Somalia

Hombres recogiendo agua de un pozo, Somalilandia. Crédito: Pablo Tosco / Oxfam

5.047171, 45.791016

Somalia se enfrenta a algunos de los peores retos humanitarios y de desarrollo del mundo, agravados por los constantes conflictos armados en diferentes partes del país y las sequías recurrentes. 2,6 millones de personas, de un total de 11 millones, se encuentran desplazadas y 5,4 millones necesitan ayuda humanitaria. En 2017 se logró evitar la hambruna, pero las sequías acabaron con el ganado, el pilar de la economía somalí. El reestablecimiento de estos medios de vida precarios sigue suponiendo un desafío, mientras que el gobierno somalí hace frente a una enorme carga de deuda con unas limitadas infraestrucutras estatales.

No obstante, Somalia también posee un gran potencial. El país cuenta con una población joven, estabilidad en ciertas zonas, recursos pesqueros abundantes y un sector de telecomunicaciones y banca móvil próspero, por lo que hay proyección y esperanza en un futuro mejor a pesar de las inmensas dificultades.

Oxfam en Somalia: décadas de colaboración

Oxfam trabaja en Somalia desde hace más de 40 años colaborando con la sociedad civil y las comunidades y autoridades locales, donde proporciona ayuda humanitaria y proyectos de desarrollo a largo plazo.

Nuestra idea es conseguir una Somalia pacífica y dinámica, en la que los derechos de mujeres y hombres se respeten por igual, incluida la participación en la toma de decisiones y en los procesos del gobierno. Nuestros esfuerzos se centran en las mujeres, la juventud y los niños y niñas para conseguir una Somalia más equitativa.

Ayuda humanitaria para la supervivencia

Actualmente, desde Oxfam ofrecemos una respuesta humanitaria a gran escala que se centra en garantizar el acceso a agua potable, saneamiento, higiene y alimentos. De esta manera, logramos que se cubran las necesidades  más acuciantes y establecemos las bases para que haya una recuperación y aumente la resiliencia a largo plazo.

Nuestras actividades incluyen el transporte de agua en camiones cisterna a comunidades aisladas, la construcción de letrinas y la aportación de ayudas monetarias con distintos fines, para así otorgarles a las comunidades el poder de decidir sobre cómo satisfacer sus necesidades. Prestamos especial atención a la protección de mujeres y niños ante los riesgos de seguridad.

Oxfam también defiende y trabaja con miembros de la sociedad civil y del gobierno de Somalia para que tengan más visibilidad y un papel más importante a la hora de diseñar las respuestas humanitarias.

Con vistas al futuro, estamos vinculando nuestra acción humanitaria a la construcción de la resiliencia en las comunidades. Por ejemplo, con el uso de recursos hídricos podemos contribuir a mitigar los efectos del cambio climático.

Sentando las bases para el futuro

Nuestros programas de desarrollo complementan las operaciones humanitarias para, así, abordar las causas subyacentes de la pobreza y la injusticia, mientras trabajamos para hacer realidad el potencial de todas y todos los somalíes.

De esta manera, priorizamos el  fomentar y facilitar la participación de las mujeres y la juventud en los procesos de toma de decisiones. Trabajamos para conseguir que tengan voz en el parlamento,que mejoren sus posibilidades económicas y puedan acceder a la justicia.

Nuestro trabajo en incidencia política es fundamental a la hora de abordar los desafíos sistémicos y las inequidades, como por ejemplo abogar por la cancelación de la deuda de Somalia y las políticas inclusivas de género y relacionadas con la juventud.

Las organizaciones socias de Oxfam

Oxfam colabora actualmente con actores de la sociedad civil, incluido Candlelight, HAVOYOCO, Innovative Venture, KAALO, Legal Aid Clinic, NAGAAD, SHAQODOON, SHURAKO y SONYO, además de varios ministerios de gobierno y departamentos. La labor de Oxfam está financiada por el DEC, el gobierno holandés, la UE, ECHO, GERC y las donaciones públicas e institucionales.