Oxfam condena enérgicamente el ataque extremista de Nueva Zelanda y envía un mensaje de apoyo y solidaridad

Las y los líderes de los afiliados Oxfam, reunidos esta semana en Kenia, deseamos enviar un mensaje de apoyo y solidaridad a la población de Nueva Zelanda, que en estos momentos está respondiendo al horrible ataque extremista cometido contra la comunidad musulmana del país, en el que un supremacista blanco asesinó a tiros a al menos 50 personas en Christchurch el pasado viernes, 15 de marzo. Se trata de un atentado terrorista atroz y chocante en Nueva Zelanda. Oxfam condena enérgicamente la islamofobia y todas las formas de extremismo.

Nuestros pensamientos están con las numerosas familias musulmanas en Nueva Zelanda que han perdido a seres queridos en el atentado, y con las personas de fe islámica y de todos los credos que están traumatizadas ante esta masacre. La inmensa mayoría de la población neozelandesa se niega a someterse a los intentos de los extremistas de sembrar el terror y dividir a la humanidad, y nos sumamos a su compasión y compromiso de construir una nación diversa donde todas las personas son valoradas por igual y donde no hay cabida para ningún tipo de odio. En Oxfam tenemos la determinación de luchar contra cualquier tipo de discriminación, de profundizar nuestra colaboración con comunidades y personas de todo el mundo y de rechazar los discursos de odio, estigmatización y división asumidos por una nueva ola de líderes nacionalistas e influyentes medios de comunicación, utilizando en su lugar un mensaje de solidaridad, inclusión y justicia.

Rachael Le Mesurier, directora ejectuiva de Oxfam Nueva Zelanda, en nombre del Comité Ejecutivo

Enlace Permanente: 
https://oxf.am/2FavsX6