En Brasil, un trabajador que cobra salario mínimo tiene que trabajar hasta 19 años para recibir los mismos ingresos mensuales de un súper rico en el país

São Paulo 25/09/2017 - El debate público sobre la reducción de las desigualdades en Brasil es urgente y necesario. Hoy, una persona que recibe un salario mínimo, tendría que trabajar hasta 19 años para ganar lo que obtiene en 1 mes un brasileño del privilegiado grupo del 0,1% más rico del país. Es más: sólo seis personas acumulan la misma riqueza que los 100 millones de brasileños más pobres, es decir, la mitad de toda la población del país. El 5% más rico de Brasil se queda con la misma proporción de ingresos que el 95% de la población.

Es una situación injusta e insostenible. Pero también reversible. Es lo que revela el informe La distancia que nos une lanzado hoy por Oxfam Brasil. El documento presenta una serie de datos sobre la desigualdad socioeconómica del gigante latinoamericano y posibles caminos para llevar al país a una situación más justa y libre de tantos desequilibrios sociales.

“Tenemos que hablar sobre nuestras desigualdades y los caminos que existen para reducirlas”, afirma Katia Maia, directora de Oxfam Brasil. “Si en el mundo la desigualdad ya es algo aterrador, en Brasil la situación es todavía más dramática. Este informe es nuestra contribución al importante debate sobre la reducción de las distancias en nuestra sociedad”, explica.

En las últimas décadas, Brasil ha reducido las desigualdades sacando a millones de personas de la pobreza y con ello elevando la base de la pirámide social. “Pese a los avances, nuestro país no ha logrado dejar la lista de los países más desiguales del mundo. El ritmo es lento y más de 16 millones de brasileños y brasileñas viven por debajo de la línea de pobreza”, explica Katia Maia. Y las previsiones para los próximos años no son nada alentadoras. Según el Banco Mundial, sólo en 2017 hasta 3,6 millones de personas pueden caer otra vez en la pobreza.

Para la directora de Oxfam Brasil, esa situación es inadmisible y necesita un frente común de toda la sociedad trabajando para solucionarla. "Existe una distancia absurda entre la mayor parte de la población brasileña y el 1% más rico, no sólo en relación a la renta y riqueza, sino también en relación al acceso a servicios básicos como salud y educación. Atacar esta cuestión es responsabilidad de todos y todas. Hay muchas ideas y propuestas circulando, algunas incluso forman consenso en la sociedad. Lo único que no se puede hacer es ignorar el problema y dejarlo de lado. Estamos en el mismo barco”.

El debate propuesto por el informe La distancia que nos une de Oxfam Brasil es urgente no sólo por la situación de desigualdad extrema, sino también por el reciente y preocupante retroceso en derechos que el país vive, algo inédito desde la reapertura democrática del país. La desigualdad es uno de los mayores obstáculos para continuar reduciendo la pobreza en Brasil.

"Toda la trayectoria de reducción de desigualdades que se venía cumpliendo desde la proclamación de la Constitución de 1988 ha sido interrumpida, y estamos dando muchos pasos atrás en la garantía de derechos a la población. Mientras tanto, la concentración de renta y patrimonio sigue intacta.", afirma Rafael Georges, Coordinador de Campañas de Oxfam Brasil.

Con el informe La Distancia que nos une, Oxfam Brasil pretende contribuir y presentar soluciones al debate sobre las desigualdades en Brasil, destacando que todas las personas, independientemente de su clase social, sufren las consecuencias. La desigualdad extrema genera conflicto social, aumenta la violencia y crea inestabilidad política. "Brasil sólo podrá decir que es realmente un Estado de derecho si ofrece mejores condiciones para su población. Y eso no es exactamente lo que  viene sucediendo", define Oded Grajew, presidente del Consejo Deliberativo de Oxfam Brasil. "Las desigualdades entre pobres y ricos, negros y blancos, mujeres y hombres no son un problema de pocos, sino un problema de todos y todas. Esta es la distancia que nos une", concluye Oded Grajew.

Sobre Oxfam Brasil –  Organización brasileña que trabaja para combatir las desigualdades en sus más diversas formas. Oxfam Brasil es parte de la confederación internacional Oxfam, formada por 20 organizaciones que actúan en 94 países, con el propósito de construir un futuro libre de desigualdades y de la injusticia de la pobreza. www.oxfam.org.br

ALGUNOS DE LOS PRINCIPALES DATOS DEL INFORME:

  1. En Brasil, una persona que cobra un salario mínimo mensual tendría que trabajar 19 años para ganar lo que recibe en un mes un brasileño del privilegiado grupo del 0,1% más rico de la población.
  2. Manteniendo la tendencia de los últimos 20 años, las mujeres brasileñas solo tendrán equiparación salarial con hombres en 2047 y negros ganarán lo mismo que blancos solamente en 2089.
  3. Siguiendo el ritmo actual de reducción de desigualdad – desde la transición democrática -, a Brasil le costará 35 años para alcanzar el actual nivel de igualdad de ingresos de Uruguay y 75 años para llegar a los estándares del Reino Unido.
  4. Seis brasileños concentran la misma riqueza que toda la mitad más pobre de la población, más de 100 millones de personas.
  5. Gastando R$ 1 millón al día (cerca de USD $320 mil), los seis mayores billonarios brasileños, juntos, llevarían 36 años para agotar todo su patrimonio.
  6. Brasil podría recaudar cerca de R$ 60 mil millones más en impuestos cada año (USD $19 mil millones), que equivalen al doble del presupuesto para el Programa Bolsa Familia, o casi tres veces el presupuesto federal para la educación básica, solo con quitar la exención de impuestos sobre beneficios y dividendos de los grandes inversores.

 

 

 

Notas a los editores

El reporte está disponible en portugués. Una ayuda memoria que muestra los datos resaltantes del reporte está disponible en español aquí. Laconversión de reales brasileños a dólares fueron efectuadas utilizando el tipo de cambio del 22 de setiembre de 2017.  

 

 

Contacto para medios

Saviano Abreu en São Paulo

+5531 996351093

sdeabreu@oxfamintermon.org