7 preguntas clave sobre la caravana de migrantes de Centroamérica y la respuesta de Oxfam  

Mientras miles de personas que migran de Centroamérica intentan llegar a los Estados Unidos, colaboradores de Oxfam, junto con equipos de trabajo de socios locales, distribuimos kits de higiene personal para 5,250 personas e instalamos 20 letrinas químicas en albergues y a un costado de la aduana en Tecún Umán, Guatemala. Además, repartimos kits de alimentos para 560 niños menores de cinco años. Todos estos kits tienen información y contactos para denunciar temas de violencia o de trata de personas.

También instalamos 50 toldos para proteger a las familias del sol y repartimos 1,000 colchonetas para los albergues en la zona de tránsito, en donde además colocamos 6 cocinas industriales equipadas. Ahí mismo, entregamos 1,600 vales canjeables en comedores locales por desayunos, almuerzos o cenas.

Pero ¿por qué mujeres, niñas, niños, ancianos, ancianas y hombres han huido de sus países? ¿Por qué viajan juntos? Damos respuesta a estas y otras preguntas.

¿De dónde partieron las caravanas de migrantes y hacia dónde se dirigen?

El 13 de octubre, un grupo de más de 1,000 personas partió desde San Pedro Sula, Honduras, con la intención de llegar caminando a territorio estadounidense. Esta caravana, cuyo tamaño se ha estimado en unas 7,000 personas, por las que se han sumado en el camino, es probablemente la más grande jamás registrada. Sin embargo, en el camino se han separado en varios grupos que se encuentran en distintos puntos en México. A esta gran caravana la han seguido otras tres, que partieron días después en distintas fechas, desde Guatemala y El Salvador. 

¿Por qué han huido de sus países y qué piden?

Estas personas están huyendo de la violencia generalizada, la pobreza y la inseguridad alimentaria, agudizada por el cambio climático. Estamos hablando de familias enteras con niñas y niños pequeños, que lo han dejado todo para emprender un viaje muy difícil y peligroso para salvar sus vidas y poder ofrecer un futuro libre de violencias y amenazas para sus hijos. Viajar en un grupo grande es mucho más seguro que enfrentar solos los peligros del largo camino. 

Karen, quien ha caminado más de 700 kilómetros desde Honduras con su hija de siete años, dejó atrás sus otros dos hijos en un refugio: “Ayúdenos, no podemos regresar a Honduras porque estamos amenazados de muerte.

¿Cuántos migrantes han atravesado la frontera Tecún Umán?

Según  datos  proporcionados  por  los  albergues,  la  Casa  del  Migrante  y  los comedores  que  han proporcionado asistencia humanitaria,  así como las  estimaciones  del  personal de Oxfam y Convergencia Ciudadana para la Gestión del Riesgo (Cociger) en terreno, se estima que 20,500 personas migrantes han atravesado la frontera en Tecún Umán entre el 17 de octubre y el 3 de noviembre.

¿Dónde se encuentran ahora? 

Varios centenares de migrantes ahora se encuentran en Tijuana y se han sumado a otros grupos que arribaron a esa ciudad fronteriza en días recientes.

Un gran contingente de la primera caravana de migrantes centroamericanos, en su mayoría hondureños, avanza en grupos por el noroeste de México, todavía a unos kilómetros de Tijuana.

La mayoría de integrantes de la segunda caravana de hondureños permanece en la Ciudad de México donde, según las autoridades locales, son unas 1.200 las personas que descansan en un complejo deportivo en el oriente de la capital.

Otros 2.000 migrantes, de la tercera caravana, procedentes en su mayoría de El Salvador, se encuentran más lejos del llamado “sueño americano” y avanzan todavía por la localidad de Veracruz, al oriente de México.

Una cuarta caravana, también de salvadoreños, está dividida entre las localidades de Oaxaca y Veracruz. De acuerdo con autoridades locales, se estima que la integran unas 1.800 personas.

¿En qué condiciones viven?

A medida que pasan los días, más personas arriban a los distintos puntos en México, y se quedan a descansar y comer en albergues, duermen en las calles o transportes en donde viajan. Varios llegan enfermos, con ampollas en los pies de tanto caminar, agotados y además enfrentando las bajas temperaturas en el país. También sufren intentos de robos y secuestros en el camino, lo que agudiza la situación de tensión y desprotección. 

Algunos adultos han decidido regresar a su lugar de origen, porque su salud empeora, o peor aún, sus hijos enferman. Otros sólo esperan llegar a Estados Unidos para trabajar y enviar dinero a su familia. 

¿Cuáles son las prioridades en esta emergencia y qué estamos haciendo desde Oxfam?

Ante este flujo masivo de personas por el territorio guatemalteco, desde Oxfam hemos organizado nuestra respuesta humanitaria en la frontera oeste con México (Tecún Umán y San Marcos), con acciones que apoyan la atención de la Casa del Migrante en Ciudad Guatemala. Asimismo, brindamos talleres de protección enfocados en identificación y derivación de casos de violencia y trata de personas, así como charlas de promoción de higiene.

Nos estamos coordinando con el personal de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) en Guatemala para definir acciones de protección para los migrantes en tránsito, especialmente en Tecún Umán.

En México, trabajamos en coordinación con otras organizaciones para proporcionar ayuda a los migrantes en puntos específicos de Chiapas, Oaxaca y la Ciudad de México en donde brindamos agua segura, saneamiento y elementos de promoción de higiene a las personas.


También se destinarán recursos para apoyar a organizaciones defensoras de derechos de los migrantes y redes de albergues en México, que son las que tienen mayor experiencia y pueden proporcionar una atención y protección a las personas migrantes de manera directa.

¿Qué pedimos a los gobiernos de los países que se encuentran en esta ruta migratoria?

Desde Oxfam, pedimos a los gobiernos de Guatemala, México y Estados Unidos que protejan a las personas que participan en estas caravanas y a todos los migrantes en general, respetando los principios de no devolución, brindando los mecanismos de protección a quienes no pueden regresar a su país de origen por sufrir amenazas a sus vidas o integridad física, y garantizando que las niñas y los niños no sean separados de sus familias. 

También hacemos un llamado para que las autoridades mexicanas otorguen el reconocimiento prima facie al colectivo de la caravana, en concordancia con la legislación mexicana e internacional, a partir del cual se reconoce la condición de refugiado sin necesidad de que cada persona realice un trámite individual.

Apoya nuestra labor humanitaria

En una situación de emergencia, tu donativo ayudará a que personas que lo han perdido todo tengan acceso a agua potable, alimentos, refugio, jabón, utensilios de cocina y otros artículos básicos, vitales para su supervivencia.


Actualizado al 15 de noviembre de 2018.