Mujeres en Yemen montan en bicicleta para reclamar sus derechos

Bushra al-Fusail hizo un llamamiento a las mujeres a recorrer en bicicleta la capital del país, asolada por la guerra, para protestar contra el conflicto.
Bushra al-Fusail hizo un llamamiento a las mujeres a recorrer en bicicleta la capital del país, asolada por la guerra, para protestar contra el conflicto.

En medio de los bombardeos y la escasez de alimentos, combustible y otros suministros básicos, un grupo de mujeres yemeníes se reunió para manifestarse contra la guerra... y la privación de derechos que sufren las mujeres.

Bushra Al Fusail es la impulsora de "#BikeForYemen", una campaña organizada a través de las redes sociales para hacer un llamamiento a las mujeres a recorrer en bicicleta la capital del país, asolada por la guerra, para protestar contra el conflicto, contra el bloqueo impuesto por la coalición de países liderada por Arabia Saudí que limita la entrada en el país de combustible y otros bienes esenciales, y contra las estructuras patriarcales que durante tanto tiempo han marginado a las mujeres yemeníes y limitado sus derechos.

 "La idea se me ocurrió en 2011, cuando se produjo la primera crisis de combustible", dice esta fotógrafa y activista pro derechos de las mujeres de 28 años y de Sanaa.

El progueso de los derechos de  las mujeres ha quedado en el olvido

Antes de que el conflicto se agudizase el pasado mes de marzo, las mujeres yemeníes estaban a punto de lograr un pequeño pero importante avance en el borrador de la nueva constitución, con la inclusión de varios artículos a favor de los derechos de las mujeres. Debido a la prolongación del conflicto, y a pesar de los avances logrados, una vez más, los derechos de las mujeres han quedado en el olvido.

"A medida que el conflicto se agravaba, para las mujeres que lograron ciertos progresos antes de la guerra –mujeres que tenían empleos y eran autosuficientes–, su supervivencia y la de su familia se convertía en su principal preocupación", señala Bushra. "Ha sido como volver al pasado, cuando satisfacer las necesidades básicas de tu familia era una lucha diaria. ¡Pero no nos rendiremos y buscaremos la forma de salir adelante!".

A pesar del entusiasmo que la campaña despertó en las redes sociales, el día de la manifestación solo 14 mujeres se presentaron con sus bicicletas, de las cuales solo cuatro sabía montar. El resto estaba ahí para ofrecer su apoyo moral.

 Bushra al-Fusail

El tema de mujeres en bicicleta es controvertido

Sin embargo, las fotos de las mujeres montando en bicicleta y manifestándose para defender sus derechos provocaron un enorme debate. Muchas personas que previamente apoyaban la campaña retiraron su apoyo, publicaron comentarios airados en las redes sociales culpando a las organizadoras de destruir el tejido social yemení y llegaron a decir que las participantes no eran musulmanas de verdad y que estaban "importando" valores occidentales. Otras personas incluso enviaron mensajes a Bushra, la organizadora, acusándole de no ser una "verdadera" mujer (porque una mujer no puede montar en bicicleta) y hasta llegaron a afirmar que el hecho de que las mujeres montaran en bicicleta era peor que la guerra.

Pero Bushra continúa desafiante. "Sé que poco a poco la sociedad yemení lo irá aceptando. Queremos llevar esta iniciativa a otras ciudades, como Taiz o Aden. Pero, primero, la guerra debe acabar".

Dos días después de esta entrevista, la casa de Bushra en Sanaa sufrió importantes daños como consecuencia de una bomba que impactó muy cerca. Aunque, afortunadamente, Bushra y su familia están sanos y salvos, este bombardeo nos recuerda la gravedad e imprevisibilidad del conflicto que asola Yemen.

Fotos: Bushra al-Fusail