Riqueza: tenerlo todo y querer más

La riqueza mundial se concentra cada vez más en manos de una pequeña élite. Esta élite rica ha creado y mantenido su vasta fortuna gracias a las actividades que desarrollan por defender sus intereses en un puñado de sectores económicos importantes, como el financiero y el farmacéutico y de atención sanitaria.

Las empresas de estos sectores destinan millones de dólares cada año a actividades de lobby dirigidas a favorecer un entorno normativo que proteja y fortalezca aún más sus intereses. La mayoría de las actividades de lobby que se llevan a cabo en Estados Unidos trata de influir sobre cuestiones presupuestarias y fiscales, es decir, sobre  recursos públicos que deberían orientarse a beneficiar al conjunto de la ciudadanía, en lugar de reflejar los intereses de los poderosos lobistas.

Este informe explica la metodología y las fuentes de datos que utiliza Oxfam, y actualiza las estadísticas principales sobre la desigualdad, como el dato ampliamente citado de 2014 de que “las 85 personas más ricas del mundo tienen la misma riqueza que la mitad más pobre de la población mundial”.