Violencias contra mujeres y niñas: ¡basta!

enough_campaign_women_honduras_violence_main.jpg

Cada minuto, la violencia devasta la vida de millones de mujeres y niñas en todo el mundo. Se trata de una lacra global que afecta a una de cada tres mujeres a lo largo de su vida, fracturando también las comunidades en las que viven.

Las violencias contra las mujeres y las niñas no conocen fronteras geográficas o culturales, pero afectan más gravemente a las más vulnerables, las que viven sumidas en la pobreza. Estas violencias están radicadas en la desigualdad de género que las mujeres sufren durante toda su vida, desde la infancia hasta la vejez.

Por un lado, muchas personas han normalizado las violencias machistas y continúan reproduciendo imaginarios y comportamientos nocivos entre su familia,  amistades y círculos sociales. También hay personas que, aunque creen que la violencia no está bien, no la cuestionan públicamente.

Pero tal y como muestran historias de todo el mundo, también hay cada vez más personas que se manifiestan en contra. Las organizaciones feministas y de derechos de las mujeres están salvando vidas al combatir la violencia contra las mujeres y niñas. Estamos con ellas para pedir a mujeres, hombres, niños y niñas de todo el mundo que digan ¡BASTA!.  

Podemos cambiar y ayudar a cambiar las creencias que refuerzan la violencia machista como algo normal. Lo que se ha aprendido se puede desaprender.

Únete a la campaña: digamos #BASTA de violencias contra mujeres y niñas

Todas y todos podemos ayudar a detener la violencia contra las mujeres en nuestra vida cotidiana. Rompamos tabúes y esterotipos, debatamos acerca del tema tanto en público como en nuestros hogares. Y hagamos oir nuestra voz en las redes sociales. ¡Únete a la conversación y ayúdanos a correr la voz!

Compártelo en Facebook | Compártelo en Twitter | Compártelo por correo electrónico

Watch #LosCelosNoSonExcusa para ejercer violencia contra mujeres y niñas on YouTube.

Cuando los jóvenes creen que los hombres demuestran su amor controlando a sus parejas, y las mujeres perdonándolos, el amor se convierte en celos, y los celos en una excusa para ejercer violencia contra mujeres y niñas.

Ayúdanos a cambiar las normas sociales: comparte este vídeo y di que los celos no justifican comportamientos posesivos ni violentos.