Se necesitan más militares, médicos y fondos para evitar que el ébola sea el mayor desastre humanitario de nuestra generación

Es una lucha contrarreloj. Con menos de dos meses de margen para poder frenar el avance del virus del Ébola que está asolando Liberia, Sierra Leona y Guinea, existe un déficit crítico de personal militar para poder proporcionar el apoyo logístico urgentemente necesario. Esto incluye la construcción de centros de tratamiento, el establecimiento de vuelos y la provisión de apoyo logístico y de ingeniería.

También se necesita más personal médico y sanitario para los centros de tratamiento, y existe un déficit de financiación significativo que debe subsanarse para poder mantener la respuesta de emergencia.

Oxfam hace un llamamiento a los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, que se reúnen hoy en Luxemburgo, para que presionen al resto de países europeos para que sigan el ejemplo del Reino Unido. La UE puede contribuir a encauzar la lucha contra el virus del Ébola fomentando el despliegue de personal militar y sanitario, comprometiéndose a proporcionar fondos vitales y acelerando el proceso para que los compromisos adquiridos se cumplan y, así, prevenir el contagio y proteger y curar a las personas en riesgo.

Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam International, ha señalado: "Nos encontramos en el ojo del huracán. No podemos permitir que el miedo ante el ébola nos paralice. Debemos movilizarnos de forma conjunta para evitar que la situación empeore aún más. Muchos países no se han comprometido a proporcionar personal militar y sanitario y fondos suficientes, y esto puede costar muchas vidas. La velocidad y la escala de la intervención que es necesario hacer no tienen precedentes. Tan solo podemos evitar la propagación del ébola mediante un esfuerzo concertado y coordinado". 

"Desde Oxfam hemos concentrado nuestra labor en Sierra Leona y Liberia, para ayudar a frenar la trasmisión del ébola mediante el suministro de agua limpia y saneamiento y la educación pública. Proporcionar tratamiento es vital, pero reducir el contagio de la enfermedad es igual de crucial y el motivo por el que se necesita una intervención masiva de personal y fondos inmediatamente". 

Desastre humanitario

La crisis de ébola podría convertirse en el mayor desastre humanitario de nuestra generación. El mundo no estaba preparado para enfrentarse a él. Es extremadamente excepcional que Oxfam demande una mayor intervención militar en una respuesta a una emergencia humanitaria para que haya apoyo logístico suficiente. La capacidad y experiencia logística de las fuerzas militares es vital para poder responder rápidamente y a gran escala. No obstante, la misión militar debe estar bajo coordinación civil.

Hasta ahora, Estados Unidos y Reino Unido han liderado la respuesta comprometiéndose a proporcionar 4.000 y 750 soldados respectivamente. Sin embargo, solo algunos de los miembros de estas tropas se encuentran sobre el terreno. La mayor parte del contingente estadounidense se desplegará el 1 de noviembre.

Italia, Australia y España no se han comprometido a destinar tropas a pesar de que, este último, cuenta con una unidad médica especialidad en sus fuerzas militares. Alemania se ha comprometido a facilitar vuelos y planea poner en funcionamiento un hospital militar en la región. Francia ha desplegado soldados en Guinea, donde, según la información disponible, el personal está construyendo un hospital y ha lanzado un llamamiento entre los reservistas con preparación médica. Mientras Oxfam trata de comprender los tremendos desafíos logísticos que presenta esta emergencia, urge a las fuerzas militares a analizar cómo reforzar y acelerar masivamente la movilización logística.

Se estima que se necesitan 1.000 millones de dólares para financiar el fondo creado por el secretario general de Naciones Unidas en septiembre para combatir el ébola durante los próximos seis meses. A día de hoy, tan solo se han recaudado la mitad de los fondos necesarios.

La respuesta de Oxfam

Oxfam ha lanzado una petición económica para captar 27 millones de euros y, así, poder triplicar su respuesta en Liberia y Sierra Leona, centrada en evitar la propagación del virus del Ébola. Sin embargo, aún se necesitan muchos fondos para llegar a este objetivo. Hasta el momento, Oxfam ha incrementado el suministro de agua y saneamiento a los centros de tratamiento de ébola y centros de asistencia comunitarios, así como la provisión de material de higiene, como jabón o lejía. También ha ampliado su campaña de información pública a través de la radio, de vallas publicitarias y de mensajes de texto a teléfonos móviles para comunicar a la gente cuál es la mejor forma de protegerse de la enfermedad. También está distribuyendo trajes de protección contra el ébola y formación a los trabajadores sanitarios y a los equipos de enterramiento, y contribuyendo a la construcción de nuevos centros de tratamiento. La organización también está realizando labores de prevención en Gambia, Guinea Bissau y Senegal donde no se han detectado casos.

Se calcula que el número de casos de ébola –y de casos sospechosos de ébola– es de casi 9.000 y que la epidemia se ha cobrado ya más de 4.500 vidas. Los niveles de infección continúan aumentando y el número de contagios se duplica cada 20 días, aproximadamente. La Organización Mundial de la Salud estima que la tasa de mortalidad de este brote es del 70% y ha advertido de que en África Occidental, para el mes de diciembre, podrían producirse 10.000 nuevos casos a la semana.

 

 

Contacto para medios

Lucy Brinicombe, Oficial de medios senior +44 (0)1865 472192 / +44 (0)7786 110054
LBrinicombe@oxfam.org.uk Twitter: @lucybrinicombe  Skype: lucy.brinicombe