Pronunciamiento de Oxfam ante la reunión entre los Presidentes Santos y Trump

En el marco de la visita del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Washington, Oxfam pide a los dos líderes que impulsen los esfuerzos para lograr la plena y efectiva implementación del Acuerdo de Paz en Colombia. Se debe aumentar la inversión para el desarrollo rural, especialmente para mujeres rurales, vigilar y proteger a las y los defensores de los derechos humanos y asegurar la participación de la sociedad civil en el proceso de aplicación del Acuerdo de Paz.

Después de 50 años de conflicto armado interno, Colombia empezó a implementar el Acuerdo de Paz logrado entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarios de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP). Este conflicto armado, el último de América Latina, tuvo como una de sus principales causas la lucha por la tierra y contra la pobreza en las zonas rurales.

"Para que el proceso de paz en Colombia tenga éxito requiere progresos para mejorar los medios de subsistencia rurales, y para lograr ese progreso, tanto las causas como las consecuencias del conflicto armado deben ser abordadas", dijo Maite Matheu, Directora de Oxfam en Colombia. "El gobierno colombiano debe trabajar para eliminar las barreras en el acceso a la tierra y otros recursos para las mujeres rurales especialmente, ya que sustentan el tejido social y proveen el sustento de la vida en sus comunidades y territorios".

Para Oxfam, trabajar hacia una paz sostenible en Colombia implica implementar reformas institucionales y estructurales que rectifiquen las desigualdades e injusticias que alimentaron el conflicto. Dado que Colombia tiene uno de los peores índices de desigualdad en la región, se necesitan políticas para reducir la desigualdad que deligitimen para siempre causas fundamentales del conflicto armado.

El Acuerdo de Paz brinda esperanza especialmente a las mujeres rurales, pero los proyectos de ley recientemente propuestos como parte de la implementación del Acuerdo de Paz contienen disposiciones problemáticas que, si se decretan, comprometerían el cumplimiento del Acuerdo sobre una reforma rural integral, en particular el acceso a la tierra.

"Si no tenemos tierra, no tenemos paz", dijo Edilia Mendoza, lideresa de la Plataforma de Incidencia Política de Mujeres Rurales Colombianas. "Esto no es simplemente una lucha de algunos pequeños agricultores; es una lucha por el poder. Como agricultoras, hemos enfrentado múltiples desafíos. Lo que ahora está en juego es la posibilidad de construir la paz sobre el terreno de todo el país".

Oxfam también insta a que se intensifiquen los esfuerzos para proteger a las y los defensores de los derechos humanos y activistas comunitarios, que están cada vez más en riesgo por su trabajo en apoyo de sus comunidades. El año pasado, 80 defensores de los derechos humanos fueron asesinados, la mayoría de ellos en zonas rurales."Los asesinatos y amenazas contra las lideresas y los líderes de la sociedad civil deben terminar para que podamos construir una verdadera paz en Colombia", recalca Mathieu.

La comunidad internacional, y en particular los Estados Unidos, tiene un papel importante que desempeñar en apoyo al proceso de paz en Colombia. Su apoyo continuo durante los próximos años será fundamental para asegurar un progreso significativo hacia el logro de una paz sostenible. Es esencial que la asistencia de EE.UU. para el proceso de paz siga siendo fuerte en el próximo año fiscal y más allá.

Oxfam ha trabajado en Colombia en asociación con comunidades de base y ONGs durante 35 años. Los programas de Oxfam en Colombia buscan poner fin a la desigualdad, promover los derechos humanos y contribuir a la consolidación de la paz a nivel local, especialmente en las regiones más afectadas por el conflicto.

La Plataforma de Incidencia Política de Mujeres Rurales Colombianas está conformada por mujeres campesinas, afrocolombianas e indígenas de 26 redes y organizaciones en Colombia, que reúnen a más de 840 grupos de base. Desarrollan y abogan por políticas públicas para mejorar las vidas y los medios de subsistencia de las mujeres rurales y sus comunidades, construyendo la paz desde el nivel local.

 

Contacto para medios

Juan Sebastian Cifuentes en Bogotá

jcifuentes@oxfam.org.co