La falta de financiación obliga al Programa Mundial de Alimentos a recortar sus programas en Siria

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha anunciado que, a partir de agosto y debido a la falta de fondos, reducirá de forma significativa el importe de los vales para comida para los refugiados que vivan fuera de los campamentos de refugiados en Jordania. No obstante, mantendrá el nivel de ayuda para los residentes en los mismos. Más de un tercio de los refugiados registrados en Jordania verán reducida la ayuda que reciben a través del PMA a una cuarta parte. Los refugiados en situación de mayor vulnerabilidad recibirán vales por un importe de 14 dólares, la mitad de lo que recibían inicialmente, mientras que el resto de los refugiados afectados por esta medida recibirán vales por valor de siete dólares. En el Líbano, el importe de estos vales se ha reducido de 27 a 19 dólares y, ahora, a 13,50 dólares por persona al mes. Ambas medidas se deben a la falta de fondos. El PMA ha señalado que precisa de 26 millones de dólares semanales para satisfacer las necesidades alimentarias básicas de las personas afectadas por el conflicto en Siria.

Andy Baker, responsable de la respuesta de Oxfam en Siria, ha señalado: "Hoy, cientos de miles de refugiados sirios que viven en Jordania fuera de los campamentos de refugiados verán una drástica reducción de la ayuda alimentaria del Programa Mundial de Alimentos. En el Líbano, la continua reducción de la ayuda ha provocado que el importe de los vales se haya reducido a la mitad. Se trata de dos medidas sin precedentes, derivadas de la falta de financiación y muy peligrosas dada la naturaleza crónica de la crisis. Dos de los países más pequeños de Oriente Próximo van a acoger a más de millón y medio de sirios con poco o ningún apoyo extranjero. Muchas de las personas refugiadas están empezando a verse obligadas a recurrir a medidas extremas para poder alimentar a sus familias, como, por ejemplo, poner a trabajar a los menores, asumir deudas que no podrán pagar o reducir el número de comidas diarias”.

“Los donantes deben incrementar la financiación urgentemente para garantizar que la población siria pueda cubrir sus necesidades básicas. Pueden hacerlo de diversas formas. No podemos esperar a que una situación ya de por sí desesperada se agrave aún más. Se debe facilitar que las refugiadas y refugiados sirios puedan mantener a sus familias posibilitando su acceso al mercado laboral en el Líbano y Jordania, donde las leyes laborales son muy estrictas. Si facilitan a la población refugiada encontrar un medio de vida, estos dos países pueden evitar una tragedia y, a largo plazo, impulsar sus economías a la vez que mejoran las perspectivas de futuro de los refugiados sirios".

Contacto para medios: 

Khalid Said, AmmanKSaid@oxfam.org.uk 

Yasmine Shawaf, Beirut YShawaf@oxfam.org.uk

Enlace Permanente: 
https://oxf.am/2st3YEw