Corregir dos errores

Un nuevo Fondo Global para el Clima al servicio de las personas pobres

El cambio climático ya está afectando negativamente la vida y los medios de subsistencia de las mujeres y hombres que viven en la pobreza. Sin embargo, menos de una décima parte de los fondos invertidos en el cambio climático se destinan a ayudar a personas de países vulnerables a adaptarse a sus impactos. Los más pobres pierden por partida doble: son los más castigados por el cambio climático que no han provocado y son desatendidos por los fondos que deberían estar ayudándolos.

La financiación para el cambio climático puede y debe operar desde abajo hacia arriba, especialmente en el caso de las mujeres campesinas. Comenzando por establecer formalmente un nuevo Fondo Global para el Clima, las decisiones sobre el gobierno de la financiación para el clima necesitan una nueva dirección más allá de 2012.

Este informe presenta la visión de un nuevo Fondo y un sistema de financiación más eficaz para responder a las necesidades financieras de los países en desarrollo y que se considere legítimo – por los gobiernos y la sociedad civil – en su toma de decisiones.