Programa de ahorro comunitario que transforma vidas de mujeres indígenas en Guatemala

En Guatemala 14.000 mujeres han sido beneficiadas con el Programa de ahorro comunitario y acceso a créditos.

“Yo me siento muy bien porque ahora estamos ahorrando, eso antes no lo hacíamos. Antes si tenía cincuenta quetzales, a veces me los gastaba por gusto, pero ahora sabemos la importancia de ahorrar. Yo tengo mi pequeña farmacia y ahora cuando ahorro puedo tener más para ir a comprar medicinas”, comenta Carolina Yoc, que vive en la Comunidad Sicanillá y que participa activamente en el Programa de ahorro comunitario que se conformó en su comunidad. 

Ahorrar de manera segura, desde sus propias comunidades, y fortalecer la organización comunitaria ha sido uno de los principales logros del Programa de ahorro comunitario que se implementa en diversas comunidades de Alta y Baja Verapaz, al norte de Guatemala. El programa ha permitido a las mujeres tener acceso a recursos financieros que antes no tenían, con créditos rápidos sin trámites o requisitos que por su condición en muchos casos son difíciles de cumplir, situación que favorece su empoderamiento económico ya que empiezan a manejar efectivo para el impulso de pequeños negocios.

El programa, sin embargo, tienen un impacto más allá de la inclusión financiera, ya que se implementa junto a otros componentes que favorecen el empoderamiento de las mujeres, fomentan su participación social y comunitaria, así como su concientización sobre la justicia de género, la violencia contra las mujeres, los derechos humanos y de los pueblos indígenas.

“La metodología de ahorro comunitario la hemos implementado como un medio para mejorar la calidad de vida de las mujeres. Buscamos apoyar a más de 18.000 mujeres y conformar alrededor de 1.000 grupos de ahorro comunitario para mediados del 2016; de éstas, 9.500 están siendo organizadas a través del Proyecto de promoción de grupos de ahorro comunitario entre mujeres rurales de Guatemala, implementándose actualmente en la región de las Verapaces. Además también trabajamos en fortalecer las capacidades de las mujeres y promover la seguridad alimentaria en las comunidades”, comenta Concepción Polanco, coordinadora del proyecto.

Con el componente de seguridad alimentaria, por ejemplo, se implementan huertos caseros que permiten el consumo de alimentos sanos para las familias, y cuando hay excedentes, la vinculación a mercados locales para generar mayores ingresos. Mientras, el componente de emprendedurismo incluye capacitaciones para diseñar planes de negocios y emprendimientos, lo cual fortalece las iniciativas de micro y pequeñas empresarias comunitarias.

La iniciativa ha permitido también un incremento importante de las mujeres en distintos espacios de participación, ganando espacios en los Consejos Comunitarios y Municipales de Desarrollo, desde donde se conectan entre ellas, con un nivel de organización comunitaria que antes no tenían.

El Programa de ahorro comunitario está rompiendo el mito de que los pobres no pueden ahorrar. La iniciativa es implementada localmente por la Asociación de Servicios Comunitarios de Salud –ASECSA- y el Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible –IEPADES-, con el apoyo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Oxfam.

Las iniciativas de ahorro comunitario tuvieron su origen en África, en países como Senegal, Mali o Camboya, donde Oxfam recogió esa experiencia de conformar grupos de ahorro y autoayuda, y así poder establecer una metodología de trabajo que permitiera replicar esta iniciativa en otros países.

En la región, el proyecto se empezó a implementar en El Salvador durante el año 2007, y al identificar el impacto positivo en el empoderamiento y autoestima de las mujeres, así como la activación de la economía local, se decidió promover la iniciativa en Guatemala, en las zonas de Sololá, Alta y Baja Verapaz por ser regiones con alta incidencia de pobreza y mortalidad materno infantil, donde las mujeres de comunidades remotas no tenían acceso a servicios financieros.

Contacto para medios

Luis Ochoa, lochoa@oxfam.org.uk

Tlf.: +502 3031 9003