Crisis en Gaza

Hostilities between Israeli forces and armed groups have resulted in extensive damage to residential and commercial buildings, schools and infrastructure in Gaza. Photo: Fady Hanona

Los combates entre las fuerzas israelíes y los grupos armados en Gaza han dejado numerosas víctimas e importantes daños en edificios comerciales y residenciales, así como en escuelas y otras infraestructuras como carreteras, la red eléctrica y el sistema de suministro de agua. Fotografía: Fady Hanona

31.503596098738, 34.466844292293

La reciente escalada de violencia en el Territorio Palestino Ocupado e Israel ha generado una nueva espiral de destrucción y sufrimiento humano para la población de Gaza. Además de numerosas víctimas mortales entre la población civil (en su mayoría, mujeres y niños), miles de personas, cuyos hogares y negocios han quedado reducidos a escombros, lo han perdido todo. Ahora necesitan desesperadamente agua, refugio y comida, así como cualquier otra ayuda que se les pueda brindar para reconstruir sus vidas.

El recrudecimiento del conflicto en las últimas semanas en Gaza, el Territorio Palestino Ocupado e Israel se ha saldado con la muerte de 219 civiles, en su mayoría palestinos, incluidos 60 niños y niñas. Ya antes de esta reciente escalada, más del 80% de la población palestina en Gaza precisaba de ayuda humanitaria. A pesar del reciente alto el fuego, el nivel de sufrimiento es inmenso.

La gente tiene dificultades para obtener dinero en efectivo con el que cubrir sus necesidades básicas o comprar alimentos, agua y medicinas. Miles de personas han perdido sus hogares y se ven obligadas a buscar cobijo en refugios temporales. Preocupa especialmente el cierre de la única planta eléctrica de Gaza debido a la falta de combustible. Los cientos de ataques aéreos israelíes han destruido infraestructuras básicas de suministro de agua y saneamiento, así como otros servicios públicos, lo que hace temer que Gaza se quede sin electricidad y agua potable.

La respuesta de Oxfam

Oxfam trabaja en Gaza para proporcionar ayuda humanitaria mediante el suministro de agua apta para el consumo, alimentos y otros artículos básicos como jabón para que la gente pueda hacer frente a las consecuencias más inmediatas de esta crisis. También nos estamos preparando para reparar los sistemas de suministro de agua y gestión de aguas residuales que han quedado destruidos tras los recientes bombardeos.

Antes de esta nueva escalada de violencia, ya estábamos dando respuesta al bloqueo israelí que dura ya 14 años y que, de acuerdo con las Naciones Unidas, hace que Gaza sea un lugar "inhabitable". Debemos actuar inmediatamente para proporcionar ayuda a las personas que ya han pagado un precio demasiado elevado por esta violencia innecesaria y desproporcionada. Tu apoyo es vital.