Túnez

Participación pública y política de las mujeres en Túnez. Samia Khadhraoui, trabajando en UGTT. Crédito: Ons Abid / Oxfam Novib

32.527059, 10.230471

Desde la revolución en el año 2011, Túnez ha experimentado una transición democrática sin precedentes. Esta ha facilitado cambios socioeconómicos y políticos notables que han favorecido la democratización que Oxfam apoya desde 2012.

Sin embargo, a pesar de la transición y las reformas que la han acompañado, las desigualdades han seguido acrecentándose de forma constante, especialmente a expensas de las personas más vulnerables y empobrecidas. 

Las mujeres, la juventud y los grupos más excluidos son, desde la perspectiva de Oxfam, los principales motores del cambio que llevan a la construcción de una sociedad igualitaria, inclusiva y eficaz. La diversidad de sus experiencias les brinda unos conocimientos únicos que se deben reconocer y poner en valor. Convirtiéndose en ciudadanas y ciudadanos activos, tendrán las capacidades necesarias para reclamar sus derechos y participar en la reducción de las desigualdades socioeconómicas y de género. Junto a organizaciones de la sociedad civil fuertes, vibrantes e inclusivas, y en alianza con otros actores locales, nacionales, regionales e internacionales, tienen un potencial único para promover el principio político de transparencia y un Estado que garantice una vida digna y libre de discriminación para su pueblo.   

Para lograrlo, Oxfam se ha comprometido a trabajar con sus organizaciones socias para impulsar cambios en políticas, prácticas, actitudes nocivas y normas sociales. Estos cambios pueden contribuir a reducir la exclusión de los grupos más vulnerables y ayudarles a ejercitar sus derechos de forma eficaz, así como a influir en la evolución de los modelos culturales, políticos, sociales y económicos.

Desarrollar la capacidad de las personas, las comunidades y las organizaciones es fundamental para garantizar la sensibilización, una participación inclusiva y una influencia eficaz en los procesos para impulsar cambios sostenibles abordando las causas subyacentes de las desigualdades. 

Oxfam en Túnez 

El mandato de Oxfam en Túnez es doble: desarrollo e incidencia política. Su estrategia 2015-2019 se basa en cuatro pilares programáticos: 

Justicia de género y empoderamiento de las mujeres 

Las prioridades de este programa son: 

• eliminación de la violencia de género; 

• mujeres, paz y seguridad; 

• participación política de las mujeres; y 

• defensa de los derechos y libertades individuales. 

Movilización ciudadana a favor de modelos de gobierno y políticas socioeconómicas que reduzcan las desigualdades 

Las prioridades de este programa son: 

• participación ciudadana; 

• justicia fiscal; 

• seguimiento presupuestario; 

• descentralización; y 

• migraciones y movilidad humana. 

Fortalecer y promover un espacio libre, abierto y de influencia para la sociedad civil 

Las prioridades de este programa son: 

• influencia ciudadana; 

• protección de la sociedad civil; 

• rendición de cuentas política; y 

• participación de la juventud.   

Justicia económica 

Las prioridades de este programa son: 

• empleos dignos; y 

• empoderamiento económico de las mujeres. 

La transversalización del género es un valor fundamental y un enfoque que Oxfam promueve entre sus organizaciones socias, situando los derechos de las mujeres y principios feministas en el centro de toda su labor. Además del programa de justicia de género, Oxfam aplica de forma transversal un enfoque basado en el género. Esto implica la integración de un análisis en profundidad de las dinámicas de género y poder, objetivos explícitos con respecto a la justicia de género y los derechos de las mujeres, y medidas específicas para combatir la discriminación estructural basada en el género, y no solo sus "síntomas". 

Oxfam en Túnez también participa en campañas globales de la confederación, principalmente en: 

Iguales

¡Basta!