Innovación y experiencia: cómo Oxfam proporciona agua potable en todo el mundo

Aisha is a health promoter in the community of Docoloha, Somalia.

Somalilandia padece una grave sequía desde 2016. Oxfam tiene como objetivo reforzar las capacidades de recuperación de las comunidades contra los impactos de la sequía, los brotes de enfermedades transmitidas por el agua y los riesgos de conflicto por el acceso limitado a agua segura. Fotografia: Pablo Tosco/Oxfam

A lo largo del último medio siglo, Oxfam ha ido marcando el camino en materia de abastecimiento de agua y saneamiento. Conocido por su rapidez y eficacia, nuestro equipo de ingeniería de salud pública se encarga de abastecer de agua a millones de personas en situación de vulnerabilidad en todo el mundo, así como de proporcionarles infraestructuras de saneamiento para prevenir enfermedades, incluso en los contextos más difíciles.

Junto con nuestras organizaciones socias locales, nos comprometemos a desarrollar soluciones innovadoras, a largo plazo y rentables que se adapten a las necesidades específicas de cada comunidad y que permitan reducir los niveles de pobreza y enfermedad.

El agua potable no es solo un lujo reservado a algunas personas, sino un recurso imposible de conseguir para muchas otras. Una parte fundamental del trabajo humanitario de Oxfam consiste en proporcionar acceso a agua potable y servicios de saneamiento en aquellos lugares donde carecen de ellos. Y todo empieza con la búsqueda constante de nuevas ideas revolucionarias que funcionen en el presente, pero que también resistan el paso del tiempo.

Filtros de agua LifeSaver Cube en Mozambique

Una respuesta lo suficientemente rápida puede evitar que una emergencia se convierta en una crisis. Un mes después de que el ciclón Idai devastase África meridional, tanto Oxfam como sus organizaciones socias locales en Mozambique seguían encontrando a miles de personas aisladas, sin acceso a ningún tipo de ayuda o rescate. La mayoría de las fuentes de agua estaban contaminadas, y casi todas las letrinas habían quedado destrozadas.

LifeSaver Cubes in Mozambique

Ante los brotes de cólera en otras partes del país, sabíamos que debíamos actuar rápidamente para proporcionar agua potable a la comunidad. Debido a las dificultades que presentaba el terreno, era imposible llevar agua con un camión cisterna directamente a la comunidad.

Fue entonces cuando se nos ocurrió emplear el filtro de agua LifeSaver Cube. Este surtidor de agua manual puede convertir el agua más sucia en potable a través de una bomba manual que tiene incorporada. Además, es muy ligero, lo que facilita su transporte a zonas de difícil acceso. Los equipos llevaron los LifeSaver Cubes a las comunidades en coche, canoa e incluso en la parte de atrás de sus motocicletas. (Fotografia: Misozi Tembo/Oxfam)

Filtros de agua en Indonesia

En cualquier desastre, las necesidades más urgentes que se deben cubrir son el abastecimiento de agua y el acceso a servicios de saneamiento, así como la provisión de alimentos. En septiembre de 2018, un gran terremoto, seguido por un tsunami, azotó Sulawesi Central, en Indonesia, dañando gravemente las infraestructuras y las tuberías de abastecimiento de agua. La ciudad de Palu pasó a depender de una flota de camiones cisterna que trabajaban bajo una gran presión para cubrir la demanda de agua. 

Instalación de sistemas SkyHydrant para la purificación de agua que transforman el agua subterránea en agua potable sin necesidad de electricidad ni químicos. Foto: Hariandi Hafid/Oxfam

La forma más rápida y eficaz de proporcionar agua potable es a través de sistemas de purificación del agua. El equipo de abastecimiento de agua, saneamiento e higiene (WASH) de Oxfam ha distribuido sistemas de tratamiento de agua, conocidos como SkyHydrant, que transforman el agua subterránea en agua potable sin necesidad de electricidad ni de productos químicos. Con este sistema se pueden producir 1.200 litros de agua potable cada hora desde un pozo, suficiente para el consumo diario de cerca de 500 personas (Fotografía: Hariandi Hafid/Oxfam)

Plantas desalinizadoras en Somalia y Yemen

Al igual que en el resto del Cuerno de África, el cambio climático, está aumentando la frecuencia y la severidad de las sequías en Somalia. La población, en su mayor parte pastores y nómadas, ha perdido su ganado, y por lo tanto sus medios de vida. 

Desalination unit in Somalia

Oxfam busca reforzar la capacidad de recuperación de las comunidades frente a los impactos derivados de un acceso limitado al agua potable. Esto incluye la provisión de soluciones innovadoras y sostenibles, como la instalación de sistemas de desalinización de agua alimentados con energía solar.

Las aguas salobres (con alta contenido salino) constituyen un problema cada vez más común. En algunas comunidades, existen fuentes subterráneas que contienen agua salada y arenosa. Esta planta permite filtrar esta agua contaminada y convertirla en agua fresca y potable para el consumo tanto de la comunidad local como de las personas que huyen de la sequía. (Fotografia: Petterik Wiggers/Oxfam)

Desalination unit in Yemen

Khor Omeira es una región árida situada en la provincia de Lahj, a unas dos horas de Adén, en la costa oeste de Yemen. Muchos de sus habitantes viven de la pesca, y la falta de servicios básicos es generalizada. La población tiene dificultades para cubrir sus necesidades básicas de agua. Habitualmente la obtienen directamente del mar o de pozos profundos de los que sacan agua salada. La mayoría de las familias no se puede permitir comprar agua, sobre todo después de que su precio se duplicara debido al conflicto. 

En los asentamientos de Ras Al Ara y Al Mudaraba, Oxfam ha construido una planta desalinizadora alimentada con energía solar y eólica. Gracias a este proyecto innovador, las familias disponen de agua potable que pueden utilizar para beber y cocinar a un precio un 50% más bajo que en el mercado. (Fotografia: Pablo Tosco/Oxfam)

El mayor sistema de canalización de agua de Oxfam en RDC

Fizi, un territorio situado en la región de Kivu del Sur en la República Democrática del Congo (RDC), es una de las zonas más inaccesibles del país. A medida que la población ha ido creciendo, también ha aumentado la demanda de agua, lo que ha sometido a una mayor presión a las limitadas infraestructuras hídricas de la zona. Además, los conflictos armados en la zona han provocado daños en la mayoría de los recursos hídricos y pozos. Las familias se han visto obligadas a consumir agua insalubre procedente de fuentes de agua estancada, con el riesgo de contraer peligrosas enfermedades transmitidas por el agua, como el cólera.

Oxfam's longest ever pipeline in DRC

Oxfam ha iniciado la construcción de un sistema de suministro de agua por gravedad de más de 100 km de longitud, que se abastece de un río de la cordillera de Mitumba. Hasta donde sabemos, este sistema de canalización es uno de los más grandes instalados por una ONG. Una vez instalado, el sistema servirá para proporcionar agua potable a más de 80.000 personas de las principales localidades de la zona. (Fotografia: Alexis Huguet/Oxfam)

Plantas solares de tratamiento de agua en Sudán del Sur 

En Sudán del Sur, una de cada dos personas no tiene acceso a agua potable. Muchas tienen que utilizar agua de río para beber y cocinar, lo que las lleva a contraer enfermedades transmitidas por el agua, como la fiebre tifoidea y el cólera. Oxfam ha construido una nueva planta de tratamiento de agua alimentada con energía solar en la zona de Gumbo, en Yuba. 

A solar water treatment plant in South Sudan

En esta planta se producen al menos 300 m3 de agua potable al día, lo que permite abastecer a unas 15.000 personas. Además, se ha diseñado de tal modo que sea fácil de manejar y que requiera de muy pocos servicios de mantenimiento y piezas de repuesto. Por otro lado, no necesita combustible, el cual es caro y escaso en Sudán del Sur. Además, se ha desarrollado una completa red de distribución, incluidos tres puestos de agua y una estación de servicio para camiones cisterna. Oxfam está formando a algunos miembros de la comunidad para que puedan gestionar y mantener el suministro de agua. (Fotografía: David Lomuria/Oxfam)

Sistemas de suministro de agua por gravedad en Nepal

En Nepal, el terremoto de 2015 dañó muchas fuentes de agua en zonas rurales montañosas, como en el distrito de Dhading. Este terremoto provocó el desplazamiento del agua subterránea, lo que hizo que las fuentes de abastecimiento de agua existentes en las comunidades se secasen por completo. Algunas personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares debido a la falta de acceso al agua.

Gravity water supply system in Nepal

Para restaurar y facilitar aún más el acceso de la comunidad al agua, Oxfam ha construido un sistema de suministro de agua por gravedad que proporciona agua a 266 hogares (1.500 personas) y tres escuelas. Este sistema permite conectar el suministro a las casas. De esta forma, las mujeres ya no se ven obligadas a desplazarse para recoger agua, como ocurría antes de que se produjese el terremoto.  (Fotografia: Aurélie Marrier d'Unienville/Oxfam)

Agua para todo el mundo para acabar con la pobreza

Queremos un mundo en el que todas las personas tengan acceso a agua limpia y potable y a servicios de saneamiento adecuados. Un mundo en el que ninguna enfermedad transmitida por el agua amenace la vida de nadie.

Las ideas pioneras tienen el poder de mejorar innumerables vidas. Con tu ayuda, seguiremos innovando para lograr un mundo justo, libre de pobreza.