Irak

Unos niños llenan botellas con agua potable en un grifo en el campo de Hassansham. Oxfam ha instalado en el campo tanques para el almacenamiento de agua apta para el consumo y se ocupa del mantenimiento de las letrinas. Fotografía: Tegid Cartwright/Oxfa

Desde el derrocamiento de Saddam Hussein en 2003, y mientras las diferentes facciones luchan por el control del país, la población iraquí (cerca de 33 millones de personas) apenas ha disfrutado de cortos períodos de una paz relativa. Desde 2014, el ISIS se ha hecho con el control de grandes zonas del país, entre ellas algunas de las principales ciudades. Millones de iraquíes han huido de sus casas y precisan de ayuda humanitaria urgente.

Nuestro trabajo

El objetivo de Oxfam en Irak es desarrollar la resiliencia de la población en áreas afectadas por el conflicto rehabilitando los servicios básicos existentes y proporcionando ayuda a largo plazo en materia de suministro de agua, saneamiento y promoción de la higiene (WASH, por sus siglas en inglés) y seguridad alimentaria y medios de vida vulnerables en situaciones de emergencia (EFSVL, por sus siglas en inglés) en coordinación con las autoridades locales y nuestras organizaciones socias.

Gracias a nuestros conocimientos y experiencia en incidencia política, tratamos de influir en los enfoques aplicados en la provisión de ayuda humanitaria con el objetivo de garantizar y proteger los derechos de todas las personas afectadas por el actual conflicto.

Con nuestras organizaciones socias, desde Oxfam trabajamos en los ámbitos de WASH, EFSVL, protección, justicia de género e incidencia política proporcionando asistencia a más de 250.000 personas afectadas por el conflicto.

Trabajamos en las provincias de Diyala, Kirkuk y Salahaddin –que incluyen territorios disputados–, en ciudades y pueblos tanto de zonas rurales como urbanas.

Oxfam en Irak

Desde Oxfam trabajamos:

  • Proporcionando ayuda de emergencia a personas desplazadas suministrando dinero en efectivo o vales para cubrir las necesidades básicas de los hogares.
  • Rehabilitando los sistemas de suministro de agua y saneamiento, e impulsando actividades para la promoción de la higiene.
  • Facilitando a las personas retornadas y desplazadas internamente oportunidades para obtener medios de vida, posibilitando su acceso a ingresos.
  • Desarrollando actividades de protección que incluyen el mapeo de servicios, la provisión de información y la organización regular de sesiones de diálogo con las comunidades incorporando y haciendo especial hincapié la perspectiva de género.

Asimismo, planeamos ampliar nuestras operaciones para incluir nuevas áreas del centro de Irak a medida que el conflicto disminuye. Para ello, recientemente hemos establecido una oficina en Bagdad para coordinar las actividades de incidencia política en el país y facilitar las respuestas lideradas por organizaciones socias a crisis que puedan producirse en Bagdad y sus inmediaciones.

La respuesta en Mosul

Mosul (la segunda ciudad más poblada de Irak) y sus alrededores han estado bajo el control del ISIS desde junio de 2014.

Más de 190.000 personas han huido de sus hogares desde que la operación militar para recuperar la ciudad de Mosul comenzara el 17 de octubre de 2016, de las cuales cerca de 30.000 han regresado.

Alrededor de 2.000 personas murieron o resultaron heridas en los primeros tres meses de la ofensiva para recuperar la ciudad de Mosul.

Ha comenzado una nueva ofensiva militar, se estima, hay atrapadas 750.000 personas al oeste de Mosul sin poder escapar de forma segura.

Respuesta y actividades de Oxfam

Oxfam ha incrementado su respuesta y sus operaciones en áreas estratégicas para proporcionar ayuda a personas retornadas y desplazadas en campos y comunidades de acogida. Con el objetivo de proteger a los hombres, mujeres, niños y niñas en situación de mayor vulnerabilidad, aplicamos enfoques flexibles donde las prioridades son la provisión de agua y saneamiento, la promoción de la higiene, el suministro de ayuda alimentaria de emergencia y la protección de medios de vida vulnerables.

Conforme a nuestro enfoque de programa único, tratamos de incorporar soluciones a largo plazo y sostenibles a nuestra respuesta humanitaria. Aunque es importante cubrir las necesidades más inmediatas de alimentación, agua y refugio, es importante ir más allá de la recuperación de Mosul y garantizar un futuro seguro y digno para toda la población iraquí.