Oxfam alerta sobre la precaria situación de seguridad de las mujeres en Nepal

Oxfam ha alertado hoy, tres meses después del terremoto que sacudió Nepal, de que las mujeres viven con temor a sufrir abusos debido a la falta de seguridad y privacidad en los refugios provisionales.

De acuerdo con una investigación realizada por la organización internacional en el distrito de Dhading, las mujeres y las adolescentes se sienten en riesgo de sufrir abusos físicos y sexuales en los refugios temporales saturados donde, a menudo, no hay paredes sólidas y, por tanto, tampoco privacidad. Otras zonas que también se consideran inseguras son los aseos comunitarios y las áreas sin iluminación. En algunos de los distritos más afectados, muchas familias viven a la intemperie bajo estructuras metálicas y lonas provisionales. El deficiente acceso a servicios sanitarios y agua apta para el consumo está generando importantes riesgos para la salud, especialmente para las mujeres embarazadas.

La situación de las mujeres solteras, viudas o divorciadas es especialmente preocupante ya que, frecuentemente, sufren exclusión dentro de sus comunidades, que apenas les brindan ayuda para limpiar los escombros y construir refugios más permanentes. Para estas mujeres también es más difícil acceder a préstamos o ayudas, al no tener el respaldo de un hombre que les avale. ONU Mujeres calcula que en los 13 distritos más afectados por el terremoto en Nepal hay aproximadamente 318.000 hogares encabezados por mujeres.

Cecilia Keizer, directora de país de Oxfam en Nepal, ha afirmado: "Las mujeres viven con miedo a sufrir abusos físicos en los refugios temporales. Tras haber sobrevivido a dos terribles terremotos, esta situación agrava el trauma que sufren. La seguridad y protección de las mujeres debe ser la principal prioridad del Gobierno y de las organizaciones humanitarias".

Oxfam ha organizado grupos de debate en zonas rurales para garantizar que las necesidades de las mujeres se tengan en cuenta y se sitúen en el centro de la respuesta al terremoto. Gracias a estos grupos, se han distribuido kits de higiene dirigidos especialmente a las mujeres y se han construido bloques de aseo independientes para mujeres y niñas. Oxfam también ha proporcionado asesoramiento y recomendaciones a través de programas de radio sobre buenas prácticas de higiene para evitar el contagio de enfermedades.

Sunita Tamang (nombre ficticio), de 35 años y del distrito de Sindhupalchok, perdió a su marido hace dos años, y su casa durante el primer terremoto. Sunita contaba: " Mi marido murió hace dos años y no tengo dinero para construirme una casa. No tengo a nadie. ¿Quién me va a construir a mí una casa?". Oxfam y sus organizaciones socias pudieron construir un refugio temporal para ella y sus dos hijos.

Lily Thapa, directora ejecutiva de Women for Human Rights (WHR), organización socia de Oxfam, ha señalado: "Gracias al apoyo económico y técnico de Oxfam, WHR está construyendo centros para mujeres en ocho pueblos de tres distritos distintos para proporcionarles una ‘plataforma’ común en la que las mujeres puedan compartir sus experiencias y aprender sobre la gestión de riesgos. A través de este proyecto, desde WHR también proporcionamos apoyo psicosocial y asistencia para conseguir documentos legales como la tarjeta de identificación para víctimas del terremoto y certificados de ciudadanía. Asimismo proveemos servicios médicos y de asesoramiento, y ayudamos a las mujeres a participar en iniciativas de dinero por trabajo, así como en programas de recuperación y reconstrucción".

Dentro de su programa de respuesta al terremoto, Oxfam ha situado las cuestiones ligadas al género en el centro de su labor en sus tres ámbitos de trabajo: agua y saneamiento, seguridad alimentaria y medios de vida y refugio. Además, Oxfam y WHR trabajan con las autoridades locales para desarrollar el liderazgo de las mujeres y lograr una participación significativa de estas en los esfuerzos de socorro y recuperación a través de los centros para mujeres.

 

Notas a los editores

El sábado 25 de abril de 2015 se cumplen tres meses desde que se produjera el terrible terremoto de 7,8 grados de magnitud en Nepal. El Gobierno estima que más de ocho millones de personas resultaron damnificadas. Desde entonces, se ha producido un nuevo terremoto de 7,3 grados (el 12 de mayo de 2015) y más de 350 réplicas.

Oxfam ha trabajado con 21 grupos de debate en dos de los distritos más afectados, Dhading y Gorkha, en los que han participado 308 y 280 mujeres respectivamente.

Oxfam y sus organizaciones socias en Nepal han proporcionado ayuda a más de 360.000 personas en siete de los distritos más afectados por el terremoto. Su objetivo es socorrer a 400.000 personas para finales de agosto. Oxfam ha distribuido materiales para la construcción de refugios de emergencia e instalaciones de saneamiento, kits de higiene, agua apta para el consumo y alimentos. También ha suministrado más de 35.000 kits para la construcción de refugios de emergencia.

Oxfam trabaja en Nepal desde hace más de 30 años empoderando a las mujeres para que reclamen sus derechos, ayudando a los agricultores a pequeña escala a hacer frente a los efectos del cambio climático y proporcionando agua apta para el consumo a las comunidades en zonas remotas. Durante los últimos años, Oxfam también ha ayudado a las comunidades a prepararse ante posibles terremotos, epidemias, inundaciones y desprendimientos de tierra.

Women for Human Rights (WHR) es una ONG que trabaja con mujeres solteras en Nepal.

Contacto para medios

Prerana Marasini, Kathmandu - pmarasini@oxfam.org.uk / +977 9851 222 666

Para las actualizaciones : @Oxfam