y niñas es generalizada. Cerca del 40% de las mujeres afirma haber sufrido violencia por parte de su pareja al menos una vez en su vida.

Oxfam en Liberia

Oxfam trabaja en Liberia desde 1995. Nuestra estrategia ha evolucionado de acuerdo con el contexto: de responder a situaciones de emergencia a fomentar el desarrollo a largo plazo.

Actualmente trabajamos con organizaciones locales para mejorar el acceso de la población a servicios básicos y para que pueda reclamar su derecho a una vida mejor y libre de desigualdad.

Mayor acceso a servicios básicos

Proporcionamos acceso a agua potable y mejores sistemas de saneamiento en centros médicos, escuelas y comunidades, especialmente en zonas rurales.

Trabajamos en materia de incidencia política para exigir servicios básicos (especialmente en materia de agua, saneamiento, higiene y educación) de tal forma que más personas puedan participar plenamente de la vida económica, social y democrática del país.

Ayudar a la ciudadanía a reivindicar su derecho a una vida digna

Construimos y fortalecemos redes de incidencia política para que más mujeres y jóvenes puedan ejercer sus derechos, influir en las decisiones de quienes ostentan el poder y exigirles que rindan cuentas.

Promover la justicia de género

En Oxfam creemos que la desigualdad de género es uno de los principales obstáculos en la lucha contra la pobreza y en pro del desarrollo sostenible. Por ello, en todo nuestro trabajo, promovemos políticas y prácticas que cuestionen las relaciones de poder desiguales entre mujeres, hombres y jóvenes. 

Ayudamos a organizaciones locales a influir en los responsables políticos para que formulen e implementen políticas progresivas y sensibles al género. Apoyamos el liderazgo y la participación política de las mujeres, y trabajamos para reducir la violencia contra las mujeres y las niñas en la sociedad.