Organizaciones internacionales critican la incapacidad de los países ricos para reasentar a más refugiados sirios

Oxfam, Save the Children y el Consejo Noruego para Refugiados han criticado los muy decepcionantes resultados de la conferencia internacional sobre el reasentamiento de la población refugiada que huye de la grave crisis que sacude Siria, que ha tenido lugar hoy en Ginebra. Estas organizaciones internacionales han lanzado diversos llamamientos instando a los países ricos a reasentar o proporcionar otras formas de admisión humanitaria a un 10% de los más de 4,8 millones de refugiados registrados en países vecinos a Siria para finales de 2016. Sin embargo, en la conferencia de hoy los países se han comprometido a reasentar este año a tan solo una pequeña parte de las personas más vulnerables.  Las organizaciones señalan una alarmante falta de liderazgo político y moral de los gobiernos.

Resulta alentador ver como algunos países asumen generosos compromisos para reasentar a los refugiados más vulnerables. Sin embargo, otros no están dispuestos a renovar su compromiso a pesar de la abrumadora necesidad. No obstante, es necesario tener en cuenta que estos compromisos se han asumido en el contexto del nuevo acuerdo entre la Unión Europea y Turquía según el cual el reasentamiento queda enmarcado dentro del acuerdo de gestión de la migración que podría impedir que cientos de miles de personas consiguieran encontrar protección en Europa.

Andy Baker, responsable de la respuesta de Oxfam a la crisis en Siria, ha señalado: "Muchos países ricos parecen más preocupados por mantener fuera de sus fronteras a los refugiados sirios o utilizarlos como moneda de cambio para conseguir acuerdos políticos que por ofrecer protección a las personas en situación de mayor vulnerabilidad. La conferencia de Ginebra constituía una importante oportunidad para que demostraran su apoyo a miles de refugiados que precisan encontrar un hogar seguro desesperadamente. Pero, finalmente, los resultados han sido escasos".

Tom Krift, director regional de Save the Children, ha afirmado: "Una vez más, los Gobiernos internacionales han negado a los niños y niñas que huyen de este terrible conflicto una ruta hacía un lugar más seguro. Sin rutas legales ni más acuerdos para el reasentamiento de las personas más vulnerables, muchos de ellos quedarán a merced de traficantes. La solución a esta crisis no son más verjas de alambre y centros de detención, sino que los países ricos reasienten a la parte de refugiados que justamente les corresponde".

Jan Egeland, secretario general del Consejo Noruego para Refugiados, ha apuntado: "Europa fue la precursora de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados cuando nuestros antepasados se vieron desplazados por la guerra. Ahora, esa misma Europa corre el riesgo de convertirse en su verdugo. Los líderes europeos y mundiales prefieren sellar sus fronteras y construir prisiones al aire libre en lugar de asumir su obligación legal de proteger a la población refugiada y proporcionar rutas seguras a quienes buscan asilo. La falta de solidaridad internacional de la que hemos sido testigos en Ginebra socava medio siglo de esfuerzos para conseguir una ley internacional que proteja los derechos de los refugiados". 

Notas a los editores: 

- Nuevo análisis de Oxfam, 2016 - Facilitar el reasentamiento del 10% de los refugiados sirios

- Según la información recabada a partir de fuentes públicas disponibles, entre ellas ACNUR, y contrastada, en la medida de lo posible, con fuentes gubernamentales, 67.108 refugiados sirios han sido reasentados desde 2013.

- Los anteriores análisis están disponibles aquí (2014) y aquí (2015).

- El reasentamiento es una opción donde un tercer país (distinto del país de donde ha huido la persona refugiada, o del país en el que primero buscó asilo o el de su residencia habitual) ofrece a una persona la condición de refugiada en su territorio. Por ejemplo, Estados Unidos podría ofrecer a un refugiado de Siria que se encuentra en un campamento de Jordania la condición de refugiado y, por tanto, la consiguiente ayuda de recepción e integración.

- Los programas de admisión humanitaria funcionan de forma similar, pero normalmente llevan implícitos un proceso agilizado y pueden conllevar un permiso de estancia permanente o temporal según la legislación o las políticas del país que ofrezca esta opción.

Entre otras modalidades de admisión se podría permitir el acceso legal de refugiados de Siria a terceros países flexibilizando el régimen de visados para trabajar o estudiar, y no necesariamente en función de su vulnerabilidad.

- Las personas civiles perseguidas o en situación de riesgo como consecuencia de conflictos armados o violaciones graves de los derechos humanos tienen derecho a huir a través de fronteras internacionales en busca de protección y solicitar asilo en otro país. Según el derecho internacional, los Estados tienen obligaciones concretas para con las personas que solicitan asilo, en especial la obligación de no hacerles regresar a la fuerza al territorio en el que se encontraban en peligro.

La reubicación consiste en transferir a las personas solicitantes de asilo de un Estado miembro de la Unión Europea a otro. Se trata de un proceso "intracomunitario" por el que los Estados miembro acuerdan asumir la gestión de algunos procesos de asilo iniciados en otros Estados miembro que estén recibiendo un gran número de solicitantes de asilo en su territorio.

Contacto para medios: 

Laura Hurtado, en Barcelona: 0034 932 147 592 / 0034 646 975 904 / lhurtado@oxfamintermon.org                                

Enlace Permanente: 
https://oxf.am/2st32UE