Kenia

Miembros del  proyecto Wezesha Jamii reuniendose en grupo en el Barrio de Mathare, Nairobi, Kenia. Crédito: Katie G. Nelson / Oxfam

-0.021973, 39.177246

Kenia posee la mayor economía de África del Este, una población educada, un sector privado dinámico y recursos naturales.  A pesar de este potencial, sufre elevados niveles de pobreza, exclusión femenina, desigualdad generalizada, mala gestión del gobierno y violencia.  La sociedad civil y la ciudadanía keniana son el motor del cambio, pero se les suele tachar de indiferencia, mala organización y dependencia. 

Al igual que muchos países en vías de desarrollo, Kenia está experimentando una rápida urbanización. Se estima que la mitad de la población del país vivirá en zonas urbanas en 2050, lo que supone innumerables retos. Un 34% de los 17 millones de kenianos pobres viven en zonas urbanas, la mayoría en asentamientos urbanos informales.

Los niveles más altos de pobreza de Kenia se encuentran en las comunidades agrícolas y pastoras del norte. En algunas zonas, el 95% de la población se encuentra bajo el umbral de la pobreza.

Oxfam en Kenia

Oxfam contempla una sociedad keniana diferente. En ella, cada persona - independientemente de su género, religión, etnia o condición social - tiene acceso a los servicios básicos, participa plenamente en las tomas de decisiones sobre cuestiones que les afectan y se hace oír. Además, creemos en el derecho de la población keniana a tomar decisiones de forma libre y fundamentada, para que puedan construir medios de vida sostenibles y ser más resistentes ante crisis externas.

Desde 1963, Oxfam en Kenia trabaja con organizaciones socias en programas de desarrollo a largo plazo, ayuda humanitaria, programas de resolución de conflictos y construcción de la paz. También participamos activamente en campañas para lograr una mejor gobernabilidad y un acceso equitativo a servicios básicos como la salud y la educación.

Nuestros programas

Governanza y rendición de cuentas

Nos centramos en apoyar un movimiento social en Kenia que esté informado e involucrado en la movilización y distribución de impuestos y gastos. Además, nos mantenemos firmes al desafiar las políticas y prácticas tributarias y al basar nuestro trabajo de influencia en la investigación y los análisis de poder y género. el poder, poder y género. También trabajamos para conectar el trabajo comunitario con el local, regional, nacional e internacional, sobre todo en temas relacionados con la justicia fiscal y la desigualdad.

Acceso a recursos naturales:

  • Trabajamos con mujeres, hombres y jóvenes de las comunidades más pobres y excluidas para que puedan ejercer su derecho a acceder, controlar y tener títulos de propiedad de sus tierras.

  • Formamos a las comunidades para tomar decisiones estratégicas sobre su tierra y recursos naturales y obtener beneficios monetarios y no monetarios de todas las formas de explotación de su tierra. 

  • Trabajamos con responsables políticos para aplicar de forma efectiva leyes y reglamentos transparentes y responsables. 
     

Justicia de género 

Nos comprometemos a fomentar cambios a nivel general en cuanto a actitudes, prácticas y creencias sobre las relaciones de género y poder para impulsar los derechos de las mujeres y la justicia de género. Para conseguirlo, trabajamos con organizaciones por los derechos de la mujer, redes nacionales y actores influyentes como las instituciones religiosas. Así, apoyamos el cambio de actitudes y desafiamos y cambiamos las relaciones de poder a nivel familiar, comunitario y nacional. 

Acción humanitaria 

Trabajamos con organizaciones socias para ayudar a las comunidades a crear y reforzar su resistencia ante desastres como inundaciones, desprendimientos y sequías constantes, que han ido en aumento con el paso del tiempo. Además, nos centraremos progresivamente en el suministro de ayuda técnica al gobierno y a otras organizaciones nacionales para poder actuar de manera más efectiva.