Medidas de protección contra el acoso y el abuso sexual : nuestro plan de acción

El 16 de febrero de 2018 acordamos un plan de acción de 10 medidas para fortalecer las políticas y prácticas en materia de protección y salvaguardia de Oxfam y transformar nuestra cultura de trabajo. 

En 2011, Oxfam cometió graves errores en Haití al no ser capaz de prevenir e investigar adecuadamente conductas sexuales inadecuadas por parte de algunos miembros de nuestro personal. Sentimos profundamente estos errores y no haber contado con procesos adecuados para subsanarlos. Ahora, todas las personas que forman Oxfam nos hemos comprometido a corregir esta situación.

En febrero de 2018, Oxfam creó una Comisión Independiente de Alto Nivel sobre Conductas Sexuales Ilícitas, Rendición de Cuentas y Cambio Cultural para llevar a cabo una revisión de su cultura organizativa, sus sistemas de rendición de cuentas y sus políticas, procedimientos y prácticas de protección y salvaguardia en toda la confederación. Pedimos a la Comisión que identificara las debilidades de nuestra cultura conforme a unos elevados estándares. Así, le agradecemos su informe preliminar. Aunque supone todo un desafío, es realmente importante y llega en un momento crucial. Aquí pueden leer la respuesta del equipo directivo de Oxfam al informe.

Somos conscientes de la gravedad de las críticas, agradecemos sus recomendaciones y sentimos no haber estado a la altura. Estamos decididos a seguir trabajando para hacer de nuestra organización un lugar mejor y más seguro. El informe de la Comisión dice que Oxfam no es inmune a las conductas ilícitas y otros comportamientos inaceptables. Esto no debería sorprendernos, y no eludimos nuestra responsabilidad. Queremos dar las gracias a las y los miembros de nuestro equipo que han compartido sus experiencias. Tenemos el firme compromiso de seguir impulsando el cambio.

La Comisión reconoce nuestro compromiso para erradicar el abuso en la máxima medida, los progresos que estamos realizando y nuestra determinación a la hora de abordar la justicia de género. Rectificaremos las cosas que están mal para que podamos seguir desarrollando nuestra vital labor en una cultura de respeto mutuo y protección.

Consulta esta página para seguir nuestros avances conforme al plan de 10 medidas. Actualizaremos regularmente esta página web para mostrar cómo está tomando forma este cambio en Oxfam.

Plan de acción

Informes sobre los avances

Descarga los informes sobre los avances que hemos realizado implementando nuestro Plan de Acción de 10 medidas.

 Avances realizados hasta ahora (enero de 2019):

Puntos focales de salvaguardia en todos los países en los que Oxfam desarrolla programas, completando su capacitación para marzo de 2019; nuevos referentes especialistas en protección y salvaguardia y personal de RR. HH. en numerosas sedes de los afiliados, que se suman a los equipos existentes.

15 nuevos puestos adicionales en todo Oxfam: referentes de salvaguardia y protección, asesores/as en materia de género, personal de RR. HH. y de apoyo para la acción humanitaria, y un puesto para el desarrollo y puesta en marcha de un programa formativo en materia de protección para todo el personal ubicado en países.

Nueva guía y materiales de apoyo sobre procesos de selección y contratación más seguros ya en uso, con el fin de garantizar que las preguntas para entrevistas y los anuncios y descripciones de los puestos de trabajo reflejen adecuadamente los valores y compromisos en materia de protección y salvaguardia de Oxfam. También se ha puesto en marcha un sistema para la verificación de los antecedentes de forma previa a la contratación, así como un sistema central para emitir referencias.

Puesta en marcha de un nuevo enfoque y herramientas de evaluación para el establecimiento de partenariados a fin de apoyar a nuestras organizaciones socias en sus esfuerzos por mejorar sus propias políticas y prácticas de protección y salvaguardia, y ayudarles a convertirse en organizaciones más seguras para su personal y las personas con las que trabajan.

Se está implementando una nueva guía para el desarrollo de programas seguros para contribuir a asegurar que las respuestas humanitarias de Oxfam minimizan la probabilidad de que se produzcan incidentes de protección.

Políticas y prácticas estándar más sólidas para el conjunto de Oxfam: se han completado nuevos procedimientos operativos estándar para denunciar conductas ilícitas, también ante las autoridades y los donantes correspondientes, así como las nuevas políticas de prevención del abuso y la explotación sexual y de salvaguardia y protección de menores de Oxfam para el conjunto de la confederación.

1. Comisión Independiente de Alto Nivel sobre Conductas Sexuales Ilícitas, Rendición de Cuentas y Cambio Cultural

Nuestro compromiso

Oxfam no puede ni quiere eximirse de las acusaciones formuladas contra ella. Crearemos una comisión independiente de alto nivel, formada por reputadas y reputados líderes de todo el mundo, que operará de forma autónoma a Oxfam. Sus presidentas determinarán el alcance de la investigación en consulta con el Comité Ejecutivo de Oxfam Internacional. La Comisión Independiente tendrá plenos poderes para investigar y evaluar casos actuales y pasados, políticas y prácticas, así como la cultura de la organización. Atenderá a las críticas y acusaciones, especialmente las relacionadas con el abuso de poder y las conductas sexuales inadecuadas, y trabajará en la creación de un registro histórico integral que, una vez completado, se hará público. Oxfam se guiará por las recomendaciones emitidas por esta comisión.

El 16 de marzo de 2018, Oxfam creó una comisión independiente sobre conductas sexuales ilícitas, transparencia y cambio cultural, cuyo objetivo era llevar a cabo una revisión de la cultura, las políticas, los procedimientos y las prácticas de protección y salvaguardia en toda la confederación. Se invitó a Zainab Bangura, exsecretaria general adjunta de las Naciones Unidas, y Katherine Sierra, ex vicepresidenta del Banco Mundial., a coliderar un equipo de especialistas internacionales del ámbito empresarial, gubernamental y de la sociedad civil, con la responsabilidad de reportar directamente a la comisión y publicar su informe final en un plazo de 14 meses (mayo de 2019). La comisión tiene el cometido de proponer recomendaciones sobre cómo puede Oxfam ser más coherente con sus valores y fortalecer sus sistemas para prevenir y responder a cualquier forma de abuso de poder, acoso o conducta ilícita en las relaciones interpersonales, incluyendo conductas sexuales ilícitas, que cometa cualquier persona involucrada con Oxfam.

Como ya se informó, la Comisión Independiente se había fijado planes para visitar diez países y una serie de afiliados, así como la sede de Oxfam Internacional, para conocer los puntos de vista del personal, las organizaciones socias y las comunidades; creó un Grupo de Referencia de Supervivientes para basar su trabajo en la realidad de las experiencias de las personas supervivientes; acordó protocolos para hablar con supervivientes, denunciantes y otras personas —miembros del personal o no— relacionadas con los casos; se reunió con una serie de partes implicadas del sector; y creó una dirección de correo electrónico para cualquiera que quisiera dirigirse directamente a la Comisión Independiente, así como una página web y una cuenta de Twitter para garantizar la transparencia.

Igualmente, se han emprendido otras revisiones que aportarán datos para el informe final de la Comisión Independiente: Oxfam Gran Bretaña ha seguido cooperando con la investigación de la Charity Commission del Reino Unido y ha llevado a cabo su propia encuesta sobre la cultura del personal; Oxfam América y Oxfam India han contratado estudios independientes de su trabajo en protección y de su cultura organizativa. Además, Oxfam ha contratado a dos personas para revisar el archivo histórico de casos y evaluar cómo se gestionaron, qué se hizo bien y en qué áreas se puede mejorar. Las recomendaciones que surjan de dicho trabajo se incluirán en el informe final de la comisión.

Progresos hasta enero de 2019

  • La Comisión Independiente publicó un informe preliminar el 16 de enero de 2019 (disponible en la página web de la comisión). La respuesta del equipo directivo de Oxfam se puede consultar aquí. Nos comprometemos a, a partir del informe de la comisión, abordar los puntos débiles de nuestros progresos realizados hasta la fecha para forjar con la mayor brevedad una cultura de protección e igualdad que empodere a todas las personas involucradas con Oxfam.
  • La comisión ha contratado a Proteknon Consulting Group, especialista en investigación participativa en comunidades, para preguntar a las comunidades locales de tres países qué mejoras desean para denunciar abusos y recibir apoyo durante una investigación. Su estudio de investigación se está revisando en este momento y sus conclusiones se incluirán en el informe final de la Comisión Independiente de mayo.
  • La comisión sigue visitando a los equipos de Oxfam por todo el mundo. Hasta ahora ha visitado cinco programas de país y dos oficinas del secretariado Oxfam Internacional. Se han reunido con organizaciones socias, comunidades y miembros del personal (también generando espacios solo para mujeres y solo para hombres), así como con miembros del funcionariado público. Las y los miembros de la comisión también han visitado cinco afiliados para obtener una imagen de las prácticas de protección y salvaguardia a nivel interno.
  • Otro grupo consultor continúa revisando los casos antiguos de protección, excluyendo aquellos que están siendo investigados por la Charity Commission del Reino Unido. Para realizar un análisis más exhaustivo, ha seleccionado varios de distintos afiliados. Sus conclusiones se incluirán igualmente en el informe final de la comisión.
  • Oxfam Gran Bretaña continúa colaborando con la investigación oficial de la Charity Commission del Reino Unido.

2. Reiterar el compromiso de colaborar con todas las autoridades pertinentes

Nuestro compromiso

Redoblaremos nuestros esfuerzos para mostrar transparencia y total cooperación con las autoridades relevantes de forma que se pueda brindar justicia a las supervivientes y contribuir a evitar posibles casos en el futuro. Esto implica contactar de forma proactiva con autoridades reguladoras y Gobiernos en países en los que operamos para ofrecernos a compartir cualquier información que precisen o a la que deseen acceder. Nuestro objetivo es asegurar que las autoridades vuelvan a sentir que pueden confiar en nuestras políticas y procesos, mediante un compromiso demostrado con la transparencia, a la vez que garantizamos la confidencialidad y protección de las personas supervivientes.

A lo largo del último año hemos trabajado muy duro para garantizar que los programas y enfoques de Oxfam cumplen las leyes y normativas de todos los países en los que operamos, así como los requisitos de los donantes y los organismos reguladores. Nos hemos puesto en contacto proactivamente con varios grandes donantes institucionales para asegurarles que Oxfam está cumpliendo sus políticas y procedimientos; hemos terminado los procedimientos operativos estándar de Oxfam para el reporte de casos de conducta ilícita del personal (en protección y finanzas); y estamos desarrollando una guía para el personal sobre cómo denunciar los casos ante las autoridades nacionales.

Progresos hasta enero de 2019

  • Hemos empezado a aplicar nuevos procedimientos operativos estándar de reporte de conductas ilícitas y hemos mejorado la prontitud y coherencia para darles respuesta, incluyendo en casos de protección. Hemos definido mejor los roles y responsabilidades en materia de reporte dentro de nuestra confederación y proporcionado orientación sobre los plazos de los diferentes pasos del proceso. Como resultado, hemos notado una mejora en la presentación de reportes y en el diálogo con las autoridades nacionales. Nos estamos centrando en garantizar que todas las partes de Oxfam emplean los procedimientos operativos estándar. Revisaremos formalmente los progresos realizados en marzo de 2019.
  • Oxfam Gran Bretaña ha acordado un mecanismo y proceso de reporte de incidentes graves con la Charity Commission y el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DfID, por sus siglas en inglés), y está colaborando con la Agencia Nacional contra el Crimen del Reino Unido.
  • En agosto de 2018, el DfID revisó las políticas y prácticas de Oxfam Gran Bretaña en materia de protección y salvaguardia en el marco del proceso de diligencia debida para implementar los estándares de protección para organizaciones benéficas y ONG británicas. Oxfam Gran Bretaña aprobó tal proceso y desde entonces ha reforzado las áreas indicadas.
  • En octubre de 2018, en consonancia con su compromiso de transparencia, Oxfam Internacional publicó el primer informe semestral sobre casos de protección, tanto abiertos como cerrados, de toda la confederación. El siguiente informe está previsto para abril de 2019.
  • Los afiliados de Oxfam han adaptado sus procedimientos para garantizar que cumplen con los requisitos de sus propias autoridades nacionales y sus donantes. Oxfam Alemania respondió a la petición del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán en relación a la actualización de las normas aplicables a las ONG en materia de denuncia de casos de protección; Oxfam Francia ha estado en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores francés; Oxfam India ha establecido mecanismos de recepción de quejas más eficaces, así como comités y procesos internos, en cumplimiento de la legislación india; Oxfam Australia está adaptando sus procesos de protección para recibir la acreditación del Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio australiano.
  • Igualmente, los equipos regionales y de país de Oxfam están adaptando sus procedimientos de protección a los requisitos de los donantes y Gobiernos. Por ejemplo, a partir de la experiencia de Oxfam en Haití, los países de América Latina y el Caribe han aprendido a hacer hincapié en la protección de la víctima, así como en la calidad de la documentación a presentar a las autoridades locales.
  • El proceso de adecuación a la legislación nacional de Oxfam en Kenia ha resultado en una declaración conjunta de diversas ONG reafirmando su compromiso de denunciar los incidentes ante las autoridades correspondientes. Oxfam Uganda ha desarrollado, junto a varias organizaciones, un proceso de protección y salvaguardia que está ahora operativo en los programas de respuesta humanitaria. En Tanzania, Oxfam ha reforzado los acuerdos de colaboración con distintas administraciones públicas, incluyendo la policía, para crear “oficinas de género” y un centro para víctimas de violencia sexual y de género. Igualmente, ha colaborado con responsables de Gobiernos locales, personal sanitario y líderes religiosos para mejorar las formas de plantar cara a la violencia de género y denunciarla.
  • Oxfam se ha puesto en contacto con los donantes institucionales para garantizarles que sus procedimientos y políticas de protección se están cumpliendo. Por ejemplo, Oxfam en Zambia se reunió con el Comisionado para los Refugiados del país, ACNUR y otros organismos internacionales para acordar procedimientos para gestionar las investigaciones que impliquen a varias organizaciones. Oxfam Alemania ha mantenido un estrecho diálogo con los donantes sobre cualquier caso que pudiera estar relacionado con la financiación alemana en base a informes recibidos de otros afiliados. Oxfam IBIS está adecuando sus políticas y procedimientos de protección con los de los donantes daneses.

3. Volver a examinar casos pasados y animar a supervivientes o testigos adicionales a dar su testimonio

Nuestro compromiso

Tenemos la obligación para con todas las personas que se hayan visto afectadas por la conducta inadecuada de miembros del personal de Oxfam de volver a analizar casos pasados e investigar si se gestionaron adecuadamente. De no ser así, en tanto que sea posible, adoptaremos nuevas medidas en línea con los valores de Oxfam. Esto podría suponer la adopción de medidas disciplinarias contra actuales miembros del personal que podrían, incluso, perder sus empleos. Seguiremos transmitiendo al personal, al voluntariado, a nuestras organizaciones socias y a las personas beneficiarias que es seguro denunciar cualquier caso que hayan sufrido o del que hayan sido testigos y que, en su día, o bien no pudieron denunciar o, a pesar de hacerlo, no se gestionó de forma adecuada. Además de comunicarlo, las animaremos activamente a hacerlo. Garantizaremos un sistema de denuncia eficaz que el personal y el voluntariado, así como personas ajenas a Oxfam, puedan utilizar fácilmente y con total seguridad. Para ello, se dedicarán más recursos conforme sea necesario.

En 2018, Oxfam invirtió en mecanismos para apoyar a las personas supervivientes: los afiliados crearon o ampliaron sistemas de apoyo que incluían orientación, apoyo psicosocial y ayuda médica. Por ejemplo, Oxfam Intermón (España) creó un equipo de apoyo psicosocial; Oxfam Australia impartió formación a referentes en materia de discriminación y acoso en el lugar de trabajo, a equipos de respuesta a la violencia doméstica y familiar, y a personal de primeros auxilios en salud mental; y Oxfam Canadá impartió un taller formativo de dos días, obligatorio para todo el personal, sobre cómo gestionar adecuadamente una revelación de alguien que ha sufrido abusos sexuales. Por otra parte, Oxfam ha creado una base de datos de toda la confederación para registrar la información sobre los casos antiguos y actuales de conducta ilícita (con efecto inmediato para cualquier nuevo caso). Esto mejorará nuestra capacidad para dar seguimiento a cada uno de los casos, analizar tendencias e identificar aquellos casos en los que sea posible que no se haya denunciado alguna conducta ilícita o en los que los avances sean lentos.

Progresos hasta enero de 2019

  • Oxfam está trabajando duro para crear un entorno en el que el personal, las organizaciones socias y las personas con las que trabajamos se sientan a salvo de las conductas ilícitas y los abusos, y tengan confianza para denunciarlos en el caso de que se produzcan. Hemos mejorado los procesos de denuncia y, lo que es más importante, en muchos de nuestros países, oficinas regionales y afiliados ahora contamos con puntos focales de protección visibles y formados. Trabajan para apoyar las actividades de prevención y proporcionar orientación básica sobre apoyo disponible para supervivientes hasta que se asegure la ayuda profesional. Algunos afiliados han desarrollado orientaciones sobre cómo realizar evaluaciones de protección y cómo recibir las denuncias iniciales, y los equipos de país están identificando y compendiando servicios de apoyo profesional a supervivientes. Ahora estamos trabajando para que esta guía esté disponible en todo el mundo.
  • Oxfam cuenta con una red de Intranet que contiene información actualizada sobre todos los aspectos de la protección y salvaguardia, lo cual está contribuyendo a mejorar tanto los conocimientos de las personas, como la uniformidad de la prevención y la gestión de casos en todo Oxfam.
  • De las pruebas empíricas se concluye que, puesto que ahora el personal conoce mejor la problemática y está contribuyendo activamente a la mejora de los estándares de protección —y que las personas confían cada vez más en que Oxfam tramitará los casos de manera firme y sensible—, se está produciendo un incremento de casos reportados. Esta apropiación colectiva del esfuerzo por mejorar es más sostenible y tendrá un mayor impacto que si se realizase únicamente por medio de esfuerzos centrales. Consideramos que esto es un reflejo positivo de la confianza de las personas en la mejora del liderazgo, los sistemas y los procesos en materia de protección y salvaguardia.
  • Hemos implantado sistemas confidenciales de denuncia externos e independientes, disponibles en cinco idiomas. No obstante, la mayoría de las denuncias llegan a través conversaciones con el personal de Oxfam. Se trata de algo positivo, pues indica un aumento de la confianza en que nuestros equipos de protección y salvaguardia y nuestros sistemas internos abordarán las cuestiones que preocupan a las personas que nos trasladan sus inquietudes. Oxfam tiene el compromiso de que los equipos de protección se pongan en contacto con la persona denunciante en un plazo de 24 horas desde la recepción de la denuncia.
  • Oxfam Gran Bretaña ha desarrollado un nuevo formulario de reporte de incidentes para el personal y voluntariado de tienda que recogerá mejor la información esencial y establecerá un registro preciso para el expediente del caso. Generalmente, el equipo de protección se pone en contacto con la persona superviviente en un plazo máximo de 24 horas desde la recepción de la denuncia.
  • Hemos definido mejor qué responsabilidades corresponden a RR. HH. y cuáles a Protección en la tramitación de los casos conforme a la naturaleza del caso. En diciembre de 2018 celebramos un taller de un día al que asistieron compañeras y compañeros de Protección, RR. HH. y el departamento jurídico, así como un miembro del Grupo de Referencia de Supervivientes de la Comisión Independiente. El taller partía de un borrador de guía que establecía cómo debería colaborar cada persona en los casos y garantizar un enfoque centrado en la persona superviviente. Por otro lado, también se ha clarificado y formalizado la conexión con el equipo de lucha contra el fraude.
  • Los equipos regionales y de país de Oxfam están trabajando para asegurarse de que las organizaciones socias que colaboran con nosotros en la ejecución de los proyectos conozcan y asuman nuestras políticas y procedimientos de protección. Oxfam India se ha asegurado de que todas sus organizaciones socias implicadas en educación y derechos de la infancia recibieran formación, iniciativa que se ampliará al resto de sus organizaciones socias en 2019.
  • Oxfam está velando por que se realice una evaluación de riesgos antes de financiar eventos y que estos se gestionen de conformidad con las directrices de protección. Por ejemplo, se ha informado a todas las personas que participan en eventos Trailwalker sobre cómo denunciar un incidente.
  • Oxfam en Etiopía cuenta con nuevos mecanismos de denuncia en todas las ubicaciones en las que opera, de manera que las organizaciones socias y comunidades locales pueden compartir sus preocupaciones. El equipo ha repartido a las comunidades de personas refugiadas carteles, afiches y panfletos en los que se explican los canales de derivación de Oxfam. El equipo ha traducido nuestra política de protección a tres lenguas locales (amhárico, nuerh y somalí) y ha impartido cursos de formación al personal directivo de las principales organizaciones socias. El equipo comprobará que nuestros estándares se están cumpliendo por medio de evaluaciones periódicas a las organizaciones socias.
  • Oxfam en Uganda ha desarrollado un mecanismo de respuesta y contribución para las comunidades en todas las ubicaciones en las que opera, que incluye la instalación de buzones de sugerencias en todas las oficinas y la organización de jornadas de recepción de comentarios y sugerencias en colaboración con las comunidades locales.

4. Aumentar nuestra inversión en materia de protección

Nuestro compromiso

La confederación Oxfam incrementará de forma significativa nuestra inversión, tanto en términos de recursos económicos como humanos, para asegurar que contamos con los recursos necesarios para garantizar la seguridad y bienestar de todas las personas que entren en contacto con el personal de Oxfam. También aumentaremos nuestra inversión en iniciativas de capacitación y apoyo en materia de género como, por ejemplo, la contratación de personal adicional para los equipos de programa y de respuesta humanitaria que lidere nuestro trabajo en materia de igualdad de género y empoderamiento.

Como ya se informó, Oxfam Internacional ha aumentado su presupuesto para protección hasta 1,1 millones de euros y ha contratado a una persona como directora adjunta de Protección, y a otra persona como responsable de este proyecto. Así, está financiando la Comisión Independiente y sus actividades, la consultoría que está revisando los casos antiguos, la formación del personal, la contratación de nuevos asesores regionales e iniciativas de capacitación para aplicar las nuevas políticas y procedimientos unificados de Oxfam y mejorar nuestras comunicaciones internas. Los afiliados de Oxfam también han invertido más de dos millones de euros en la contratación de nuevas trabajadoras y trabajadores para realizar actividades encaminadas a la mejora de la protección en los países y las regiones, llevar a cabo investigaciones, promover la sensibilización y la prevención, y revisar las nuevas políticas y procedimientos. El Equipo Humanitario Global ha creado dos nuevos puestos de protección para proporcionar apoyo y asesoramiento especializado en respuestas humanitarias.

Progresos hasta enero de 2019

  • Oxfam Internacional está trabajando, en colaboración con compañeras y compañeros de toda la confederación, en una nueva Red Mundial de Protección cuyo diseño concluirá para febrero de 2019 y que se creará en los próximos meses. Esta red:
    • liderará la labor de protección en toda la confederación Oxfam para mejorar la coherencia e impulsar un nivel más elevado de estándares y calidad;
    • supervisará los mecanismos de apoyo a supervivientes;
    • desarrollará, difundirá, mejorará y hará un seguimiento de las políticas y procedimientos;
    • gestionará un sistema único global de gestión de casos;
    • se asegurará de que la información esté disponible para elaborar informes a nivel externo e interno, así como para comunicación;
    • se asegurará de que se proporciona formación y capacitación al personal y a las organizaciones socias.

  • Oxfam sigue desarrollando sus conocimientos, experiencia y capacidades en materia de protección. En enero se han incorporado dos nuevas referentes de salvaguardia y protección a las plataformas regionales. Además, en este momento se está contratando a otras dos personas más. A nivel de país, en todos los equipos ya están operativos los y las puntos focales. Todos habrán recibido formación para finales de marzo de 2019. También se ha creado nuevo puesto centrado en el desarrollo de un programa de formación integral que servirá para formar al personal en los países. Los afiliados más grandes de Oxfam han incrementado el número de asesoras y asesores expertos en protección (y otros temas más amplios relacionados con la integridad). A nivel interno, se están mejorando las capacidades gracias a una serie de consultores y consultoras, así como de servicios de derivación.
  • Este gran estímulo del desarrollo de capacidades está resultando en un mayor conocimiento general de la protección por parte de todo el personal, así como en un trabajo de prevención y sensibilización más adecuado, de mejor calidad y más coherente, y, por último, en una mejor gestión de los casos cuando se producen. Esto, a su vez, está generando más confianza y, como resultado, se están remitiendo más casos al sistema de protección y salvaguardia de Oxfam. Queda mucho trabajo por hacer, especialmente con respecto a la forma en la que las organizaciones socias y las comunidades pueden denunciar casos, pues los niveles de denuncia siguen siendo relativamente bajos. Durante los próximos doce meses, Oxfam centrará más su atención a este respecto.
  • Oxfam Gran Bretaña ha reforzado y estandarizado la forma en que tramita los casos. Ahora cada caso tiene su propia plantilla de evaluación de riesgos y los equipos de protección están cerrando los casos en plazos más breves, proporcionando una primera respuesta en las primeras 24 horas y tratando de cerrar la mayor parte de los casos en un plazo de 8 a 12 semanas. Oxfam se asegurará de que este proceso mejorado se extienda a toda la confederación en 2019. Actualmente, en Oxfam Gran Bretaña se celebran reuniones de gestión de casos con mayor frecuencia y hay una mayor coordinación interna entre las personas encargadas de supervisar el progreso del expediente. Se ha establecido una mayor claridad en la asignación de responsabilidades de tramitación de los casos entre RR. HH. y Protección, en función de la naturaleza del caso, y hemos redactado un borrador de orientaciones con el fin de aclarar qué comportamientos son asunto de RR. HH. y cuáles debería investigar el equipo de Protección. Dichas orientaciones se difundirán igualmente dentro de la confederación en 2019. Además, cuando los casos de protección incluyen algún elemento de fraude, aseguraremos la coherencia y coordinación entre los citados departamentos organizando reuniones semanales entre ambos. Los aprendizajes a partir del enfoque de Oxfam Gran Bretaña están sirviendo de fundamento para desarrollar un procedimiento operativo estándar (SOP, por sus siglas en inglés) para la gestión de casos.
  • El Equipo Humanitario Global (Global Humanitarian Team; GHT) ha incrementado su presupuesto y capacidad para dar respuestas eficaces en lo relativo al género: entre los nuevos puestos creados que se sumarán al equipo de género que ya existe se incluyen uno de responsable técnico, dos de asesoría y tres de apoyo humanitario. También se ha establecido una red de puntos focales de seguridad: ocho miembros del personal tienen ya asignada la tarea de asegurarse de que todo el personal de respuesta humanitaria reciba formación sobre los procesos de protección en Oxfam.
  • Hasta la fecha, aproximadamente el 30% del personal de Oxfam de todo el mundo ha completado los cursos en línea de protección de la explotación y el abuso sexuales (PSEA, por sus siglas en inglés) y protección infantil diseñados por ACNUR y UNICEF. La impresión de la mayoría del personal es que los conceptos les resultaban familiares, pero que ha resultado muy valioso reforzar su aprendizaje. Algunas personas dijeron que el curso había mejorado su comprensión de la escala del problema en el sector y que dejaba más claro cuáles son los comportamientos prohibidos, además de recalcar la importancia de denunciar. La mayoría de las compañeras y compañeros opinaron que podrían poner en práctica lo que habían aprendido.
  • Oxfam Gran Bretaña ha contratado a siete nuevos miembros del personal de RR. HH. para trabajar en colaboración con la referente de Salvaguardia y Protección para el Área Comercial y se asegurará que a todos los festivales y eventos de captación de fondos asista un punto focal de protección. Próximamente se nombrará un nuevo director o directora de Protección que reportará directamente al director ejecutivo. Oxfam Gran Bretaña también está organizando talleres con una consultora externa experta en violencia contra las mujeres y las niñas. Entre las y los miembros del personal que han participado en los talleres se cuentan los equipos directivos y de liderazgo. Los talleres se han centrado en cómo es y cómo se percibe un enfoque centrado en las personas supervivientes. El objetivo es incorporar este enfoque al trabajo de Oxfam para contribuir al cambio cultural que estamos buscando.
  • Oxfam Gran Bretaña ha asignado financiación adicional para los próximos dos años –hasta un total de dos millones de libras– que se destinará principalmente a iniciativas conjuntas de varias organizaciones que contribuyan a que nuestro sector sea seguro para todas las personas con las que trabajamos.
  • Oxfam Novib ha nombrado una persona responsable de Integridad que ayudará a integrar más rápido las directrices y los sistemas de gestión necesarios para prevenir y responder a las conductas ilícitas y el abuso.
  • Oxfam América ha contratado una asesora sénior en Protección y ha actualizado las funciones del puesto de director/a de RR. HH., que ahora se denomina vicepresidente/a de Pueblos, Cultura y RR. HH. y ha contratado a una persona más para asesorar en cuestiones de género, que se centrará en políticas e incidencia. Asimismo, Oxfam América ha moderado un taller organizado por Oxfam Internacional sobre enfoques centrados en las personas supervivientes para el personal de protección y salvaguardia de la confederación.
  • El comité de protección y salvaguardia de Oxfam Canadá se reúne periódicamente y una nueva responsable senior apoyará a la directora ejecutiva en el fortalecimiento del trabajo en protección de la organización. Además, como parte del papel de apoyo de Canadá, también se ha creado un puesto de punto focal de protección para apoyar al equipo de Oxfam en Cuba.
  • La nueva responsable de Protección de Oxfam Intermón comenzó su trabajo en enero. Oxfam Alemania ha traducido el curso obligatorio de Género y Justicia, así como una introducción al código de conducta y los valores de Oxfam. La directora de RR. HH. de Oxfam Italia y la punto focal han recibido formación en investigación en la CHS Alliance. Oxfam IBIS cuenta ahora con una nueva investigadora capacitada en esta área.
  • El equipo de la plataforma regional para América Latina y el Caribe cuenta con once puntos focales de protección, coordinados por la responsable regional de RR. HH. El equipo forma parte del Plan general de cambio cultural para cada oficina. En toda la región, los equipos han impartido una amplia gama de formaciones en materia de género y derechos, entre otras cosas centradas en poder y consentimiento, trabajo y acoso sexual, enfoques feministas, lenguaje inclusivo, cortesía y machismo, acoso sexual y abuso de poder.
  • El Sistema de Gestión del Aprendizaje de Oxfam está posibilitando un mejor análisis regional del aprovechamiento de los cursos en línea obligatorios, proporcionando informes sobre el progreso de la integración de la protección y el compromiso con el logro de los indicadores clave de desempeño.

5. Fortalecer los procesos internos

Nuestro compromiso

Mejoraremos nuestros procesos internos para, entre otros, garantizar que no se proporcionan referencias oficiales en nombre de Oxfam a infractores que busquen trabajo en otras entidades. Reforzaremos los procesos de selección, verificación y contratación de personal como, por ejemplo, haciendo del compromiso con la protección un componente obligatorio de cualquier proceso de selección y contratación, así como de los criterios de gestión del desempeño. Proporcionaremos formación obligatoria en materia de protección para todo el personal. Fortaleceremos nuestros procesos de denuncia para garantizar que a las personas les resultan seguros y fáciles de utilizar. Todos los afiliados de Oxfam contarán con personas que ejercerán como "puntos focales" de protección capacitadas adecuadamente, inclusive en todos los eventos de cierta envergadura organizados por Oxfam. Nos aseguraremos de que nuestros sistemas son fiables para denunciar ante las autoridades pertinentes cualquier actividad que se sospeche ilegal.

En octubre de 2018, Oxfam aprobó sus nuevas políticas de salvaguardia y protección de menores y de prevención del abuso y la explotación sexual, y actualmente está elaborando las políticas de apoyo a las personas supervivientes, de entorno digital, de jóvenes y población adulta vulnerable. Se ha aprobado un procedimiento operativo estándar para la denuncia de conductas ilícitas y se ha difundido internamente para su uso en toda la confederación. Se han revisado y mejorado los procesos de contratación de personal para que sean más seguros, y ahora se incluye una nueva redacción de los anuncios de trabajo y una serie de preguntas estándar relacionadas con la protección para las entrevistas de trabajo. Se está usando igualmente un sistema centralizado para proporcionar referencias del personal mediante el cual cada afiliado cuenta con personas acreditadas para la verificación de las mismas. Estas se asegurarán de que en las referencias se incluya la resolución de casos de conducta ilícita grave, incluido el abuso sexual, siempre y cuando la ley lo permita.

Progresos hasta enero de 2019

  • El refuerzo de los procesos internos de Oxfam ha resultado en un proceso de replanteamiento de las políticas, procedimientos y prácticas que la organización debe implantar para operar de manera eficaz como una confederación internacional. Por supuesto, la protección y salvaguardia ha sido la principal motivación de este imponente trabajo, pero sus ramificaciones han alterado todo lo que hacemos ahora y lo que haremos en el futuro, y la forma de operar de la confederación Oxfam a nivel de afiliados, plataformas regionales y países. Estamos mejorando otros procesos, como los relacionados con RR. HH., así como el diseño y ejecución de todos nuestros programas y actividades.
  • Ya han entrado en vigor las políticas clave de protección –es decir, la política de salvaguardia y protección de menores y la de prevención del abuso y la explotación sexual–, así como el procedimiento operativo estándar para la denuncia de conductas ilícitas (que incluye conductas relativas a protección, pero también a asuntos financieros y de RR. HH.). Se trata de políticas unificadas para todo Oxfam, de aplicación en toda la confederación, de modo que contribuirán a mejorar los estándares y la coherencia, así como los conocimientos, las expectativas y la confianza en que Oxfam se toma muy en serio estos asuntos a nivel mundial, y en que reaccionaremos de manera coherente.
  • Se están desarrollando unas directrices de apoyo a las personas supervivientes y un procedimiento operativo estándar para la gestión de casos, en base a las experiencias de los afiliados, los países y el sector en general; estarán listas en los próximos meses.
  • Las directrices y materiales de contratación segura están ya elaborados y en aplicación. Oxfam se está centrando actualmente en mejorar la uniformidad, aplicación y transparencia de sus responsables de RR. HH. y de selección de personal.
  • Oxfam Gran Bretaña ha creado un sistema de gestión de casos polivalente: el mismo conjunto de herramientas sirve para tramitar casos de fraude, RR. HH., desvío de la ayuda y protección, de manera que todos los casos se pueden registrar y gestionar de manera uniforme. Ha reforzado y estandarizado los procesos de tramitación de casos de protección. Donde antes había una sola persona responsable de la decisión, ahora la resolución de cada caso debe ser tomada por acuerdo en una comisión.
  • El papel del Grupo de Protección y Salvaguardia del patronato de Oxfam Gran Bretaña es apoyar a la organización y a su Equipo de Protección, al tiempo que mejora las capacidades y los procesos para asegurar que minimizamos los riesgos de que cualquier persona que entre en contacto con Oxfam Gran Bretaña (tanto las personas con las que trabajamos como el personal y el voluntariado) resulte perjudicada como resultado de dicha interacción. Para asegurar la supervisión eficaz y el progreso de las medidas, Oxfam Gran Bretaña ya se ha comprometido a reforzar y mejorar su protección y salvaguardia, a implantar en la organización una cultura que priorice la protección y salvaguardia, a tramitar los incidentes en el mismo momento en que surgen, a denunciarlos a las autoridades pertinentes, incluyendo la policía y la Charity Commission, a aprender de sus errores y a instaurar mecanismos que eviten que estos se vuelvan a producir.
  • El Equipo Humanitario Global encargó una revisión externa en materia de protección para evaluar sus procesos y mecanismos, y poder garantizar una programación segura, mejorando las medidas de gestión de riesgos en respuestas humanitarias. En el marco de dicha revisión se efectuó, entre otras cosas, un análisis de cómo puede ayudar el desarrollo de "programas seguros” a reducir los riesgos de protección y a apoyar una cultura de responsabilidad y transparencia ante las personas y comunidades para las que trabajamos. Partiendo de ello, el GHT está desarrollando un conjunto de herramientas breve y práctico –que estará disponible en cuatro idiomas– para el desarrollo de programas seguros. Además, está presentando un curso de liderazgo en “programas seguros” para el personal clave. En lo relativo a la rendición de cuentas social, el GHT está actualizando sus directrices sobre aportaciones y quejas durante las respuestas humanitarias. Las directrices son un documento abierto y el GHT está hablando con nuestras organizaciones socias en la ejecución de programas y con otras para asegurarse de que se recogen sus nuevas ideas y buenas prácticas. Hecho esto, el GHT empezará a establecer nuevas formas de concienciar sobre el ejercicio de la protección y salvaguardia a las comunidades afectadas, para que la población local se sienta con derecho a usar dichos mecanismos. Pondremos en práctica tales recomendaciones en 2019, junto con unos procesos más sólidos de seguimiento y evaluación.
  • Oxfam ha sometido su trabajo humanitario a evaluación externa por parte de Humanitarian Quality Assurance Initiative (HQAI), una organización independiente de auditoría con el fin de valorar si cumple los Estándares Humanitarios Fundamentales (CHS, por sus siglas en inglés). La conclusión de la evaluación es que Oxfam cumple con los compromisos de los CHS, siendo uno de los principales, la protección. El resumen del informe está publicado en la página web de HQAI. Oxfam está trabajando para mejorar sus prácticas en las áreas identificadas.
  • Los equipos de seguimiento, evaluación y aprendizaje (Monitoring, Evaluation and Learning; MEL) de toda la confederación Oxfam que evalúan el impacto de las actividades de los programas de Oxfam han estado trabajando para mejorar la formación del personal con el fin de asegurar que sus prácticas son conformes a nuestros estándares, ahora más estrictos. El equipo ha seleccionado nueve estudios de caso para comprender mejor las posibilidades de hacer daño involuntariamente cuando se trabaja con comunidades, y los hemos convertido en materiales formativos.
  • Oxfam India está llevando a cabo una revisión/evaluación en tiempo real de las inundaciones de Kerala en enero, y ha añadido nuevos parámetros de referencia: protección y salvaguardia, inclusión social e integración de la perspectiva de género.
  • Los equipos internacionales de programas de Oxfam Canadá han desarrollado una guía sobre los estándares mínimos a la hora de integrar la protección y salvaguardia en todas las propuestas nuevas de programas y en los sistemas de MEL; por otra parte, más de 30 miembros de su personal asistieron a un taller de formación sobre el desarrollo de programas seguros.
  • Oxfam Francia ha integrado la protección y salvaguardia en su metodología de seguimiento y evaluación 2019.
  • El equipo de la República Dominicana ha destinado fondos de donantes a un proyecto innovador desarrollado por Oxfam y sus organizaciones socias para llevar a cabo (entre otras iniciativas) un análisis en profundidad de nuestro trabajo en programas (incluyendo MEL).
  • El equipo regional de Oxfam Asia ha realizado una encuesta en cinco países piloto (Filipinas, Pakistán, Nepal, Sri Lanka y la India) para comprender cómo usamos actualmente las herramientas, prácticas e indicadores. El equipo tiene ahora más datos para mejorar la eficacia de la protección. Además, llevó a cabo sesiones de gestión de riesgo, aprendizaje y puesta en común sobre cómo tratar, reportar y reducir los riesgos asociados a la protección, los medios de comunicación, la seguridad, el fraude y otros escenarios. Cuarenta y ocho participantes se reunieron con expertas y expertos de los departamentos de Seguridad, Finanzas, Protección y Salvaguardia, RR. HH., Programas y del Área comercial. La calidad de los programas se ha incorporado a los debates sobre desarrollo comercial, establecimiento de asociaciones y futuros procesos de MEL. Se ha destinado una partida presupuestaria a calidad de programas, y se ha asignado otra para el ejercicio 2019-2020, introduciendo herramientas digitales para integrar la protección y la ética en el trabajo.
  • Oxfam ha comenzado a revisar ejemplos de qué factores contribuyen a que los programas de desarrollo a largo plazo sean seguros, entre otras cosas el diseño de proyectos, el punto de partida y el desarrollo de mecanismos de evaluación de riesgos mejores a lo largo de todo el ciclo de diseño y ejecución, para garantizar que se identifican los riesgos y que se toman las medidas de mitigación adecuadas.
  • Se creará un grupo de trabajo transversal de expertas y expertos técnicos de Oxfam Gran Bretaña para estudiar cuidadosamente este tema desde distintas perspectivas, con el fin de elaborar un enfoque más holístico y sistemático del diseño de programas seguros.

6. Reforzar la cultura de tolerancia cero ante el acoso, el abuso y la explotación

Nuestro compromiso

Seguiremos trabajando para cambiar las culturas en Oxfam y en todo el sector que posibilitan cualquier forma de acoso, explotación, discriminación o abuso. Trabajaremos con otras organizaciones para impulsar el cambio cultural en Oxfam. Crearemos un grupo de trabajo de protección contra la explotación y los abusos para formular e implementar recomendaciones con urgencia.

Como ya se informó, Oxfam está embarcada en un viaje hacia la mejora y el cambio de su cultura. A principios de 2018 se terminó la Estrategia de Protección y Cultura, que trazaba un camino para crear un entorno que vele por la protección de todas y todos los miembros del personal y que refleje nuestros valores en el día a día. Se identificó una serie de acciones, entre otras, la mejora de nuestras políticas y procesos formales, así como de las normas informales, los comportamientos y las estructuras profundas, con el fin de reforzar la política de tolerancia cero ante el acoso, el abuso y la explotación. Dado el alcance de este cambio cultural, esta labor está interrelacionada con todas nuestras prioridades del plan de 10 medidas, que incluye, entre otras cosas, la Comisión Independiente, el refuerzo de nuestros procesos internos y el incremento de la inversión en procesos de protección, así como de la confianza en los mismos. Todas las y los miembros del personal han firmado el nuevo código de conducta común para toda Oxfam, que se ha reforzado con talleres presenciales y en línea en los que el personal ha podido debatir sobre el significado de los valores de nuestra organización en el trabajo cotidiano en su puesto y en su contexto particular.

Un elemento fundamental de la ejecución de nuestra estrategia cultural ha sido el liderazgo y la implicación activa de diferentes miembros del personal de todas las partes de Oxfam, así como la creación de una masa crítica de compañeras y compañeros de Oxfam que se han comprometido e implicado en la mejora de la cultura y el intercambio de buenas prácticas. El personal ha participado en iniciativas para mejorar la cultura de Oxfam, pero también las ha liderado: el grupo del personal sobre cambio cultural Living Our Values Everyday - LOVE (Viviendo nuestros valores cada día, en su traducción al español) ha impulsado varias iniciativas clave, como se describe a continuación.

Progresos hasta enero de 2019

  • Forman parte del grupo LOVE miembros del personal de todo el mundo que han dado un paso adelante para ayudar a construir una cultura de Oxfam más empoderadora y cohesionada. En 2018 identificaron una serie de áreas prioritarias en las que trabajar:
    • Integrar nuestros valores en los procesos de recursos humanos: Hemos reconocido la importancia de reforzar los procesos de RR. HH. como forma de integrar nuestros valores y principios feministas de principio a fin durante la permanencia las personas empleadas de Oxfam en la organización. La contratación conforme a nuestros valores forma parte ahora de la guía para procesos de selección y contratación seguros, y por otra parte hemos empezado a incorporar valores y principios feministas en el proceso de gestión del desempeño con el fin de valorar no solo lo que hacemos, sino también –y en mayor medida– cómo lo hacemos; es decir, la forma en que desempeñamos nuestras funciones (cómo vivimos nuestros valores).
    • Encuesta sobre cultura y posterior debate: El grupo LOVE ha elaborado una encuesta global a la que ya han respondido más de 3.000 miembros del personal. Los resultados de la encuesta proporcionarán información para llevar a cabo unos debates informados y sinceros sobre la cultura de Oxfam, y darán lugar a definir más medidas. Los resultados están previstos para febrero de 2019.
    • Bienestar y resiliencia del personal: A finales de 2018 se empezó a hacer una campaña en toda la confederación, así como charlas en línea, sobre el bienestar y la resiliencia. Se han recibido muchos comentarios positivos al respecto. Hemos creado vínculos con RR. HH. para tratar las políticas y procedimientos para apoyar el bienestar del personal, y se está planificando el trabajo en varias áreas, desde la iniciación o la gestión del desempeño a la salud del personal.
    • Principios feministas: Muchas partes de la organización han estado explorando cómo se pueden poner en práctica los principios feministas en los distintos países, programas y afiliados. La Plataforma de Justicia de Género está desarrollando una forma compartida de articularlo en Oxfam, que se publicará internamente en enero. Los principios feministas se han usado igualmente en el diseño de todas las actividades relacionadas con la cultura de la organización: el taller sobre el código de conducta y los valores, la encuesta sobre cultura y posterior debate, y la campaña de bienestar.
  • El informe preliminar de la Comisión Independiente es una valiosa fuente de información acerca del momento en el que nos encontramos como organización. La utilizaremos junto a los resultados de nuestra encuesta sobre cultura, en la que han participado más de 3.000 miembros del personal, para enriquecer nuestra estrategia de cara al futuro y fomentar el diálogo a nivel local en toda la organización.
  • El equipo directivo tiene el compromiso de servir de ejemplo de conductas adecuadas y adoptar los principios de liderazgo feministas que apoyen un cambio positivo en Oxfam y en el desempeño de su labor. Los afiliados de Oxfam y los países han organizado debates y desarrollado iniciativas y programas para mejorar nuestra cultura.
  • El personal de toda la confederación se ha implicado activamente para contribuir a tratar los aspectos más problemáticos de la cultura de Oxfam. Los miembros del personal de todos los niveles se sienten con cada vez más confianza para hablar abiertamente y cuestionar a sus superiores, así como las conductas inaceptables cuando se producen. Se está produciendo un debate abierto y apasionado sobre cuáles son los puntos fuertes de la cultura de Oxfam y qué aspectos deben cambiar.
  • Ahora tenemos disponible en Learning at Oxfam un módulo individual en línea sobre el código de conducta y los valores de Oxfam que todos los nuevos miembros del personal deben completar al incorporarse a la organización como parte de su formación inicial.
  • A partir de abril de 2019, habrá una mayor inversión económica y colaboración de personas especialistas en nuestro trabajo en cultura, que se vinculará estrechamente a la protección y salvaguardia para, así, garantizar que Oxfam es una organización segura para su personal, voluntariado, organizaciones socias y comunidades.
  • Oxfam Canadá ha desempeñado un papel muy importante en la concreción de los principios feministas que sirven como referencia para todo el trabajo de Oxfam: las asociaciones, el desarrollo de programas humanitarios, nuestro trabajo en desarrollo a largo plazo, nuestra labor de incidencia y campañas, y nuestra cultura y comportamiento.
  • El equipo directivo de Oxfam Internacional se reunió con la directora ejecutiva de Greenpeace Internacional para aprender sobre los procesos que habían seguido para fortalecer su cultura interna. El equipo escuchó igualmente a miembros del grupo LOVE del personal, que hablaron de qué comportamientos y cambios mejorarían la confianza y la moral de la organización. Inspirados por esos intercambios, las y los miembros del equipo directivo reflexionaron sobre lo que harían de otra manera, tanto como equipo como desde su punto de vista personal como responsables, por ejemplo: empoderar más al personal, escuchar más, buscar una mayor implicación del personal, promover los autocuidados y que cada persona predique con el ejemplo, que las personas sepan a qué atenerse en cada situación, recalcar el establecimiento de prioridades y explorar más cómo trasladar los principios feministas a los programas, las campañas y otros departamentos.
  • Oxfam Gran Bretaña desea ser una organización en la que todas las personas se sientan seguras, valoradas y respetadas, y que esos valores se reflejen en todo nuestro trabajo. Para lograrlo, hemos implementado un proyecto de cultura inclusiva que se compone de tres fases:
    • conocer nuestra cultura actual;
    • crear colectivamente nuestra “nueva” cultura;
    • intervenir para transformar nuestra cultura.

    A lo largo del último año, hemos celebrado seis talleres para personal y voluntariado en todas las divisiones, de los que han surgido más de 100 escritos proponiendo formas de guiar el cambio cultural.

  • Oxfam América ha creado tres grupos de recursos del personal: uno sobre personas de color, otro sobre mujeres jóvenes profesionales y otro sobre LGBTQIA+. Estos grupos están creando espacios para que todas las personas empleadas se reúnan y planifiquen eventos. Su objetivo es fomentar un entorno laboral más diverso e inclusivo, que sea coherente con la misión, los valores y los objetivos de nuestra organización. El personal de Oxfam América ha creado un grupo de miembros del personal que se identifican con el género masculino que celebra periódicamente reuniones abiertas a todos los empleados y empleadas para debatir temas como la masculinidad positiva y cómo el personal que se identifica con el género masculino puede apoyar la protección y salvaguardia y las iniciativas de cambio cultural.
  • Oxfam Alemania ha llevado a cabo tres “desayunos sobre el género”; se trata de foros de debate para aprender sobre las preocupaciones del personal y sus ideas sobre cómo conseguir centrar más la atención en las cuestiones de género en nuestra forma de trabajar. La conclusión ha sido que Oxfam Alemania necesita un plan de acción en materia de género, destinado a la sensibilización, la formación y el diseño de medidas que impulsen un cambio estructural y cultural, así como más equidad e igualdad de género en Oxfam Alemania.
  • Oxfam Italia ha llevado a cabo un curso, al que han asistido 80 miembros del personal, sobre la igualdad de género (estereotipos, lenguaje de uso común, creencias, formas de trabajar) para ayudar a reconstruir una cultura interna basada en la comprensión y el respeto mutuos. El curso ha tenido un impacto muy positivo y ha habido muchas solicitudes de continuación.

7. Trabajar con nuestros pares en el sector para hacer frente a los abusos físicos, sexuales y emocionales

Nuestro compromiso

Trabajaremos con el resto del sector para garantizar la protección de las personas, reconociendo que hay medidas necesarias que no podemos adoptar en solitario. Esto incluye medidas para garantizar que los infractores que han perdido su empleo en una organización no puedan ocupar un puesto en otra. Trabajaremos con organismos de las Naciones Unidas, el Centro Internacional de la Sociedad Civil y otras plataformas de ONG para acordar propuestas para la mejora de todo el sector en este ámbito. Contribuiremos al trabajo iniciado por BOND en el Reino Unido para crear un pasaporte humanitario y/o un sistema anti-infractores albergado en una agencia oficial como la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas.

Oxfam está contribuyendo en numerosas iniciativas para ayudar a promover unos estándares de protección y salvaguardia en todo nuestro sector. Hemos colaborado en el desarrollo de un modelo de divulgación de conductas ilícitas entre organizaciones y todos nuestros afiliados están encabezando o participando activamente en iniciativas orientadas a mejorar los estándares de protección, divulgación y denuncia en sus propios países.

Oxfam Francia y Oxfam Italia forman parte de los grupos transversales de Recursos Humanos del sector. Oxfam Intermón (España) y Oxfam Irlanda participan en grupos de trabajo sobre protección y salvaguardia junto a otras ONG internacionales. Las directoras ejecutivas de Oxfam Quebec y de Oxfam Canadá se han incorporado ambas a un nuevo comité directivo —puesto en marcha por el Canadian Council for International Cooperation (CCIC)—, para abordar y prevenir las conductas sexuales ilícitas, y ambas organizaciones van a ayudar a desarrollar el compromiso del liderazgo de las organizaciones miembro del CCIC sobre gestión y prevención de conductas sexuales ilícitas. Oxfam Australia participa en la evaluación de la protección y salvaguardia del Consejo Australiano para el Desarrollo Internacional y es miembro de varias comunidades de práctica, así como de redes informales sobre diversidad del sector de las ONG internacionales. Oxfam Novib (Países Bajos) participa de forma activa de Partos, la red de acción humanitaria y desarrollo de Países Bajos, que está desarrollando un programa conjunto sobre integridad para diseñar estándares de denuncia y respuesta para las ONG neerlandesas de cooperación internacional. La directora ejecutiva de Oxfam América está desempeñando un papel fundamental, trabajando junto con otras ONG estadounidenses de cooperación internacional en materia de protección, por ejemplo, dentro de la Interaction Alliance. Oxfam Gran Bretaña también ha trabajado con el DfID y la red Bond de Reino Unido, y Oxfam Canadá con el Gobierno canadiense, de cara a la cumbre global sobre protección y salvaguardia. Oxfam Gran Bretaña colabora con otras ONG de cooperación internacional para encontrar la mejor forma de llevar a cabo comprobaciones de antecedentes criminales a nivel internacional. La Interpol ha mostrado su apoyo a esta iniciativa. Tras los debates mantenidos en Reino Unido y en los que ha participado Oxfam Gran Bretaña, el DfID ha propuesto la creación de un centro de excelencia mundial. Oxfam en Jordania es miembro de una red de PSEA para compartir información, aprendizajes y recursos, en la que participan organismos de las Naciones Unidas y otras ONG de cooperación internacional, así como grupos nacionales.

Progresos hasta enero de 2019

  • La directora ejecutiva de Oxfam Quebec pertenece también el Grupo de referencia CAD sobre protección contra la explotación y los abusos sexuales (PSEA), un grupo de activistas de la sociedad civil que lleva a cabo recomendaciones a los donantes, con el fin de asegurar que las políticas y estándares consensuados sean plenamente implementados.
  • Oxfam está trabajando con otras organizaciones humanitarias (CICR, IFRC, CARE, WVI, ACT Alliance, Cáritas Internacional, Save the Children Internacional, Plan Internacional y VSO) para desarrollar un modelo de información entre organizaciones de conductas ilícitas, y un sistema de referencias para el personal de cooperación. Oxfam se ha centrado en sus aspectos legales, en aclarar los principios, alcance y características básicas del modelo e identificar las diferentes opciones para su consideración por parte de los equipos legales y de RR. HH. El modelo ha sido aceptado por el sector en la conferencia del DfID celebrada en Reino Unido en octubre de 2018, y se completó el 21 de diciembre de ese mismo año, en espera de su aprobación tras la versión definitiva de la evaluación de impacto sobre la vida privada, probablemente hacia mediados de enero de 2019. Oxfam implementará este modelo a escala de toda su confederación durante el primer trimestre de 2019.
  • Oxfam también participa en la iniciativa del Comité Permanente entre Organismos en cuestiones de PSEA y de acoso sexual, promoviendo la protección y salvaguardia a nivel de país. Desde Oxfam animamos a nuestros nuevos puntos focales de protección y salvaguardia a que participen en las redes de PSEA de sus respectivos países, especialmente para facilitar la derivación segura y rápida de las personas supervivientes a servicios de asistencia.
  • El Equipo Humanitario Global de Oxfam está colaborando con Save the Children del Reino Unido y con BOND, la red británica de ONG de cooperación internacional, en el desarrollo de los debates sobre el diseño de un sistema de identificación para el sector de la cooperación. Este aún sigue en una etapa inicial y los debates actuales se centran en las opciones técnicas y en las cuestiones legales y jurisdiccionales. También se ha establecido contacto con Microsoft para una posible colaboración.
  • En noviembre de 2018, las compañeras y compañeros que colaboraban en el programa de Oxfam de respuesta a las inundaciones en Bangladesh recibieron una invitación, junto con una organización socia implementadora, para compartir experiencias de implantación de mecanismos de recepción de quejas y sugerencias, en el marco de un evento de CHS Alliance celebrado en Londres.
  • Oxfam está organizando una reunión de especialistas con miembros de parlamentos africanos sobre sistemas de evaluación nacional, donde se va a debatir en torno a las tres cuestiones más destacadas en el encuentro y a poner en común nuestros recursos en materia de políticas de gestión responsable de datos. Además, se han producido dos textos (que se pueden consultar aquí y aquí) de cara a este encuentro, para facilitar el desarrollo del grupo de prácticas de aprendizaje estratégico y de evaluación de impactos.
  • Oxfam Novib es miembro de la Dutch Relief Alliance (DRA), una coalición de 16 organizaciones humanitarias neerlandesas financiada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Países Bajos. La estructura de la DRA permite a las ONG participantes responder a las grandes crisis internacionales de forma rápida y eficaz. Sus miembros han elaborado recientemente un borrador de protocolo de integridad que plantea unos estándares éticos mínimos a los que cada miembro debe adherirse, llevando a cabo cambios en su organización.
  • Oxfam Novib también es miembro de Partos, una plataforma neerlandesa para organizaciones que trabajan en la cooperación al desarrollo internacional. En 2018, Partos se unió a un programa de actuación conjunta sobre integridad (Gezamenlijk Actieplan Integriteit), orientado a apoyar la mejora de los sistemas éticos de las organizaciones neerlandesas y a mejorar sus mecanismos de prevención, respuesta y denuncia. Dicho plan de actuación conjunta se centra en cuatro principales áreas: (i) mejorar los sistemas de integridad existentes; (ii) adoptar medidas preventivas; (iii) desarrollar mecanismos seguros de denuncia y respuesta; y (iv) transparencia y rendición de cuentas. Se pueden consultar los informes y herramientas de este proyecto en una revista en línea (en neerlandés e inglés). También se ha actualizado el código de conducta de Partos para sus organizaciones, con el fin de incorporar más y mejores medidas de integridad y protección.
  • Finalmente, Oxfam Novib participa igualmente en Goede Doelen Nederland, una coordinadora neerlandesa compuesta por 160 miembros y que también establece unos estándares mínimos y un marco de trabajo para el sector humanitario en los Países Bajos. Goede Doelen está difundiendo unos nuevos estándares de conducta ética para asegurar que las organizaciones tengan unos sólidos sistemas de integridad, además de iniciar debates en torno a ciertos dilemas éticos. Por otro lado, acaba de publicar —juntamente con Partos— sus directrices éticas, que plantean unos estándares mínimos y ofrecen una serie de herramientas para ayudar a las organizaciones a mejorar sus sistemas de integridad, entre otras cosas en medidas de prevención y de respuesta. El cumplimiento de los estándares de estas directrices asegura el cumplimiento del código de conducta de Partos y del sistema de calificación de Goede Doelen. El Comité de estándares de Goede Doelen informará en breve a todas las organizaciones humanitarias sobre los nuevos estándares y cambios.
  • A falta de un organismo público regulador del sector humanitario neerlandés, como la Charity Commission en Reino Unido, este se ha dotado de un mecanismo de autocontrol, administrado y supervisado por el Central Bureau for Fundraising (CBF). Durante 2018, la CBF ha llevado a cabo una evaluación de las políticas y procedimientos de integridad de las organizaciones humanitarias neerlandesas, cuyos resultados está previsto que se publiquen a comienzos de 2019. En principio, a partir de marzo de 2019, las ONG neerlandesas van a tener que informar sobre esta cuestión en dos niveles: 1) mediante un informe anual; 2) caso a caso, de producirse algún incidente grave de conducta ilícita o abuso. La CBF, junto con el Ministerio de Asuntos Exteriores, ha desarrollado además un formulario común para la elaboración de estos informes, para facilitar los requisitos al respecto a las organizaciones neerlandesas.
  • Oxfam América, en asociación con la Fundación Rutherford, ha organizado un taller sobre seguimiento, evaluación y aprendizaje de sistemas de protección y salvaguardia, dirigido a fundaciones, organizaciones filantrópicas, ONG, agencias de la ONU y personal académico. El informe resultante trata, entre otros, temas como la protección de datos y de la privacidad, un análisis en profundidad de los tipos de evaluación que hay que llevar a cabo para proteger y salvaguardar los intereses de las personas más vulnerables, así como recomendaciones para desarrollar las capacidades, conocimientos y experiencia de los equipos. Como continuación de esta labor, Oxfam está organizando una reunión de expertos con miembros de parlamentos africanos sobre sistemas de evaluación nacional, donde se van a debatir también en torno a las tres cuestiones más destacadas en el encuentro. La Fundación Rockefeller, por su parte, está actualmente investigando las políticas de protección y salvaguardia de otras organizaciones filantrópicas.
  • Oxfam América sigue desempeñando un papel fundamental trabajando junto con otras ONG de cooperación internacional de Estados Unidos en materia de protección, por ejemplo, dentro de la Interaction Alliance. En octubre del año pasado, organizó una sesión para personal directivo sobre enfoques centrados en la protección de las personas supervivientes de la violencia de género, en el marco de la Convención de liderazgo de ONG sobre la protección de la explotación y el abuso sexual. Oxfam América también ofrece apoyo y asesoramiento técnico continuado para ONG que quieran reforzar sus políticas de protección y salvaguardia y su capacidad de respuesta. Forma además parte de un grupo de trabajo de ONG de cooperación internacional sobre RR. HH. que está debatiendo cuestiones de PSEA en Sudán.
  • La directora ejecutiva de Oxfam Canadá fue invitada por el Gobierno canadiense a ser la representante de la sociedad civil de la delegación nacional para la cumbre mundial sobre protección y salvaguardia celebrada en Londres en 2018. También participó en la sesión plenaria de la conferencia anual del Consejo Canadiense para la Cooperación Internacional, hablando sobre la necesidad de dar un paso más en la lucha contra las conductas sexuales ilícitas, y moderó un diálogo entre Global Affairs Canada y la sociedad civil sobre este tipo de conductas en el sector de la ayuda humanitaria y la cooperación al desarrollo.
  • Oxfam Francia ha participado en el grupo de trabajo de las ONG francesas sobre protección y salvaguardia (Coordination Sud); Oxfam Bélgica y CHS Alliance están organizando un taller de formación sobre estándares de protección y salvaguardia para las ONG belgas.
  • Oxfam Alemania ha participado activamente en los debates sobre cómo mejorar los estándares de protección y salvaguardia y los principios de PSEA, a través de la plataforma de ONG alemanas VENRO, así como en el congreso humanitario de Berlín (octubre de 2018); la directora ejecutiva de Oxfam Alemania se ha integrado en un grupo de especialistas para debatir sobre la protección y salvaguardia en el sector humanitario (con más de 10 participantes).
  • Oxfam IBIS (Dinamarca) está trabajando con el sector de ONG danesas para mejorar los procesos y políticas de protección y salvaguardia. Este trabajo está siendo dirigido por Global Fokus (red similar a BOND) y recibe el apoyo del Ministerio de Asuntos Exteriores danés. También hemos llevado a cabo un taller sobre el tema en noviembre del año pasado, para el cual invitamos a miembros de organizaciones socias y compañeros y compañeras de Siria, Somalia, Kenia, Bangladesh y Guatemala, para tener su punto de vista sobre la materia y no limitarnos a la perspectiva del norte.
  • Durante la respuesta de emergencia al tsunami en la isla indonesia de Célebes (Sulawesi), las iniciativas conjuntas en torno a la protección y salvaguardia formaron parte tanto de las labores inmediatas de rescate, como de la segunda fase de reconstrucción; las ONG locales lideraron la gestión de casos y el apoyo a las personas supervivientes, contando con los consejos y el seguimiento del operativo de respuesta ante emergencias de Oxfam. La evaluación continua de la respuesta de Oxfam incluye más detalles sobre protección y salvaguardia (noviembre de 2018).

8. Colaboración activa con organizaciones socias y aliadas, especialmente con organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres

Nuestro compromiso

Contactaremos con organizaciones socias y aliadas para recuperar su confianza y conocer su visión sobre cómo podemos aprender y mejorar. Trabajaremos con organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres y otras que trabajan en cuestiones de protección contra la explotación y los abusos sexuales para contestar a sus preguntas, escuchar sus reflexiones y preocupaciones y garantizar que les consultamos para definir nuestras respuestas.

Como ya se informó, en 2018 Oxfam envió un cuestionario a todas sus oficinas de país para iniciar un debate con las organizaciones socias sobre sus sistemas y procesos de gestión de las conductas ilícitas (de protección o financieras). Contestaron más de 400 organizaciones socias de 44 países, lo que supuso el primer paso de un proceso de evaluación para asegurar que todas nuestras organizaciones socias puedan cumplir los estándares de los donantes. Se desarrollaron además nuevas herramientas de sensibilización sobre protección y salvaguardia, así como de evaluación de las asociaciones. El Grupo de Trabajo sobre Rendición de Cuentas de Oxfam también desarrolló un proceso para comprender mejor las necesidades y preferencias de protección y salvaguardia del personal, organizaciones socias y comunidades locales, diseñado para permitirles comunicar sus necesidades y preferencias a la hora de reportar incidencias de conductas ilícitas y de tomar decisiones informadas sobre cómo organizar sus recursos para apoyar mejor a las personas supervivientes. Otras iniciativas desarrolladas han sido: la colaboración de Oxfam Australia con Women’s Health Victoria para desarrollar un programa titulado Domestic Violence Bystander (Espectador/a de la violencia doméstica, en su traducción al español); los encuentros de Oxfam Intermón (España) con organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres para reforzar su apoyo; Oxfam Canadá (especializada en la promoción de los derechos de las mujeres) ha llevado a cabo una gira por todo el país para debatir en torno a la violencia contra las mujeres y niñas, en colaboración con organizaciones de mujeres indígenas y de defensa de los derechos de las mujeres.

Progresos hasta enero de 2019

  • La encuesta de integridad de las organizaciones socias de 2018 nos ofrece una panorámica de las políticas y procedimientos implantados por las organizaciones socias en cinco áreas: código de conducta, protección y salvaguardia, fraude, financiación del terrorismo y aportaciones de las comunidades. Con respecto a los valores fundamentales, no hemos hallado mucha diferencia entre Oxfam y las organizaciones con las que colaboramos. Casi el 90% de estas plantean una posición de tolerancia cero frente al acoso, explotación y abusos sexuales. Más del 80% poseen un código de conducta. La encuesta también ha propiciado una creciente concienciación sobre la importancia de la protección y salvaguardia (y sobre cuestiones más amplias relacionadas con la integridad) y ha estimulado el debate y la planificación de mejoras entre las organizaciones socias y los equipos de programa de Oxfam; describimos a continuación algunos ejemplos.
  • El nuevo enfoque y herramientas de evaluación de partenariados de Oxfam se centra en la integridad y tiene como objetivo prevenir los incidentes de protección y salvaguardia, proteger los derechos y privacidad de las personas supervivientes y apoyar a las organizaciones socias. Ofrece una lista de verificación sobre los estándares obligatorios, así como preguntas diseñadas para generar un diálogo bidireccional. Se trata de una herramienta que nos está ayudando a cumplir los requisitos de los donantes, y que se está transmitiendo ahora a los equipos de país y comenzando a usarse con las organizaciones socias.
  • Oxfam ha llevado a cabo una evaluación de sus asociaciones con organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres y ha desarrollado una base de datos, de lo que ha resultado el informe Local to Global (2018). Este ha revelado que el 10% de las organizaciones socias financiadas son organizaciones de mujeres. Pero en el ámbito de la respuesta humanitaria esta cifra se reduce al 7% y en cuanto a organizaciones de actuación a escala mundial cae hasta el 2%. En 2016-2017 y 2017-2018, más del 60% de las contribuciones financieras de Oxfam a organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres eran inferiores a 50.000 dólares. Estamos usando esta información para aumentar la cantidad y calidad de las iniciativas de asociación en áreas de género en todos los programas de Oxfam.
  • Las personas responsables de las campañas globales de Oxfam Gran Bretaña han identificado la integración de la perspectiva de género como un componente fundamental de todas las campañas en los futuros planes de actuación. Oxfam Gran Bretaña ha creado dos nuevos puestos de justicia de género y su directora de derechos de la mujer ya tiene sitio en el equipo de liderazgo que dirige la organización.
  • Oxfam Hong Kong ha traducido al chino los cursos obligatorios en línea y los ha compartido con sus organizaciones socias en Hong Kong, Macao, Taiwán y China continental, así como con el personal de Oxfam.
  • Oxfam Canadá mantiene importantes asociaciones con organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres en sus programas, muchos de los cuales se derivan de su programa insignia Engendering Change. Además, está lanzando dos nuevos programas específicamente centrados en el apoyo y refuerzo a las organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres (en Pakistán y en Guatemala). También ha desarrollado una teoría del cambio para su programa Women’s Voice and Leadership, que articula claramente cómo poner en práctica los principios y valores feministas de la organización.
  • Oxfam India ha llevado a cabo una evaluación de sus asociaciones con organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres, hallando que está trabajando con 23 de ellas, lo que supone el 25% de sus partenariados y un 30% de su presupuesto total.
  • Oxfam Australia ha organizado cursos de formación —con especial énfasis en la protección de menores— para el personal y organizaciones socias de país en el sur de África (Mozambique, Zambia y Zimbabue), que están trabajando en proyectos financiados por el Departamento de Relaciones Exteriores y Comercio australiano centrados en la protección de menores.
  • Oxfam Hong Kong está trabajando con organizaciones socias en China para mejorar los estándares de protección y salvaguardia, así como para integrar la justicia de género y el empoderamiento en sus programas. Tras la celebración de un taller, una de las organizaciones reveló un incidente relacionado con la protección y desde entonces Oxfam ha estado trabajando con ella para ayudarle a integrar políticas y prácticas de protección en las actividades de sus programas, y la seguirá apoyando con actividades de evaluación y seguimiento.
  • En el sur de África, Oxfam ha ayudado a sus organizaciones socias a establecer y reforzar sus políticas y procedimientos de protección y salvaguardia; ahora sus evaluaciones de riesgos e informes rutinarios ya incluyen esta cuestión. Oxfam también ha compartido sus canales internos de denuncia de incidentes de protección con organizaciones socias y personas beneficiarias, durante las reuniones de puesta en marcha y de revisión de los programas.
  • Los equipos de país en América Latina y el Caribe han seguido asegurando que todos los nuevos acuerdos de proyectos con organizaciones socias contengan los estándares de Oxfam en cuanto a los mecanismos de denuncia de incidentes de protección y salvaguardia. En la región, 67 organizaciones socias han completado la encuesta y sus resultados han sido analizados tanto a escala regional como de país. Los puntos focales de protección y salvaguardia han desempeñado un papel clave a la hora de facilitar este análisis en sus países, junto con sus equipos directivos de país. A día de hoy, la República Dominicana y Cuba ya han puesto en común los resultados con las organizaciones socias que han participado en la encuesta.
  • En Asia, la mayoría de las organizaciones socias que están trabajando con Oxfam en Nepal han recibido formación en protección, salvaguardia y seguridad. En 2019, todas las organizaciones socias en todos los países de Asia recibirán formación al respecto.
  • En el Pacífico, el personal de programa se ha reunido con las organizaciones socias para reflexionar, junto con los responsables de RR. HH., sobre cómo reforzar la protección y salvaguardia, tanto en Oxfam como en sus organizaciones socias.
  • El equipo de Oxfam en Sudán del Sur ha colaborado con una organización de defensa de los derechos de las mujeres (Rural Women for Development) para llevar a cabo investigaciones sobre las mujeres en los puestos de liderazgo de las organizaciones humanitarias locales. Han realizado un mapeo de las organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres a través del foro de ONG de Sudán de Sur y han puesto en marcha un plan de desarrollo en capacidades de protección y género para otras tres organizaciones socias.
  • En Uganda, la asesora en derechos de las mujeres de Oxfam ha llevado a cabo un ejercicio de mapeo de las organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres en el país, para reforzar el enfoque de partenariado y comenzar una colaboración estratégica más amplia. El equipo inició una serie de debates durante el foro de organizaciones socias, así como en otros foros, incluyendo los encuentros Irish Aid PGII Partner y con las organizaciones beneficiarias de VOICE.
  • En Kenia, el programa de derechos de las mujeres de Oxfam ha puesto en contacto a grupos locales de mujeres con organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres del país. El objetivo es propiciar que dichas organizaciones se comprometan a apoyar a estos grupos para que puedan ejercer sus derechos (incluyendo los derechos sexuales y sobre sus cuerpos), ayudándoles a saber qué acciones legales pueden emprender. De esta forma, estarán mejor capacitadas para denunciar y buscar apoyo de las organizaciones correspondientes cuando reclamen sus derechos, por ejemplo, cuando soliciten intervenciones en casos de violación. Las personas que asistieron en representación de instituciones ofrecieron a las mujeres presentes sus contactos personales y oficiales, así como la dirección de sus oficinas, animándolas a que les comuniquen los incidentes en esta materia en cuanto se produzcan.
  • En octubre de 2018, en la región de África Central y del Este se organizó un evento de aprendizaje entre Oxfam y sus organizaciones socias, centrado en las conductas ilícitas y en la protección y salvaguardia. Se reiteró la importancia de reforzar las políticas, las prácticas y la cultura de Oxfam y de sus organizaciones socias.
  • En Ghana, Oxfam ha organizado un encuentro con todas sus organizaciones socias en torno a cómo mitigar los riesgos relacionados con la protección y la salvaguardia en el sector. En 2019, Oxfam ha contratado a una asesora para colaborar con las organizaciones socias en el desarrollo de políticas y sistemas de protección y salvaguardia más sólidos, además de ofrecerles formación más avanzada para sus puntos focales.
  • Oxfam en Bangladesh está desarrollando una red de puntos focales de protección y salvaguardia que incluye hasta la fecha a 18 ONG socias. Como parte de un programa clave (de empoderamiento de los actores humanitarios locales y nacionales), Oxfam ha llevado a cabo seis eventos de aprendizaje con el fin de desarrollar las capacidades de las ONG bangladeshíes en materia de protección y de desarrollo de programas seguros a los que han acudido 50 mujeres y 67 hombres, en representación de seis organizaciones y una red (la National Alliance of Humanitarian Actors in Bangladesh). Estas organizaciones forman parte de dos grandes redes de organizaciones humanitarias: la Bangladesh Women’s Humanitarian Platform (BWHP) y la National Alliance of Humanitarian Actors in Bangladesh (NAHAB).
  • En Pakistán, Oxfam está repasando y revisando las políticas de protección y salvaguardia de sus organizaciones socias conforme a las políticas de Oxfam en esta materia. En noviembre del año pasado, llevó a cabo para ello dos sesiones de sensibilización sobre protección infantil para 30 organizaciones socias.
  • En Timor Oriental, Oxfam ha promovido una nueva aplicación para móviles que permite a las personas reportar (o pedir consejo sobre) incidentes de acoso sexual en los servicios al público.
  • En Nepal, Oxfam ha colaborado tanto con organizaciones socias como con el sector humanitario en general en la identificación de riesgos y el desarrollo de un plan de mitigación para un equipo encargado del seguimiento de quejas y aportaciones de las comunidades, de oficinas de personas desaparecidas y de igualdad de género en cinco distritos afectados por el terremoto. En diciembre, en el marco de su taller de gestión y cumplimiento financiero, impartió un curso sobre protección y salvaguardia a 28 organizaciones socias. El equipo de Nepal también ha apoyado a miembros de las comunidades llevando a cabo, por ejemplo, una sesión sobre protección y salvaguardia, protección infantil y creación de entornos favorables a la infancia, con trabajadores de la construcción y propietarios en un asentamiento integral en Nuwakot. Como resultado de ello, se ha logrado que el sector de la construcción no registre, durante las obras, ningún caso de explotación infantil, de uso de lenguaje ofensivo ni de pago desigual a mujeres y hombres.
  • Oxfam en Malawi ha organizado una iniciativa de apoyo mutuo entre socios para reforzar los estándares de protección y salvaguardia de las organizaciones, de manera que aquellas más fuertes apoyen a las que poseen menos experiencia.
  • Oxfam en Sudán del Sur ha promovido que todo el personal y miembros de las estructuras comunitarias de protección apliquen procedimientos de seguridad en la ejecución de todos sus proyectos y actividades. Ha organizado consultas periódicas con mujeres y niñas para determinar los mejores planteamientos y las ubicaciones más seguras para las actividades, evitando exacerbar las tensiones entre grupos rivales y socavar los derechos de las personas. En este sentido, se realizan evaluaciones habituales para mitigar amenazas y riesgos, aportando formación en apoyo psicológico al personal de los programas para que pueda gestionar incidencias de forma segura y apropiada.
  • Oxfam en Etiopía ha realizado evaluaciones de riesgos y mapeos de las políticas y actividades de protección de dos organizaciones socias.
  • Oxfam en Uganda está apoyando la aplicación de la metodología SASA! (Start Awareness Support and Action!) en todas las ubicaciones en las que está respondiendo a la llegada de personas refugiadas. Se trata de uno de los enfoques comunitarios aplicados para prevenir el acoso, explotación y abusos sexuales, así como el VIH. También ha participado en una reunión anual del grupo de pares de protección global, donde siempre se ponen en común aspectos de protección y salvaguardia; también ha coordinado iniciativas de formación sobre prevención de la explotación y abusos sexuales en todas las poblaciones donde Oxfam está implementando programas, en coordinación con la oficina del Primer Ministro (departamento público a cargo de las personas refugiadas y desplazadas internas) y con ACNUR.
  • Oxfam en Chad formó a comienzos de octubre de 2018 a 20 miembros de su personal y de las organizaciones socias en elementos fundamentales de protección y salvaguardia, así como en rendición de cuentas, y creó un grupo de trabajo con miembros de las organizaciones socias capacitados para poner en común conocimientos sobre los principales conceptos del marco ético de Oxfam (acoso, explotación y abusos sexuales).

9. Escuchar al público

Nuestro compromiso

Escucharemos y aprenderemos de las opiniones de nuestros colaboradores y colaboradoras de todo el mundo. Nos aseguraremos de que exista una vía de comunicación de doble dirección, de responder a sus preocupaciones y de explicar las medidas que adoptamos para aprender y cambiar.

En febrero de 2018, cuando el caso de las conductas ilícitas del personal de Oxfam en Haití llenaba las portadas, recibimos numerosos mensajes, tanto críticos como de ánimo. Nos esforzamos mucho para responder personalmente a todas las personas interesadas y tomamos nota de todo lo que nos decían, para conocer sus expectativas y cómo podemos mejorar. Desde entonces, los afiliados de Oxfam han llevado a cabo numerosas encuestas para saber qué piensan y sienten hacia Oxfam sus colaboradores y colaboradoras, y el público general, para que podamos entender mejor qué cambios tenemos que hacer para recuperar su confianza. Varios afiliados de Oxfam también han organizado proyectos específicos para escuchar las opiniones del público. Oxfam Italia, por ejemplo, ha realizado una encuesta y una serie de entrevistas con partes interesadas internas y externas, presentando sus hallazgos en encuentros públicos en Florencia, Milán y Roma. Y Oxfam Canadá ha organizado dos seminarios web dirigidos a todo el personal para debatir en torno a conductas sexuales ilícitas.

Progresos hasta enero de 2019

  • A nivel mundial, Oxfam ha estado en contacto con todas las partes interesadas sobre los progresos en su plan de acción de 10 medidas. Oxfam India, Oxfam Alemania y otros afiliados han creado secciones específicas de protección y salvaguardia en sus páginas web. Allí donde ha sido posible, los afiliados de Oxfam han creado mecanismos para aportar comentarios y sugerencias, a través de canales de comunicación tanto en línea como convencionales. Oxfam Novib (Países Bajos), por ejemplo, ha añadido una ventana de chat en su página web, con el fin de promover un diálogo abierto con quien visite la página.
  • Oxfam ha llevado a cabo encuestas públicas en España, Países Bajos, Hong Kong, Alemania, India, Canadá, Quebec, México, Gran Bretaña, Bélgica, Australia, Francia e Irlanda, para conocer las expectativas públicas sobre nuestra organización y qué cambios debemos hacer para recuperar la confianza. Hemos sabido así que, en algunos países, la opinión pública está perdiendo su confianza en Oxfam, por lo que debemos pasar a la acción para recuperarla. El público quiere una organización bien gestionada, que se aplique sus propios valores y utilice sus recursos de forma cuidadosa y eficiente. También sabemos que la gran mayoría del público apoya nuestra visión de un mundo justo y sin pobreza, y quiere contribuir a ello de una manera significativa. Pretendemos hacer seguimiento de los progresos futuros, para comprobar si los cambios que estamos realizando resultan eficaces a ojos del público.
  • Oxfam Australia y Oxfam Alemania han pedido opinión a sus simpatizantes respondido a las contribuciones recibidas. Una encuesta entre las personas que nos apoyan en Alemania ha mostrado que, por lo general, estas están satisfechas con las acciones planificadas y realizadas a través del plan de acción de 10 medidas.
  • Oxfam Bélgica ha organizado seis eventos presenciales para el voluntariado, personas colaboradoras y público en general. En dichos eventos, Oxfam ha interactuado con el público en torno a lo sucedido en Haití y la respuesta dada hasta la fecha. Se invitó al público a aportar su opinión, para mejorar nuestra respuesta.
  • Oxfam en Sudán del Sur ha contribuido a la creación de un programa de radio llamado Peace of Her Mind para debatir cuestiones relacionadas con la protección y las desigualdades de género.
  • Oxfam Novib ha organizado exitosamente sesiones de preguntas y respuestas en Facebook con su directora ejecutiva, ofreciendo al público la posibilidad de hacer preguntas y comentarios sobre cualquier aspecto de la organización, incluyendo temas de protección y salvaguardia. Oxfam Novib tiene intención de seguir usando Facebook para interactuar con el público.
  • Oxfam Intermón ha pedido a aquellos colaboradores y colaboradoras que han decidido abandonar Oxfam en 2018 que rellenen un formulario en línea preguntando por qué han perdido la confianza en nuestra organización y qué medidas tendríamos que adoptar para recuperarla (respondieron 265 personas). También se han organizado entrevistas personales con más de 30 periodistas, personas influyentes, representantes de empresas y otras partes interesadas externas. En noviembre de 2018, Intermón llevó a cabo eventos de rendición de cuentas en 29 ciudades para exponer los resultados que hemos logrado y que están publicados en su informe anual. Se habló de nuestros progresos en protección y salvaguardia, dejando tiempo para las preguntas del público. Asistieron 1.000 personas y 600 de ellas rellenaron un cuestionario de evaluación (puntuando con 9 ó 10 en la mayoría de las preguntas). También se organizó un taller sobre "Cómo recuperar la confianza", contando con diez inspiradoras charlas de profesionales de muy diversos sectores y un público de 50 asistentes, que calificaron las sesiones de "excelentes" (llegando a convertirse en trending topic en las redes sociales).
  • En Tanzania, Oxfam ha organizado debates públicos sobre prevención contra abusos físicos, sexuales y emocionales en Kigoma, Mtwara, Kahama y Arusha. Estas actividades implicaron a más de 50 personas en cada población, incluyendo a miembros de las comunidades, del funcionariado en los ámbitos de distrito, barrio y aldea, así como a representantes de la sociedad civil. Los encuentros facilitan la denuncia de abusos a las autoridades correspondientes.
  • Oxfam Australia ha participado activamente en foros de liderazgo de todo el sector y en actos públicos donde se brindaba la oportunidad de escuchar las preguntas del público, responder y aprender de todo ello. También ha actualizado sus canales de recepción de sugerencias y denuncias a disposición del público, partes interesadas, organizaciones socias y personal, para asegurarse de que resulten fácilmente accesibles y que las personas confíen en su buen funcionamiento.
  • Oxfam Hong Kong ha participado en un foro, organizado por una de las universidades hongkonesas, en el que miembros del personal académico, de investigación y de ONG reflexionaron sobre las experiencias y los mecanismos de protección y salvaguardia de Oxfam y realizaron sugerencias al respecto.
  • Oxfam sigue interactuando con el público sobre temas de protección y salvaguardia a través de las redes sociales. Varios afiliados están llevando a cabo ejercicios de escucha social gracias a su presencia en línea, y el análisis de sus conclusiones nos está ayudando a diseñar nuestra respuesta.
  • Oxfam en Nepal ha repartido a organizaciones socias y personas beneficiarias pegatinas con números de atención telefónica, con el fin de recopilar comentarios, sugerencias y quejas relacionadas con la protección en Katmandú, Lalitpur, Bhaktapur, Sindhupalchowk y Nuwakot.

10. Renovar y fortalecer nuestro compromiso con la justicia de género a nivel externo

Nuestro compromiso

Reiteramos y reforzamos nuestro compromiso de situar los derechos de las mujeres y la justicia de género en el centro de toda nuestra labor. Siendo conscientes de que aún nos queda mucho por aprender y corregir como organización, desde Oxfam continuaremos impulsando inversiones en iniciativas de incidencia política, campañas y programas centrados en combatir las injusticias que sufren las mujeres que viven en la pobreza en todo el mundo. Esto incluye abordar las normas sociales que originan la violencia contra las mujeres, hacer campaña para rectificar los desequilibrios de poder sistemáticos que atrapan a las mujeres en la pobreza, y unirnos a organizaciones feministas y de defensa de los derechos de las mujeres para luchar contra la injusticia de género en todos los niveles. También incluye fortalecer y hacer hincapié en nuestros programas de desarrollo y acción humanitaria para impulsar un cambio transformacional en las vidas de las mujeres que viven en la pobreza.

El éxito en el refuerzo de nuestra red externa de justicia de género resulta clave no solo en términos de impacto de nuestro trabajo en programas, influencia y acción humanitaria, sino también a la hora de abordar, responder y prevenir las causas del acoso, explotación y abusos sexuales en el sector humanitario y en la sociedad en general. La clave de la PSEA y la protección y salvaguardia es la lucha contra el abuso de poder. Las estructuras institucionales y las dinámicas de poder no van a cambiar hacia una mayor equidad y justicia solo por pedirlo: son las actitudes y los valores los que determinan cómo ejercen su poder las personas de nuestra organización, de nuestro sector y de toda la comunidad global.

A lo largo del año pasado, hemos realizado un seguimiento de nuestras inversiones en programas de género para valorar los progresos logrados en los objetivos que nos habíamos planteado. Gracias a estos programas, hemos incrementado nuestra capacidad. Estamos rediseñando nuestra estructura humanitaria para incrementar la capacidad de nuestro personal y garantizar que la igualdad de género se convierta en un componente estándar más presente en nuestras respuestas a emergencias. En noviembre de 2016, lanzamos ¡Basta!, una nueva campaña global orientada a fomentar que millones de personas en todo el mundo puedan terminar —de una vez por todas— con la violencia y discriminación contra mujeres y niñas en sus comunidades.

Progresos hasta enero de 2019

  • En 2017, Oxfam creó la plataforma y el comité de Justicia de Género para fomentar el liderazgo, la influencia política, el desarrollo eficaz de los programas, la puesta en común de conocimientos y la movilización de recursos a favor de la justicia de género y de los derechos de las mujeres en toda la confederación de Oxfam y en nuestro trabajo externo. En octubre de 2018 se ha celebrado el segundo encuentro anual de defensores, activistas y especialistas en justicia de género y derechos de las mujeres. Este grupo ha llevado a cabo propuestas para asegurar que los procesos de planificación estratégica de Oxfam pongan siempre la justicia de género y los derechos de las mujeres al frente de su trabajo, además de desarrollar indicadores clave que permitan medir los progresos.
  • Oxfam ha adquirido el compromiso organizacional de destinar el 15% de todos los fondos programáticos a apoyar programas específicos de justicia de género. En la actualidad solo se destina a esta cuestión el 5,3%, así que se recurrirá a los indicadores clave de desempeño para orientar los progresos en la materia y rendir cuentas al respecto.
  • El equipo de campañas globales de Oxfam ha elaborado una nueva guía para las labores de influencia feminista, con el fin de ofrecer recursos a los equipos de toda la confederación que se dedican a estas actividades. El resultado de esto será una mayor presencia de planteamientos feministas en todo el trabajo de influencia de Oxfam.
  • De las diez publicaciones de Oxfam más descargadas en 2018, más de la mitad estaban marcadamente centradas en la desigualdad de género.
  • En el Día Internacional de las Defensoras de Derechos Humanos, Oxfam ha puesto el foco en el incremento de los ataques a las mujeres por luchar por sus derechos y sus comunidades, y por reclamar su lugar en las mesas de negociación. Las mujeres necesitan protección y apoyo para poder permanecer en primera línea de la escena pública, y seguir sirviendo de modelo para millones de niñas que se convertirán en las líderes del mañana. Oxfam ha destacado esta cuestión en la siguiente película.
  • El Equipo Humanitario Global se ha comprometido a asegurar la incorporación de las aportaciones de las organizaciones y redes de defensa de los derechos de las mujeres, así como a anteponer en su trabajo las asociaciones con organizaciones de ese ámbito, los principios feministas y la implicación comunitaria. Cada vez hay una mayor capacidad de trabajo en materia de género y de protección, tanto sobre el terreno como en el campo del asesoramiento. El GHT está llevando a cabo un análisis de las relaciones de poder, para comprender mejor cómo se ejerce dentro del equipo y operar los cambios necesarios. Se van a sumar además dos nuevos puestos de protección y salvaguardia al personal de apoyo humanitario (personal desplegado para prestar apoyo en respuestas humanitarias complejas y a gran escala). Esta reestructuración del GHT fue anunciada el 12 de noviembre de 2018, y desde entonces ya ha habido varios equipos que han comenzado a revisar sus estrategias en lo referente a los principios feministas, al liderazgo humanitario local y a la implicación comunitaria.
  • En el marco de la campaña internacional ¡Basta!, en la región de América Latina y el Caribe se ha publicado un informe regional sobre las normas sociales y las creencias que perpetúan la violencia contra mujeres y niñas. Los equipos de campaña de Oxfam en África han diseñado una estrategia de campaña para todo el continente, en el marco de la cual Oxfam en Mozambique ha puesto en marcha la campaña CHEGA para combatir la violencia sexual.
  • En Indonesia, Oxfam lanzó en octubre de 2018 su segundo compromiso para la reducción del índice de desigualdad, integrando en el mismo nuevos indicadores de género para sus tres pilares (gasto social, fiscalidad progresiva y políticas laborales), entre los cuales se incluyen indicadores sobre la legislación contra el acoso sexual, la violación y la discriminación de género. Esta iniciativa destaca cómo las desigualdades de género interactúan con las desigualdades económicas para reducir la movilidad social de mujeres y niñas, provocando así desigualdad intergeneracional. Este índice ha sido la publicación de Oxfam más descargada en 2018. Oxfam también ha promovido a las organizaciones locales y nacionales de defensa de los derechos de las mujeres migrantes a través del Manifiesto de Marrakech de los Derechos de las Mujeres Migrantes.
  • Oxfam Canadá continúa centrándose exclusivamente en igualdad de género y derechos de las mujeres en sus programas y trabajo de influencia y campañas, en asociación con organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres e incorporando los principios feministas a toda su labor programática y a su cultura. También ha puesto en marcha programas que impulsan el empoderamiento económico, el liderazgo y la voz de las mujeres, así como de lucha contra la violencia de género y de defensa de la salud y los derechos sexuales y reproductivos. Esta labor supone decenas de millones de dólares invertidos en igualdad de género y defensa de los derechos de las mujeres.
  • Oxfam Canadá está presente en el comité directivo de Up for Debate, una coalición de organizaciones nacionales de defensa de los derechos de las mujeres que luchan para que los partidos políticos incluyan tales derechos en sus programas electorales; ha realizado también una gira de charlas por todo el país sobre la violencia contra mujeres y niñas, en colaboración con organizaciones de mujeres indígenas y de defensa de los derechos de las mujeres. Igualmente, ha retratado las voces y experiencias de mujeres afectadas por conflictos en una exposición itinerante que ha circulado por todo el país. Y, por último, ha lanzado la campaña What She Knows Matters, dirigida a dar más poder de actuación y decisión a las mujeres que se han visto forzadas a huir de conflictos. Para más información, visitar: https://www.oxfam.ca/what-she-knows-matters
  • Oxfam América sigue desarrollando labores de incidencia política para que la legislación cumpla con la justicia de género: 1) reclamando que la ley BUILD de financiación del desarrollo (con una partida presupuestaria de 60.000 millones de dólares) incluya un componente de justicia de género; y 2) reclamando que la ley de emprendimiento y empoderamiento económico de las mujeres (ley WEEE) sea aprobada y que se respeten las claves de su redacción. Oxfam América ha desempeñado un papel crucial, junto con otros actores, en el desarrollo del contenido de ambas leyes. Logramos que la versión de la Cámara de Representantes de la ley BUILD fuera enmendada antes de su aprobación para incluir datos desglosados por género, así como un apartado sobre el empoderamiento económico de las mujeres y, en base a ese logro, conseguimos que el Senado dispusiera que la International Development Finance Corporation deba tener en cuenta el impacto de sus ayudas en las oportunidades económicas de las mujeres, así como la reducción de la brecha de género. Nuestras presiones en torno a la ley WEEE han promovido el mandato de que todas las ayudas de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional —es decir, una partida de unos 20.000 millones de dólares— incluyan indicadores de análisis de género y aborden la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.
  • Oxfam América se ha embarcado en una iniciativa interna de aprendizaje en acción de género, en el marco de una serie de esfuerzos por convertirse en una organización promotora de la justicia de género. Esta iniciativa supone que una masa crítica de 35 miembros del personal de toda la organización se dedique a identificar los pasos a dar para integrar la justicia de género en la identidad de la misma, así como a abrir vías de trabajo al respecto, tanto internas como externas. Este proceso de aprendizaje entre iguales de 18 meses de duración está siendo facilitado por el marco Gender at Work. Más del 94% del personal ha realizado ya los cursos en línea Gender Justice Basics, sobre elementos básicos de la justicia de género, y Gender and Power, sobre género y poder, en consonancia con el compromiso por potenciar las capacidades en materia de género del personal de Oxfam. También se ha contratado a otra persona para labores de asesoría de género, con el fin reforzar el trabajo de políticas de género de cara al exterior. Y se siguen asegurando apoyos técnicos relacionados con iniciativas de género en toda la confederación.
  • Oxfam Gran Bretaña continúa desempeñando un papel fundamental en la Red de Género y Desarrollo del Reino Unido en la que participa, junto a Womankind, Women’s March y otras organizaciones aliadas clave. Se han creado dos nuevos puestos para reforzar el equipo directivo sénior de género de Oxfam Gran Bretaña: un puesto dedicado al género, la diversidad y la inclusión en el People Team (dirigido por la directora de Justicia de Género) y un puesto dedicado a género y comunicación en el equipo de comunicación.
  • Oxfam Novib ha desarrollado e implementado una estrategia de transversalización del género centrándose en el desarrollo de las capacidades del personal de proyecto en La Haya y en las oficinas de país, en materia de justicia de género e inclusión social. Estos procesos de desarrollo de capacidades para labores de campaña e influencia finalizarán en marzo de 2019. En cuanto al equipo de justicia de género, este está centrado en dos programas principales: Women on the Move (sobre violencia sexual y violaciones de los derechos de salud sexual y reproductiva sufridas por mujeres y niñas en contextos de conflicto y crisis), desarrollado juntamente con países como Uganda, Sudán del Sur, India e Iraq; y Equal Power, Better Life (sobre empoderamiento económico de las mujeres e incremento de su poder de decisión), desarrollado con Camboya, Laos y Vietnam. También hemos proseguido la implementación de los programas de género ya existentes: Marriage, No Child’s Play: con Mali, Níger y Pakistán; Empower@scale: con Uganda y Nigeria; Saving our Daughters: con Tailandia; y Youth in Difficult Circumstances: con Pakistán.
  • Oxfam Francia se ha asegurado de que todas sus comunicaciones tengan un enfoque de género y ha difundido un informe sobre pobreza entre las trabajadoras en Francia; Oxfam Hong Kong ha promovido la transversalización de género en todos los programas que financia, facilitando formación y apoyos para integrar la protección y salvaguardia en sus procedimientos de actuación; Oxfam Alemania se ha fijado como objetivo que la justicia de género se convierta en un área clave en todos sus futuros trabajos y, en cuanto disponga de la financiación necesaria, contratará a una persona responsable de género dedicada exclusivamente a este tema; Oxfam Italia ha recurrido a Facebook e Instagram para difundir las últimas novedades relacionadas con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y su calendario anual incluyó una hoja específica sobre equidad de género; y Oxfam IBIS (Dinamarca) ha invertido en dos amplios programas multipaís para combatir la violencia contra las mujeres y niñas, así como en una serie de programas para abordar la violencia en las escuelas, y ha cofinanciado encuestas e iniciativas globales relacionadas con la campaña ¡Basta!.
  • En América Latina, por lo menos 8 de los 10 equipos de país de Oxfam cuentan ya entre su personal con especialistas en género que, con el apoyo del grupo de justicia de género, están asegurando una creciente orientación hacia la perspectiva y la justicia de género y los principios feministas como puntos de partida de nuestro trabajo. Todos los directores y directoras de país y el equipo de liderazgo de LAC se han comprometido a implementar herramientas para valorar los progresos de Oxfam en el cumplimiento de sus indicadores clave de desempeño en cuestiones de género. En El Salvador, una organización apoyada por Oxfam ha ganado un premio nacional por su estrategia de desarrollo de una Ruta de Prevención de la Violencia de Género; en Nicaragua, y en plena crisis nacional, el personal de Oxfam está intentando mantener una estrecha colaboración con organizaciones feministas y de derechos humanos; en Paraguay, nuestros enormes esfuerzos por asegurar que las mujeres se hallen siempre en el corazón mismo de nuestro trabajo han dado como resultado la aprobación de tres nuevos proyectos específicos, junto con el trabajo en torno a los imaginarios sociales sobre la violencia sexual en contextos de emergencia, que también forma parte de la campaña ¡Basta! en el país.
  • Oxfam, junto con otras ONG, grupos de defensa de los derechos de las mujeres y otras muchas organizaciones de todo el mundo han participado en los 16 días de activismo contra la violencia de género, como parte de la campaña ¡Basta!, que el año pasado se centró en el mundo laboral (15 de noviembre al 10 de diciembre). Entre las actividades realizadas, destacamos: en Rusia se ha lanzado una experiencia de inmersión en realidad virtual ; en Pakistán nuestro equipo ha colaborado con la artista feminista Shenzil Malik para crear esta imagen en el marco de la campaña #FreefromFear por un mundo libre de miedo por la violencia y el acoso, y hemos lanzado una campaña para acabar con la violencia y acoso en el transporte y en los espacios públicos; en Benín hemos difundido Hear Me Too, para sensibilizar a la juventud sobre la violencia, usando un remolque de canoas para publicitar los eventos; en Bolivia hemos apoyado la campaña ¡ACTÚA!, en la cual la directora ejecutiva de Oxfam Internacional, Winnie Byanyima, se ha reunido con líderes feministas y ha expresado su apoyo a su lucha contra la violencia hacia las mujeres y niñas en todo el mundo; Oxfam en Cuba y sus organizaciones socias han lanzado la campaña Evoluciona y han organizado conciertos, acciones de pintura corporal y otras performances artísticas en apoyo a la campaña global ¡Basta! para acabar con los piropos y otras formas de control del cuerpo de las mujeres; Oxfam en Marruecos y tres organizaciones socias locales han organizado un gran evento en Rabat para aumentar la sensibilización en torno a la violencia de género y a la recién aprobada ley para acabar con la violencia contra las mujeres. Una parte de la campaña BARAKA de Oxfam ha consistido en trabajar con artistas locales (circo, teatro callejero, música tradicional) para difundir nuestros mensajes a las aproximadamente 400 personas del público.
  • Oxfam ha presentado la investigación Let’s Stop Thinking It’s Normal, que analiza los impulsores de la violencia contra las mujeres y niñas, y que se compone de una mezcla de entrevistas y encuestas a mujeres y hombres en Bolivia, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, las Islas Salomón, Nicaragua, Nigeria, Papúa Nueva Guinea, la República Dominicana, Túnez y Zimbabue. La investigación viene a demostrar que dos de los patrones más fuertes y generalizados estrechamente relacionados con la violencia contra las mujeres y niñas son el control masculino de sus cuerpos y unos roles de género muy rígidos. El informe se puede consultar aquí: https://www.oxfam.org/en/research/lets-stop-thinking-it-normal
  • La plataforma regional del Pacífico de Oxfam ha integrado la igualdad de género y exclusión social en sus programas con el fin de mejorar la respuesta humanitaria y los procesos de contratación, asegurando la diversidad de género y la inclusión en los mismos. Oxfam en Timor Oriental está buscando personas candidatas para el puesto de coordinador/a de género e inclusión que se va a crear en enero de 2019.
  • En la región de África Central y del Este, Oxfam en Sudán ha desarrollado e implementado listas de verificación con perspectiva de género para todas las áreas temáticas de los programas; el personal de los mismos ha recibido formación sobre cómo desarrollar marcos de seguimiento, evaluación y aprendizaje sobre género aplicables a todas las propuestas de financiación; asimismo, ha llevado a cabo recientemente una investigación y evaluación de valores iniciales de referencia para valorar el impacto de su trabajo desde una perspectiva de género. En Kenia, el equipo de derechos de las mujeres está liderando la labor de influencia en la oficina nacional de estadísticas para la recopilación de datos sobre el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5.2 y está presionando para que el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado sea reconocido por parte de los servicios, infraestructuras y políticas de protección social públicas. Se están diseñando proyectos en consonancia con la campaña Iguales, es decir, que luchen contra las desigualdades de género perpetuadas por el clasismo socioeconómico. En Uganda, nuestro programa de derechos de las mujeres sigue trabajando con organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres para abordar la violencia de género en el mundo laboral. Oxfam en Tanzania ha desarrollado asociaciones con organizaciones del sector público y privado para promover la justicia de género; también ha participado y encabezado iniciativas públicas para aumentar la concienciación en torno a los derechos de las mujeres (por ejemplo, en el Día Mundial de la Alimentación y en el Día Internacional de la Mujer Rural); por otro lado, se ha asegurado de que todas las notas conceptuales de programa tengan en cuenta los principios de protección y salvaguardia y de justicia de género; finalmente, ha llevado a cabo un estudio longitudinal para valorar las tasas de violencia sexual y de género en diferentes regiones.
  • En la región de África occidental, Oxfam en Liberia está integrando los derechos de las mujeres y la justicia de género en todo su trabajo; ha invertido en campañas y labores de incidencia política en todo el país y establecido asociaciones con organizaciones feministas y de defensa de los derechos de las mujeres para abordar la justicia de género. Oxfam en Ghana va a coordinar las actividades regionales de la campaña ¡Basta! para acabar con la violencia sexual y de género en su propio país, en Liberia y en Malí.
  • En la región de Asia, Oxfam en Pakistán ha implementado un sistema de aprendizaje sobre acción de género con organizaciones socias para integrar esta herramienta en el desarrollo de proyectos y multiplicar el potencial de resiliencia y liderazgo de las mujeres; también ha ofrecido formación sobre liderazgo para empleadas de las instituciones públicas, para permitirles asumir puestos de dirección en caso de desastres humanitarios. Oxfam en Sri Lanka ha sido elegida para copresidir el Foro Nacional de Violencia de Género (un organismo público clave para luchar contra la VSG), junto al Fondo de Población de las Naciones Unidas; también ha llevado a cabo una investigación sobre acoso sexual en el transporte público, como parte de la campaña ¡Basta!; y ha seguido apoyando al Ministerio de Asuntos de la Mujer y de la Infancia, para reforzar su capacidad de implementar un plan de actuación nacional contra la violencia sexual y de género.
  • En la región de Oriente Próximo y Norte de África, Oxfam en Túnez ha organizado una conferencia de alto nivel con actores de la sociedad civil y organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres para aplicar la reciente legislación sobre violencia contra las mujeres y las niñas; también ha llevado a cabo un proyecto de investigación sobre desigualdad de género en Túnez. En el Territorio Palestino Ocupado, las oficinas de Oxfam han participado en un evento por el Día Internacional de la Mujer, en el cual se animó al personal a que aportara anónimamente sugerencias sobre cuestiones relacionadas con la justicia de género y la protección y salvaguardia, para consideración del equipo directivo. Oxfam en Marruecos está desarrollando una sólida perspectiva de género y forma parte de la campaña ¡Basta!

Datos sobre casos de protección del 1 de abril al 20 septiembre de 2018

En julio de 2018 Oxfam se comprometió a publicar los datos relativos a los casos de protección de toda la confederación de los seis meses inmediatamente anteriores. Esto incluye datos que los afiliados Oxfam y el secretariado Oxfam Internacional publicarán a través de sus respectivos informes anuales, etc. Oxfam se ha comprometido a aplicar un enfoque centrado en las personas supervivientes y que, por tanto, garantice su confidencialidad en todo tipo de reporte público.

Durante los últimos años, y especialmente desde febrero de este año, Oxfam ha animado a cerca de 10.000 miembros de su personal, 50.000 miembros de su voluntariado, 3.000 organizaciones socias y millones de personas de comunidades con las que trabaja en 70 países de todo el mundo a informar de sus preocupaciones y denunciar incidentes que les afecten, incluso si estos tuvieron lugar en el pasado. Al mismo tiempo, tal y como demuestra este informe de progreso del plan de acción de 10 medidas, Oxfam está aumentando y mejorando su capacidad para prestar apoyo a las personas supervivientes y gestionar los casos a medida que se registran. Conforme aumenta la confianza de las personas en que Oxfam gestionará sus casos de forma sensible y firme, el número de personas que ha denunciado incidentes también ha aumentado, lo que consideramos algo positivo, reflejo de esa confianza en nuestros procesos y sistemas y en un mejor liderazgo en materia de protección. 

Tal y como se describe en el informe de progreso, Oxfam continúa mejorando sus sistemas y procesos de protección y salvaguardia, inclusive la gestión de los datos de protección del conjunto de la confederación. Cada afiliado es responsable de gestionar la protección en sus sedes centrales, así como en sus oficinas de país correspondientes. También es responsable de registrar y almacenar toda la información y los datos relativos a la gestión de los casos que le afecten. Oxfam se ha comprometido a mejorar aún más la gestión de casos y de datos, así como los sistemas de denuncia, tanto a nivel interno como en colaboración con el conjunto del sector. Oxfam ha adoptado definiciones de uso común, incluyendo las de las Naciones Unidas.

Casos cerrados

Con "casos cerrados" nos referimos a aquellos casos en los que se ha investigado y resuelto una denuncia, habiéndose adoptado las medidas correspondientes. También se incluyen aquellos casos en los que la denuncia no ha quedado probada o en los que no se procedió con la investigación por deseo de la persona superviviente. Entre el 1 de abril y el 20 de septiembre de 2018, Oxfam ha cerrado siete casos de protección en todo el mundo: De los siete casos, cinco tuvieron lugar en sedes centrales de los distintos afiliados de Oxfam y dos en oficinas de países en los que la confederación desarrolla sus programas. 
  • No hubo ningún caso de abuso sexual.
  • Hubo un caso de explotación sexual (en el que se denunció el pago por servicios sexuales, entre otros) denunciado en uno de los países donde actúa la confederación y que acabó con el despido del infractor, miembro del personal de Oxfam. La persona superviviente era miembro de una comunidad local
  • Hubo dos casos de acoso sexual que tuvieron lugar en sedes centrales de afiliados de Oxfam. Uno de los casos, que afectaba a un miembro del personal de Oxfam, no se continuó investigando por deseo de la persona denunciante. El otro caso dio lugar a la rescisión del contrato con un proveedor externo.
  • Cuatro casos tenían que ver con conductas inadecuadas (como el hostigamiento y el uso de un lenguaje inapropiado). Tres de ellos tuvieron lugar en sedes centrales de afiliados de Oxfam. En dos de estos tres casos, las denuncias estaban dirigidas contra miembros del voluntariado y terminaron en la adopción de medidas disciplinarias en un caso, y no disciplinarias (formación) en el otro. En el tercer caso se expulsó a la persona voluntaria. En el cuarto caso, ocurrido en uno de los países en los que la confederación tiene programas, también se vieron involucrados miembros del voluntariado. El caso finalizó con la adopción de medidas no disciplinarias (formación) contra el infractor.

Oxfam ofrece y proporciona apoyo a las personas supervivientes, tanto durante la investigación como una vez esta ha concluido, facilitando asesoramiento, asistencia médica y apoyo jurídico.

Casos abiertos

Entre el 1 de abril y el 20 de septiembre de 2018, Oxfam continuó investigando 60 casos de protección

Estos casos permanecen abiertos mientras tienen lugar las investigaciones. El número de casos abiertos refleja el esfuerzo proactivo de Oxfam para animar a las personas a denunciar casos antiguos, algunos ocurridos incluso hace más de 10 años. Durante este periodo, Oxfam también ha revisado algunos casos ya investigados en el pasado. Dado que Oxfam aplica un enfoque centrado en la persona superviviente, la investigación de los casos se realiza a la velocidad adecuada para la persona superviviente. El número de casos antiguos (es decir, incidentes que tuvieron lugar con anterioridad a este período de informe) de los que se informa por primera vez implica que lleva algún tiempo cerrarlos. 

Oxfam publicará más información sobre estos casos abiertos en su próximo informe de transparencia previsto para abril de 2019, una vez se hayan cerrado y se hayan adoptado las correspondientes medidas. También se incluirán aquellos casos que se hayan cerrado debido a que las personas supervivientes no han deseado que se prosiga con la investigación o en los que las acusaciones no hayan quedado probadas.

Oxfam tiene el compromiso de brindar apoyo a las personas supervivientes y crear una cultura de tolerancia cero ante los abusos, así como de animar a las personas a informar de cualquier cuestión que les preocupe.