Equipos de evaluación llegan a las islas de Tanna y Erromango en Vanuatu

Dos equipos de evaluación temprana han conseguido llegar hasta estas dos pequeñas islas en el sur del archipiélago de Vanuatu, las más afectadas por el ciclón Pam, para realizar una primera valoración de las necesidades de los supervivientes.

El director de país de Oxfam en Vanuatu, Colin Collett van Rooyen, ha afirmado que uno de los equipos se encuentra ahora en Tanna y otro en Erromango. Se espera que ambos regresen a Port Vila en las próximas 24 horas para informar de las necesidades en cada isla.

"Cada equipo ha llevado consigo kits de emergencia para el suministro de material médico, agua, saneamiento y refugio con el objetivo de proporcionar asistencia a corto plazo", ha informado van Rooyen.

"Parte de los miembros del personal médico de los equipos de evaluación temprana –algunos de ellos originarios de Tanna– permanecerán en las islas hasta que llegue más ayuda", ha añadido.

Van Rooyen ha señalado que también se están llevando a cabo inspecciones aéreas de las que se espera obtener datos próximamente para identificar áreas de prioridad a las que desplazar más equipos.

Tanna, en la que se registraron vientos de hasta 250 km/h durante la tormenta, se encuentra a 200 kilómetros al sur de la capital, Port Vila, y cuenta con casi 30.000 habitantes.

Asimismo, el ciclón Pam también arrasó a su paso la isla de Erromango, con una población aproximada de 2.000 personas.

Anoche Naciones Unidas indicó que se ha confirmado la muerte de 24 personas en todo el archipiélago de Vanuatu y que hay 3.300 personas desplazadas en 48 centros de evacuación solo en Port Vila. El número total de desplazados asciende a más de 100.000 personas.

Van Rooyen ha constatado el aumento de la preocupación en torno a las necesidades de alimentos, agua, saneamiento e higiene de las 3.300 personas refugiadas en los centros de evacuación de Port Vila.

"La noche del viernes, con la llegada del ciclón Pam, se produjo la primera situación de emergencia. Sin acceso a agua limpia, saneamiento e higiene, el brote de enfermedades puede convertirse en una segunda emergencia", ha apuntado.

"El Gobierno de Vanuatu está trabajando para auxiliar a la población, pero la necesidad de ayuda humanitaria para responder a la crisis es de gran magnitud", afirma van Rooyen. "Se agradece la ayuda que está comenzando a llegar, pero se necesitará mucho más", ha subrayado.

Contacto para medios

John Lindsay, +61 (0) 423 456 046, johnlindsay@oxfam.org.au 

o

Angus Hohenboken en Vanuatu, +61 (0) 428 367 318, angush@oxfam.org.au