Crisis en Siria

Sara, 11 años, de Homs, Siria, delante de un tanque de agua suministrado por Oxfam, instalado en la terraza su casa.  Recibió un disparo en la cabeza en Siria. La bala solo le rozó, pero aún tiene trozos de metralla en el cuero cabelludo. Foto: Sam Tarlin
Sara, 11 años, de Homs, Siria, delante de un tanque de agua suministrado por Oxfam, instalado en la terraza su casa. Recibió un disparo en la cabeza en Siria. La bala solo le rozó, pero aún tiene trozos de metralla en el cuero cabelludo. Foto: Sam Tarlin

Cinco años después del comienzo del conflicto en Siria la guerra no muestra señal alguna de aplacarse.  A día de hoy, la mitad de los 22 millones de habitantes que tenía Siria antes de la guerra han huído de sus casas y más de 13 millones necesitan ayuda.  

Estamos actuando para ayudar a millones de personas que se han refugiado fuera de su país. Ya hemos ayudado a muchas personas afectadas por la crisis en Siria, el Líbano y Jordania, y hemos empezado nuevos programas en Grecia, Serbia y Macedonia ante la masiva llegada de refugiados a las costas del sur de Europa. Con tu apoyo podremos ayudar a más.

La magnitud de la crisis

Desde la perspectiva humanitaria, el sufrimiento provocado por la crisis es sobrecogedor. De acuerdo con Naciones Unidas, desde el comienzo del conflicto en marzo de 2011, éste se ha cobrado más de 250.000 vidas y más de 4,5 millones de personas se han visto obligadas a huir a países vecinos. Además de la violencia que continúa aumentando en el norte de Siria y su frontera occidental, ahora, los refugiados dicen seguir huyendo como consecuencia de una economía y un sistema sanitario muy deteriorados.

  • La ONU estima que, solamente en Siria, 13,5 millones de personas necesitan ayuda, de los cuales 6,6 millones son desplazados internos
  • El crecimiento de la población está poniendo al sistema, las infraestructuras y las economías locales de estos países de acogida en una situación extrema. 1 de cada 5 habitantes del Líbano son refugiados sirios.

Además, según ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, la mayoría de las familias sirias acogidas en Jordania vive en zonas urbanas, en las afueras de los campamentos. Quienes han huido al Líbano viven diseminados por el país en condiciones muy precarias, sin oportunidades laborales y pagando alquileres inasumibles.

Nuestro trabajo en Jordania, el Líbano y Siria

Hemos asistido a más de un millón de personas afectadas por esta crisis. 

Ahmad, 39, from Ghouta, near Damascus in Syria, collects drinking water from an Oxfam supplied water tank in Zaatari camp in Jordan, which is home to around 80,000 Syrian refugees. Half of the camp's residents are under 18. Photo credit: Sam Tarling/Oxfam

Ahmad, 39 años, de Ghouta, cerca de Damasco (Siria), recogen agua apta para el consumo de un tanque suministrado por Oxfam en el campo de Zaatari, en Jordania, donde residen acerca de 80.000 refugiados sirios. Fotografía: Sam Tarling / Oxfam

Hemos proporcionado ayuda humanitaria a casi medio millón de personas refugiadas en Jordania y el Líbano, garantizándoles el acceso a agua potable, dinero en efectivo y materiales de emergencia como, por ejemplo, mantas y hornillos, y vales para productos higiénicos. También facilitamos información a las familias a cerca de sus derechos humanos y legales y les ayudamos a acceder a servicios médicos, legales o de apoyo.  

Desde Oxfam hemos construido bloques de letrinas y duchas en los campos de refugiados, asentamientos informales y en las rutas que utilizan las personas para huir de Siria a través del desierto. También hemos reparado letrinas en las comunidades de acogida e instalado sistemas de distribución de agua a través de tuberías en el campo de refugiados de Zaatari y en las comunidades de acogida en el Valle de la Bekaa en el Líbano.

Asimismo, desde Oxfam suministramos agua limpia a la población siria dentro del país a través de camiones cisterna y de iniciativas para la rehabilitación de las infraestructuras y reparación de pozos.

Movilizándonos para encontrar una solución política al conflicto

Proporcionar apoyo vital para los millones de personas afectadas por este devastador conflicto es esencial, pero no es suficiente. Desde su comienzo, hace ya cinco años, hemos hecho campaña y realizado labores de incidencia política en pro de una solución política, sostenible e inclusiva al conflicto. Así, continuamos exigiendo un alto al fuego y que todas las partes de este conflicto detengan toda transferencia de armas y garanticen el acceso humanitario.

Además, hacemos un llamamiento a los países ricos para que se comprometan a proporcionar todos los fondos solicitados este año mediante llamamientos humanitarios, así como a facilitar el reasentamiento del 10% de los refugiados sirios registrados para finales de 2016.

Actualizado el 1 de febrero de 2016