Trailwalker: cambia vidas caminando

Trailwalker Francia 2015 - Sábado por la mañana. Fotografía: Laurent Carré / Oxfam
Trailwalker Francia 2015 - Sábado por la mañana. Fotografía: Laurent Carré / Oxfam

Desde 1981, miles de equipos han aceptado el desafío Trailwalker y recorrido desde el Parque Nacional de South Downs en el Reino Unido hasta el lago Taupo en Nueva Zelanda. Este evento coorganizado por Oxfam era, en sus orígenes, un duro ejercicio de entrenamiento del regimiento de los Gurkha. Con 17 recorridos en 9 países distintos de entre los que elegir, personas de todo el mundo participan cada año en el Oxfam Trailwalker poniendo a prueba su velocidad y resistencia mientras caminan a través de paisajes espectaculares, conocen gente nueva, se apoyan mutuamente y recaudan fondos con cada paso que dan. 

Preparados, listos... ¡ya! Comienzo del Oxfam Trailwalker Melbourne 2015. Fotografía: Martin Wurt / Oxfam Australia

Antes de comenzar el recorrido, no solo tienes que entrenar, también debes buscar formas de recaudar dinero, pero siempre con el apoyo y ayuda de Oxfam. Este año, además, el Oxfam Trailwalker Sydney ofreció un premio inigualable: por cada 200 dólares australianos recaudados entre las 12:00 horas del 24 de junio y las 12:00 horas del 15 de julio, los equipos ganarían una entrada para la lotería "Money Dunny". El ganador o la ganadora de la lotería y el equipo que encabezase la clasificación ¡tendrían su propio W.C. privado en cada punto de control! Bien sea a través de barbacoas solidarias, conciertos, ventas de pasteles o donaciones directas, cada año se recaudan miles de dólares para ayudar a Oxfam a ayudar a las personas que más lo necesitan. 

Los y las participantes de los Oxfam Trailwalker de Australia tienen la oportunidad de optar a tener su propio W.C. privado en cada punto de control. Fotografía: Jason Malouin/ Oxfam AUS

Dado el fuerte vínculo entre el Oxfam Trailwalker que se celebra cada año en el Parque Nacional de South Downs en el Reino Unido y el regimiento Gurkha, se decidió que los fondos recaudados durante las dos semanas posteriores a los terribles terremotos que sacudieron Nepal en abril de 2015 se destinasen a la respuesta de emergencia de Oxfam en el país.., Así, se consiguieron recaudar 159.000 libras adicionales antes de  que el evento comenzara el 27 de julio de 2015.

No importa si participas por primera vez o eres una "leyenda" del Trailwalker (como se conoce en Australia a quienes han participado en al menos cinco Trailwalkers). Si quieres seguir el ritmo y superar el reto de recorrer 100 kilómetros en el tiempo establecido, tú y tu equipo debéis tomaros muy en serio el entrenamiento. Karen Franklin, una de las "leyendas" del Trailwalker en Australia, ha participado en el de Brisbane desde que este comenzó a organizarse y no puede dejarlo. "Además de ser una forma fantástica de mantenerse en forma, este evento sirve para apoyar a una ONG maravillosa y una causa en la que tanto yo como mi familia creemos",  nos cuenta Karen. 

Oxfam Trailwalker Brisbane 2015.  Salida a los pies del Mount Glorious. Fotografía: Oxfam

El Trailwalker no es fácil. Sin embargo, este desafío atrae a muchas personas, desde profesores a soldados; desde administrativos a jubilados; desde compañeros de trabajo a estudiantes, como Santiago "Santi" Velasquez, de 19 años y ciego de nacimiento, que ha participado en el Trailwalker de 55 kilómetros de Brisbane junto a su padre, sus profesores y Lockie, su perro-guía. Gente corriente afrontando un reto extraordinario.

"Tengo ganas de acabarlo y sentir la satisfacción de haberlo hecho junto a mi padre. Él me ha apoyado mucho con mi entrenamiento durante los últimos años", dice Santiago "Santi" Velasquez.

Sí, es un recorrido duro. Pero la satisfacción, el orgullo y la alegría que sentirás al vivir esta experiencia los recordarás siempre. Y no nos olvidemos del propósito: recaudar fondos para aliviar el sufrimiento, luchar contra la injusticia y estar donde sea necesario para dar respuesta a los desastres que sacuden al mundo.

"¿Qué si nos dolían los pies al terminar esta maravillosa hazaña? ¡Por supuesto! Pero era un dolor diferente, que nos llenaba de euforia. Nos encantó el dolor que sentíamos tras caminar durante dos días enteros porque era el resultado de superar el mayor desafío físico de nuestra vida". Dippak Basavaraj del equipo Another Mile Ahead del Oxfam Trailwalker Bengaluru 2015 (India). 

Los esfuerzos de Dippak y su equipo durante la recaudación de fondos se vieron recompensados por la compañía del embajador de Oxfam Rahul Bose durante parte del recorrido. Fotografia: Oxfam India.

El Trailwalker es una oportunidad estupenda para conocer gente. Personas de todos los ámbitos se reúnen para compartir la alegría del evento de recaudación de fondos más importante de Oxfam y, sobre todo, contribuir a impulsar un cambio. No todo el mundo se apunta con un equipo "cerrado", así que a través de "Trailwalkers Oxfam Lonely Boots" os ayudamos a encontrar personas con las que participar. Como en el caso del equipo Caribu (Trailwalker Bégica), formado por personas de tres países diferentes que se entrenaron por separado y se conocieron en persona el mismo día del evento.

"Formar un equipo con personas de tres países diferentes (Francia, Bélgica y Alemania), a las que solo conocería el mismo día del Trailwalker, fue una experiencia muy especial". Maike Rochon del equipo Caribu.

Oxfam Trailwalker Melbourne 2015. Punto de control número 5. La voluntaria Belinda Ali y su marido Jafer Ali. Fotografía: Timothy Herbert/OxfamAUS

A parte de los equipos, son muchas más las personas que participan en un Trailwalker. Los equipos de apoyo que proporcionan alimentos, bebidas, ropa, masajes y apoyo moral conforme el recorrido se complica son cruciales. También lo son los maravillosos y maravillosas voluntarias de los puntos de control, que marcan el camino, se ocupan del registro de los equipos y les dan ánimos durante todo el recorrido.

"Decir que he disfrutado sería poco. Participar en un evento tan desafiante como este es una montaña rusa de emociones. Es tan duro y, sin embargo, la gente está tan animada, sobre todo cuando los equipos llegan a los hitos... Es adictivo. Me encantaría volver a colaborar el año que viene, en un equipo de apoyo o como voluntaria de Oxfam". Heather Westron, participante veterana del Trailtrekker, que también ha colaborado como voluntaria.

Alegría en la línea de meta. Oxfam Trailwalker Francia 2015. Fotografía: Laurent Carré / Oxfam France

Tal y como explica Elena Rodríguez, participante en el Oxfam Intermón Trailwalker (en Madrid y Girona), “Cada Trailwalker es un viaje de kilómetros y emociones”. Kilómetros que cambian las vidas de muchas familias, proporcionándoles acceso a agua, herramientas, semillas y apoyo. Emociones que cambian las vidas de quienes participan en este desafío, fortaleciendo los lazos entre los y las participantes.

Así que ¿por qué no eliges un Trailwalker, cerca o lejos, formas un equipo y te apuntas para impulsar un cambio duradero en las vidas de muchas personas?