República Democrática del Congo

Displaced Congolese join in on a Easter church ceremony inside an Internally Displaced Persons (IDP) camp in Bunia, April 01, 2018.

Nuestra visión es una RDC en la que las mujeres y los hombres tengan una mayor capacidad para hacer oír su voz en las políticas y decisiones que les afectan, se beneficien de una gobernanza responsable y accedan a recursos que les permitan mejorar su calidad de vida.

-3.557283, 23.554688

La República Democrática del Congo (RDC) es un extenso país rico en minerales que se ha visto atrapado durante años entre el conflicto, la pobreza y el incumplimiento de los derechos humanos. La RDC ocupa el puesto 176 del total de 187 países en el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas de 2015 y el país no ha cumplido todavía ninguno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. La tasa de pobreza se mantiene por encima del 80 % y la esperanza de vida es de 58 años.

Los prolongados y recientes conflictos en Ituri, Kivu Norte y Kivu Sur y en las provincias de Kasai y Tanganica han dejado a 13 millones de personas necesitadas de ayuda. Con 4,5 millones de personas desplazadas internamente, el Centro de Vigilancia del Desplazamiento Interno ha clasificado la República Democrática del Congo como el país más afectado del mundo por los desplazamientos a causa de los conflictos. Además, el país ha experimentado diez brotes de la mortal enfermedad del ébola desde 1976, lo que ha sumido todavía más a las comunidades vulnerables en la pobreza.

Nuestro trabajo en la RDC

Oxfam trabaja en la República Democrática del Congo desde 1961 y actualmente opera en seis provincias, a saber: Kivu Norte, Kivu Sur, Equateur, Ituri, Tanganica y Kasai. Nuestra labor se centra principalmente en proyectos humanitarios y de desarrollo en las comunidades más vulnerables. En la República Democrática del Congo, Oxfam es una de las pocas organizaciones que pueden participar en la influencia y la incidencia como impulsoras del cambio.

Nuestra visión es una RDC en la que las mujeres y los hombres tengan una mayor capacidad para hacer oír su voz en las políticas y decisiones que les afectan, se beneficien de una gobernanza responsable y accedan a recursos que les permitan mejorar su calidad de vida.

Gracias a su papel destacado como actor humanitario nacional, Oxfam proporciona asistencia humanitaria de alta calidad y en un tiempo récord a la población congoleña afectada por las crisis. En la actualidad estamos proporcionando agua potable y alimentos de emergencia a aproximadamente 700.000 personas desplazadas internas, personas refugiadas y sus comunidades de acogida.

Oxfam proporciona acceso a largo plazo al agua potable y permite a las comunidades y escuelas crear sus propios planes locales para gestionar y mantener las instalaciones hídricas y de saneamiento. Junto con otras organizaciones, también proporcionamos formación a las comunidades en materia de salud pública e higiene para ayudar a frenar la propagación de enfermedades mortales.

La justicia y la igualdad de género están integradas en todos los programas de Oxfam en la RDC. Trabajamos con comunidades de mujeres y organizaciones de derechos de la mujer para asegurarnos de que nuestros programas contribuyan al cambio de comportamiento, además de formar a las mujeres para que puedan participar en las decisiones que afectan a sus familias y comunidades.

A lo largo de los años, Oxfam ha apoyado a las comunidades para que se organicen en comités capaces de identificar y abordar las amenazas a la protección mediante mecanismos de autoprotección e incidencia. Este enfoque alienta a las autoridades locales a respetar su deber de protección de la población civil.

Oxfam está ayudando a la población agrícola local a cultivar cosechas como la mandioca, el café, las alubias y la soja, que son más resistentes a las enfermedades y aseguran un suministro regular de alimentos. También apoyamos a la ciudadanía para que se organicen en grupos de agricultores/as en los que puedan compartir el aprendizaje sobre buenas prácticas agrícolas, incluida la planificación de sus cultivos y la elaboración de presupuestos. A través de estos grupos, pueden acceder a más mercados y de mayor envergadura, donde pueden vender sus productos a un mejor precio.

Vinculado al programa de Protección, nuestro enfoque basado en la gobernanza hace hincapié en la facilitación de un diálogo positivo entre las poblaciones locales y las autoridades civiles y militares. Damos prioridad al avance social de las mujeres y apoyamos a la ciudadanía a través del conocimiento de los derechos humanos, la confianza y la capacidad de tomar medidas para reparar los abusos.

Nuestras organizaciones socias

En la actualidad, Oxfam trabaja en estrecha colaboración con un gran número de actores de la sociedad civil nacional y múltiples ministerios y departamentos gubernamentales. La labor de Oxfam está financiada por diversos donantes internacionales como la Oficina de los Estados Unidos de Asistencia para Desastres en el Extranjero (OFDA), el ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y la Dirección General de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria de la Unión Europea (ECHO). También colaboramos con agencias de las Naciones Unidas como el Programa Mundial de Alimentos (PMA), Unicef y el UNFPA.