Reacción de Oxfam ante las nuevas restricciones a la entrada de refugiados sirios en el Líbano

"Las nuevas restricciones a la entrada de refugiados sirios en el Líbano forman parte de una creciente y preocupante tendencia que refleja las cada vez menores oportunidades que tienen las ciudadanas y ciudadanos sirios de escapar del conflicto que asola Siria", ha afirmado Camila Jelbart Mosse, responsable de Incidencia Política sobre Siria de Oxfam. 

"Hasta la fecha, los países vecinos, en especial el Líbano y Jordania, han acogido a un gran número de refugiados sirios que huían de la guerra en una crisis sin  precedentes. Estos países tienen la clara obligación de asegurar los refugiados puedan seguir buscando protección, pero se encuentran bajo una enorme presión. Las mayores restricciones impuestas deberían ser consideradas un fracaso de la comunidad internacional en su conjunto". 

"Para ayudar al Líbano, en particular, los países ricos deben incrementar de forma considerable la ayuda al país, tanto para financiar la provisión de ayuda humanitaria como el desarrollo, y así ayudar a las ciudadanas y ciudadanos sirios y libaneses más vulnerables. Pero también deben estar dispuestos a acoger mediante programas de realojo u admisión por motivos humanitarios a, al menos, el 5% de la población refugiada". 

 

Notas a los editores: 

Antecedentes 

- El 30 de diciembre de 2014,  jefe de Seguridad General de Líbano anunció nuevas medidas para regular la entrada de sirios en el país, en vigor a partir del 5 de enero de 2015. Bajo la nueva regulación, las ciudadanas y ciudadanos sirios pueden solicitar seis tipos de visados distintos: turista, de negocios, estudiante, de tránsito, corta duración y por motivos médicos. Un portavoz del Ministerio de Asuntos Sociales ha afirmado que se permitirá la entrada de personas en "necesidad humanitaria extrema", aunque no se han aclarado cuáles serán los criterios para la aprobación en dichos casos. 
- La política del Gobierno del Líbano en torno los refugiados procedentes de Siria, aprobada en el Consejo de Ministros en octubre de 2014, establece  que el Gobierno "interrumpirá el desplazamiento a través de la frontera excepto en casos de necesidad humanitaria extrema" para, así, "reducir el número" de personas refugiadas. 
- Esta es la primera vez que el Líbano exige visado a los ciudadanos de Siria. Los ciudadanos de ambos países han podido atravesar sus fronteras comunes sin restricciones desde la independencia del Líbano en 1943. 
- Oxfam ha hecho un llamamiento a los países ricos a realojar, al menos, a 180.000 refugiados sirios en situación de vulnerabilidad (un 5% del total de la población refugiada prevista), a financiar la respuesta humanitaria e incrementar el apoyo bilateral a los Gobiernos de los países de acogida, así como a dar prioridad a medidas para impulsar una solución política al conflicto en Siria.

Contacto para medios: 

Joelle Bassoul, Responsable de Medios de Oxfam para la crisis de Siria: jbassoul@oxfam.org.uk / +961-71525218 / @jobassoul

Enlace Permanente: 
https://oxf.am/2rhKoPu