La situación humanitaria en Yemen continúa agravándose en un mes de conflicto

Oxfam advierte de que, un mes después del inicio del conflicto en Yemen, las centrales eléctricas apenas cuentan con combustible, las redes de telefonía sufren importantes daños y el sistema bancario está paralizado. El incremento de la violencia también ha provocado importantes daños en las infraestructuras para el suministro de agua, dejando a millones de yemeníes sin agua corriente. Hasta el momento, el conflicto se ha cobrado más de 1.100 víctimas mortales, la mayoría de ellas civiles.

"El país está al borde del colapso", afirma Grace Ommer, directora de país de Oxfam en Yemen. "Esta situación no puede continuar. La población civil no puede seguir cargando con las consecuencias de esta guerra. Se tiene que poner fin a la violencia de manera inmediata, restablecer el transporte para garantizar la entrada de importaciones de suministros básicos al país y esforzarse para garantizar que la ayuda llegue a las comunidades más afectadas".

El cierre de las rutas de importación continúa limitando la entrada de suministros básicos al país. Las reservas de combustible, alimentos y medicamentos son alarmantemente bajas, lo que pone en una situación de aún más riesgo a millones de personas. Yemen importa casi 350.000 toneladas de alimentos cada mes. Sin embargo, debido al bloqueo, la entrada de importaciones durante el último mes ha sido mínima. 

Ommer ha añadido: "Oxfam acogió positivamente el anuncio del pasado martes de que la próxima fase se centraría en facilitar el acceso humanitario. Pero, desde entonces, los combates se han reanudado y el bloqueo aún se mantiene. La situación humanitaria en Yemen se deteriora día tras día".

En todo el país, millones de personas carecen de agua apta para el consumo. En muchas provincias las infraestructuras han sufrido importantes daños y muchos trabajadores de las estaciones de suministro de agua han abandonado sus puestos de trabajo. Además, los bancos están cerrados por quinta semana consecutiva y las oficinas de correos tienen dificultades para gestionar las transferencias de dinero.

Un miembro del personal de Oxfam en Hodeidah ha señalado: "La mayor preocupación de las personas es la escasez de combustible, que ha provocado un aumento de los precios de los alimentos y cortes en el suministro eléctrico. Ahora apenas tenemos unas pocas horas de electricidad durante la noche. No obstante, Oxfam continúa trabajando en Hodeidah, donde ayudamos a un número cada vez mayor de personas desplazadas internamente que han huido de algunas de las zonas más peligrosas del país".

Durante el pasado mes, Oxfam ayudó a más de 60.000 yemeníes proporcionándoles agua, dinero en efectivo, kits de higiene y ganado para fortalecer la resiliencia de las comunidades afectadas. Sin embargo, el personal de Oxfam en Yemen ha confirmado que en algunas provincias las redes de telecomunicaciones están gravemente dañadas lo que, sumado a la potencial desintegración del sistema bancario, podría interrumpir los programas humanitarios de Oxfam sobre el terreno, agravando aún más la ya de por sí deteriorada situación humanitaria.

Notas a los editores

Archivos de audio disponibles:

  • Miembros del personal de Oxfam hablan sobre transferencias de dinero en efectivo a personas desplazadas internamente en Hodeidah: http://bit.ly/1OXoReu
  • Miembros del personal de Oxfam hablan sobre la escasez de alimentos   y combustible: http://bit.ly/1bviPF1
  • Miembros del personal de Oxfam hablan sobre la distribución de cabezas de ganado en Hodeidah: http://bit.ly/1DBoDo1

Contacto para medios

Imad Aoun, asesor de medios de Oxfam en Beirut   Móvil: +961 71 333459 ó  IAoun@oxfam.org.uk

Actúa ahora. Pide el fin de la violencia en Yemen