¿Será este el año en el que el G20 se tome en serio la lucha contra la desigualdad?

Oxfam ha advertido hoy de que las masivas manifestaciones y protestas que se prevé tengan lugar con motivo de la cumbre del G20 en Alemania son producto de las enormes desigualdades económicas y sociales que afectan al mundo. La organización ha urgido a los líderes a acordar un plan integral para combatir la desigualdad.

"Los líderes del G20 nos ofrecerán palabras amables sobre la necesidad de abordar la desigualdad. Pero, año tras año, continúan sin adoptar medidas. Actualmente, tan solo ocho hombres poseen la misma riqueza que la mitad más pobre del planeta. La frustración popular ante un sistema económico fallido lleva gestándose mucho tiempo y se corre el peligro de que explote", advierte Steve Price-Thomas, director de Incidencia Política y Campañas de Oxfam.

"Un país no debería medir su salud económica simplemente en base a cuántos empleos se crean, sin tener en cuenta qué oportunidades ofrecen realmente dichos empleos. Hoy en día vemos trabajadores asalariados que viven por debajo del umbral de pobreza mientras los súper ricos acumulan riqueza en paraísos fiscales; un dinero que debería destinarse a servicios de salud y educación de calidad", señala Price-Thomas.

El G20 podrá aprobar la "lista negra" de paraísos fiscales preparada por la OCDE, pero dado que la lista contiene tan solo un país, Oxfam exhorta al G20 a que la rechace e inste a la OCDE a empezar de cero.

¿Defenderá el G20 el Acuerdo de París y se comprometerá a impulsar las energías renovables?

Los países del G20 representan cerca del 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo. Por ello, miles de personas se echarán a las calles de Hamburgo para demandar acciones contra el cambio climático.

"El cambio climático real y ya mismo podemos apreciar sus efectos. Tras la decisión del presidente Trump de abandonar el Acuerdo de París, depende del resto de países del G20 honrar y llevar a la práctica el pacto", afirma Price-Thomas.

"Los combustibles fósiles no son el futuro: mientras los subsidios gubernamentales para el petróleo y el carbón solo enriquecen a los más ricos, el boom de las energías limpias está creando oportunidades para todos. Ya hemos visto a algunos de los países más pobres del mundo comprometerse a obtener el 100% de su energía mediante fuentes limpias y renovables para el año 2050. El G20 debería seguir su ejemplo".

¿Se enfrentarán los líderes a la amenaza sin precedentes de cuatro hambrunas simultáneas?

Las inconcebibles diferencias entre las personas más ricas y las más pobres del mundo siempre surgen en cumbres importantes como esta. Este año, estas diferencias son incluso más palpables dadas las mortales crisis alimentarias que actualmente afectan a Sudán del Sur, Yemen, Nigeria y Somalia. Oxfam hace un llamamiento al G20 para que aporte la financiación que le corresponde al llamamiento de las Naciones Unidas de 6 300 millones de dólares. Actualmente, los únicos países que participan en la cumbre que han proporcionado los fondos que les corresponden son Reino Unido, Alemania y Países Bajos.

"No podemos hablar con mayor claridad: esta crisis es consecuencia del fracaso político y solo se resolverá con voluntad política", subraya Price-Thomas. "La ayuda de emergencia solo será un paliativo a corto plazo si el G20 no promueve una solución pacífica a la violencia y los conflictos que han provocado tantas muertes y sufrimiento".

¿Es la iniciativa Compact with Africa realmente beneficiosa para las personas más pobres del continente africano?

La canciller alemana, Angela Merkel, ha sido muy activa promocionando la iniciativa Compact with Africa como la mejor forma en la que el G20 puede promover inversiones privadas en países africanos para contribuir a reducir la pobreza. Sin embargo, Oxfam se muestra cautelosa sobre el hecho de que la iniciativa se centre en las élites gubernamentales y empresariales, aparentemente a expensas de las personas que viven en la pobreza.

"Las inversiones privadas no son beneficiosas para las comunidades locales o promueven el crecimiento sostenible de forma automática", advierte Price-Thomas. "El G20 debería reconocer que aún son sumamente necesarios fondos públicos para ayudar a estos países alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible".

Notas a los editores

El equipo de Oxfam para el G20 estará disponible en Hamburgo para preguntas y entrevistas en torno a estos temas. 

Contacto para medios

Simon Hernandez-Arthur en Hamburgo.

simon.hernandezarthur@oxfam.org

+1 585 503 4568

@SimonHernandez