Crisis en Yemen

Bader *, de 8 años, tubo que huir con su familia de Sa'ada y ahora vive en el campamento para personas desplazadas de Huth, donde Oxfam está proporcionando agua potable. Foto: Mohammed Al-Mekhlafi/Oxfam
Bader *, de 8 años, tubo que huir con su familia de Sa'ada y ahora vive en el campamento para personas desplazadas de Huth, donde Oxfam está proporcionando agua potable. Foto: Mohammed Al-Mekhlafi/Oxfam

Tres años de conflicto devastador han sumido a Yemen en una de las peores crisis humanitarias del mundo. El país se encuentra al borde de la hambruna y sufre además el mayor brote de cólera jamás registrado. Estamos proporcionando ayuda humanitaria a la población, pero necesitamos urgentemente tu ayuda para llegar a más personas.

Un conflicto brutal y devastador

La población de Yemen está viviendo una de las crisis humanitarias más graves del mundo. El conflicto, que estalló en marzo de 2015, enfrenta a la coalición liderada por Arabia Saudí y el Gobierno yemení contra el movimiento Ansar-Allah (también conocidos como los hutíes), y ha causado ya casi 16,400 muertes y lesiones a civiles.

Más de tres millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares como consecuencia de los bombardeos y los combates. 22 millones de personas (el 75% de la población del país) necesitan ayuda humanitaria, lo que la convierte en la crisis de mayor envergadura del mundo.

La hambruna acecha y el cólera se expande

La economía del país está colapsada. Incontables casas, almacenes, granjas e infraestructuras civiles han resultado destruidas. Servicios básicos como la atención sanitaria o el suministro de agua se han visto gravemente afectados. Las partes en conflicto han perturbado seriamente el flujo de alimentos, que ya antes del conflicto dependía hasta en un 90% de las importaciones. Los precios siguen aumentando mientras muchas de las personas más pobres han perdido sus fuentes de ingresos.

Se estima que 17 millones de yemeníes (el 60% de la población del país) sufren inseguridad alimentaria y desnutrición, de los cuales 8 millones se encuentran al borde de la hambruna.

Al mismo tiempo, Yemen se enfrenta al peor brote de cólera nunca registrado en el mundo, que se ha expandido por casi la totalidad del territorio de este país devastado por la guerra. Desde que se desatara la epidemia, se han registrado más de un millón presuntos casos de cólera, y almenos 2.300 personas han perdido la vida. Hay muchas más personas en riesgo de contraer la enfermedad, debilitadas por el hambre y el conflicto.  

Punto de distribución de agua construido por Oxfam en el campo de desplazados de Al-Manjorah, en el distrito de Bani Hassan, Yemen. El agua llega a este pozo a través de camiones cisterna de Oxfam. Foto: Moayed Al.Shaibani/Oxfam

Nuestra respuesta humanitaria

Desde Oxfam estamos proporcionando ayuda de emergencia tanto en el norte como en el sur del país, y hemos asistido más de 3 millones de personas desde julio de 2015.

Nuestra respuesta incluye:

  • la provisión de agua potable y servicios de saneamiento a través de camiones cisterna. También rehabilitamos los sistemas de suministro de agua y construimos letrinas;
  • el apoyo a familias mediante dinero en efectivo para ayudarles a comprar alimentos y ganado en los mercados locales, además de programas de dinero por trabajo para reactivar sus fuentes de ingresos.

En respuesta al brote de cólera, hemos proporcionado ayuda directa a más de 430.000 personas de cuatro provincias del país en coordinación con otras organizaciones internacionales. Estamos proporcionando agua potable, filtros para purificar el agua y bidones, construyendo letrinas y organizando programas de promoción de la higiene.

Ayúdanos a ayudar más

Desde que acabaran las negociaciones de paz y el cese parcial de las hostilidades a principios de agosto de 2016, se han vuelto a intensificar los bombardeos aéreos y los combates por tierra. Para millones de mujeres, hombres, niñas y niños en Yemen, la vida es una lucha diaria por sobrevivir y la violencia es una amenaza constante.

Desde Oxfam trabajamos sobre el terreno proporcionando ayuda de emergencia, pero necesitamos tu apoyo urgentemente para poder llegar a más personas. Haz un donativo.