República Dominicana: eliminar el malgasto público para garantizar derechos

Foto: © Alfredo Moronta Escuder | República Dominicana | Oxfam | Indiferencia socializada

A pesar del crecimiento económico sostenido que ha experimentado República Dominicana en los últimos 30 años, el país todavía no ha podido reducir significativamente los niveles de pobreza y desigualdad que afectan a la amplia mayoría de la población. Se siguen identificando importantes brechas de ingresos y desigualdad de acceso a oportunidades, especialmente en los colectivos más vulnerables.

Es por ello que las políticas fiscales fungen un rol clave en la redistribución de recursos para reducir tanto las desigualdades sociales como las económicas, considerando las capacidades diferenciadas de la población en el ingreso y, por tanto, la necesidad de generar impuestos de naturaleza progresiva según el nivel de renta, como también el Estado debe priorizar el gasto social, garantizando políticas públicas de protección de derechos.

En este contexto, con el objetivo de ampliar el espacio fiscal priorizando el gasto público desde un enfoque de derechos, Oxfam en República Dominicana ha desarrollado un amplio proceso de investigación y análisis pormenorizado del gasto público en general y de determinadas partidas presupuestarias en particular, contenidas en el Presupuesto General del Estado. Los resultados de este esfuerzo de análisis se presentan en el presente estudio bajo el título Se buscan: recursos para garantizar derechos.   

Este documento pretende contribuir al análisis de tomadores de decisión que permita elevar la calidad, eficiencia y transparencia del gasto público. La presente investigación se ha desarrollado partiendo de la base de que existe la asignatura pendiente de iniciar las discusiones previstas en el llamado a pacto fiscal, según se establece en el artículo 36 de la Estrategia Nacional de Desarrollo.

Por ello, es importante resaltar que existe un amplio espacio de reorientación presupuestaria para garantizar derechos, si existiese la voluntad política de combatir males endémicos para la gobernabilidad democrática, como son la corrupción, el uso clientelar de la nómina pública o la duplicidad de funciones de entidades gubernamentales.

Oxfam desarrolla esta investigación como parte de la campaña «Cambiemos las prioridades», que se ejecuta conjuntamente con el colectivo Casa Ya, y que demanda al Estado que invierta el 1% del PIB a la sectorial de vivienda durante 10 años de forma sostenida para eliminar la situación de carencias habitacionales que actualmente afecta al 71% de la población dominicana y especialmente a las más de 8,000 personas damnificadas por desastres, quienes se encuentran en albergues «temporales» en algunos casos desde hace casi 40 años.

Esperamos que los tomadores de decisiones puedan considerar las recomendaciones contenidas en el presente documento, con el propósito de reorientar el gasto público que actualmente se (mal) gasta, para que se pueda garantizar el derecho a una vivienda digna, así como otros derechos actualmente no atendidos conforme a lo establecido en la Estrategia Nacional de Desarrollo.